Así se lo planteó Sergio Micco al Ministro del Interior. Informe de Víctor Pérez ratificó que hubo masivo ataque a los derechos humanos durante la revuelta social.

Santiago. 02/10/2020. Un informe presentado por el ministro del Interior y Seguridad Pública, Víctor Pérez, a la Comisión de Derechos Humanos del Senado, ratificó la masiva violación a los derechos humanos que ocurrió durante la revuelta social del año pasado, aunque Pérez dijo que para establecer aquello, es necesario esperar el dictamen del Poder Judicial en cada caso.

En la línea seguida por el gobierno de omitir o relativizar la amplia violación a los derechos humanos en el país, el titular de Interior expresó que “la verdad en un Estado de derecho lo fijan los tribunales de la República. Es la verdad del Estado de derecho y eso en cualquier democracia lo fijan los Tribunales de Justicia. Yo no puedo imponer, el del frente tampoco, eso lo hacen los tribunales de justicia”.

Frente a eso, el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco, después de entrevistarse con Víctor Pérez, enfatizó que “hemos hablado con el ministro del Interior a propósito de las declaraciones que hizo y hemos venido a señalarle la opinión del instituto que han habido graves violaciones a los derechos humanos”. Recalcó que “estas graves violaciones a los derechos humanos no se han producido a través de hechos aislados o simples abusos de poder”.

En esa línea, y ante el criterio del ministro del Interior que solo si lo determinan instancias judiciales se puede hablar de violaciones a los DDHH, el director del INDH manifestó que “lo que hemos hablado es que no se debe confundir responsabilidad penal con violaciones a los derechos humanos. Perfectamente puede ocurrir que se hayan violado los derechos humanos, pero al final no sea posible determinar qué persona o agente del Estado los violentó, pero eso no significa que no se hayan violado”.

Esto se da precisamente después que Pérez entregó un informe a la Comisión de Derechos Humanos del Senado, donde es imposible evitar establecer la violencia desde el Estado que se ejerció contra ciudadanos durante las manifestaciones del año pasado, iniciadas el 18 de octubre.

Quedó establecido que 3 mil 443 personas resultaron lesionadas por agentes del Estado, aunque el Ministerio de Salud dio cuenta de 11.180 heridos. Asimismo que hubo 347 personas con daños oculares, cinco de ellas con pérdida total de la visión. También que hubo siete fallecidos a manos de agentes del Estado, lo que está siendo investigado por el Ministerio Público.

En el informe presentado por Víctor Pérez, se da cuenta de 2.904 eventos graves que incluyen saqueos y enfrentamientos con Carabineros, dejando un total de 25.558 personas detenidas. El 85% de estos hechos ocurrieron entre octubre y noviembre de 2019.

Según el titular de Interior, 4 mil 817 carabineros resultaron lesionados, 82 de ellos por quemaduras, 126 por arma de fuego y 33 por traumas oculares. Hubo 544 cuarteles fueron atacados y 1.198 vehículos policiales resultaron dañados o destruidos.

El ministro Pérez también informó que el gobierno presentó 1.744 querellas, 60,3% de ellas bajo la Ley de Seguridad Interior del Estado. 3.044 de estas acciones corresponden a individuos identificados, 1.444 en la Región Metropolitana y 1.600 en el resto del país.

De acuerdo al Ministerio del Interior y Seguridad Pública, Tribunales de Justicia decretaron 162 arrestos domiciliarios, 228 prisiones preventivas y 189 arraigo nacional. Se reportó que el Ministerio Público y el INDH presentaron 1.230 querellas contra funcionarios de Carabineros (en el caso del Ministerio Público), 63 de los cuales ya fueron formalizados en 29 causas, de acuerdo al relato del jefe de gabinete. De esos formalizados, 12 están en prisión preventiva, 18 con arresto domiciliario total y 33 con arraigo nacional o prohibición de acercarse a la víctima. El INDH interpuso 2.499 querellas, 2.329 dirigidas a carabineros, 126 militares, 22 detectives de la PDI y un gendarme.