El papá de la niña

Redes

La visita de “Quino” al diario Puro Chile y su conversación con José Gómez López y Eugenio Lira Massi.

Sergio Antonio Jerez. No recuerdo cómo llegó Mafalda al diario Puro Chile. Pocos la conocían, en esa época, a comienzos de los ’70 (entonces no era tan fácil ir a Buenos Aires), pero pronto ella comenzó a ganar adeptos por acá. Su personalidad cautivaba especialmente a los jóvenes. Fue un éxito total.

Recuerdo que teníamos un solo librito de ella, al que le íbamos sacando la historieta respectiva día a día para mandarla al taller, siempre en orden para que no se perdiera la secuencia que el dibujante le había dado. Así, esta niña se fue dando a conocer en un diario muy sui generis como era el que dirigían José Gómez López y Eugenio Lira Massi.
Un año y medio después de su aparición, si no me equivoco, estábamos en la oficina de Pepe Gómez -con el Paco Lira, Miro Popic, el flaco Kossack y algún otro-, cuando uno de los porteros anunció que un señor argentino quería hablar con el director. Fiel a su estilo, el Pepe no puso reparos. “¡Que pase!”, dijo, y agregó, bromeando, “debe ser otro ‘chanta’ como éste”, refiriéndose a un periodista argentino que trabajaba con nosotros, Alberto González Toro. Entró un tipo joven, ligeramente calvo, con lentes de gruesa moldura negra. Saludó con cierta timidez y se presentó: “¡Qué tal!, mi nombre es Quino”. Nos quedamos helados. Era el padre de la criatura, el creador de Mafalda. Y nosotros jamás le habíamos pedido permiso para publicarla.

Quino quería saber quiénes eran estos tipos que con tanto desparpajo habían usado a su personaje sin aviso. Gómez y Lira le contaron la historia del diario, quiénes éramos, para dónde queríamos ir. Luego, los tres se fueron a almorzar al Torres; al volver, siguieron conversando durante varias horas. Al caer la tarde, Joaquín Lavado -ese es su verdadero nombre- ya era uno más de los nuestros. Antes de marcharse, nos dio el golpe de alivio: “No se preocupen, sigan publicando a Mafalda”. Y ya en la puerta, como si fuera él quien recibía el favor, dijo: “¡Ah! Y no se preocupen por el pago”.

Deja una respuesta

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930