Difundir situaciones respecto al Apruebo, la Convención Constitucional y el plebiscito seguro, aparece como una prioridad.

El Siglo. 09/2020. En el camino hacia el plebiscito para Aprobar o Rechazar una nueva Constitución, se entró en la recta final con el inicio de la franja televisiva y la intensificación de las campañas por ambas opciones, con el hecho de la causa de que todas las encuestas apuntan a que el Apruebo ganará por encima del 60%.

Sin olvidar que el 25 de octubre, fecha del evento plebiscitario, también las y los ciudadanos deberán elegir si el órgano que redacte el nuevo texto constitucional será una Convención Constitucional o Convención Mixta, la primera integrada cien por ciento por representantes de la ciudadanía y la segunda en un 50% por legisladores y un 50% por ciudadanos. A diferencia de lo que ocurre con el Apruebo o Rechazo, si bien los sondeos indican que la Convención Constitucional tiene mayor respaldo, podría ser menor la diferencia con la Mixta y desde la derecha no se renuncia a ganar en ese plano, junto a vocerías desde ese sector confundiendo sobre el carácter de cada una de las Convenciones.

Junto a los dos factores anteriores, analistas electorales, legisladores, dirigentes políticos y representantes sociales apuntan a que un desafío es alcanzar una alta participación de los casi 15 millones de ciudadanos que pueden votar el 25 de octubre.

Se indica que estar en el borde o sobre el 60% de participación sería un logro respecto al proceso plebiscitario. No es menor que desde la derecha, medios conservadores y comentaristas que están por no cambiar la Constitución, quieran instalar que si vota menos del 50% de las personas, más aún, si la participación está por el 40% o bajo eso, el plebiscito estaría deslegitimado.

Los tres factores señalados son altamente gravitantes en el evento de octubre y tienen como eje común que el pueblo participe y que exprese el apoyo al cambio constitucional, por cierto, algo reivindicado ampliamente durante las movilizaciones sociales y ciudadanas de 2019, así como en cabildos, asambleas territoriales y otros espacios populares.

En este camino, es importante establecer que se están garantizando condiciones de protección y cuidado de la salud de las personas, teniendo en cuenta la situación de pandemia por el Covid-19. El Servicio Electoral difunde ampliamente medidas como el uso adecuado de la mascarilla, portar lápiz azul propio, horario especial para mayores de 60 años, sanitización de lugares de sufragio y presencia de facilitadores para, entre otras cosas, evitar aglomeraciones, orientar y ayudar al votante. Como lo dijo el presidente del Servel, si es factible ir a un supermercado, es más factible ir a votar con las condiciones creadas.

El difundir ampliamente estas situaciones respecto al Apruebo, la Convención Constitucional y el plebiscito seguro, aparece como una prioridad cuando ya falta menos de un mes para que el pueblo tenga la posibilidad de participar en un hecho estratégico y fundamental para el futuro del país.