51% por Convención Constitucional. Sensibilidad respecto a las medidas sanitarias.

Santiago. 09/2020. Continúan los datos que muestran que la mayoría de las y los ciudadanos están por una nueva Constitución, por el Apruebo en el plebiscito y por ir a votar el 25 de octubre próximo.

Un informe del Barómetro del Trabajo, “Chile en Tiempos de Pandemia. Plebiscito 25 de octubre ¿Revolución Participatoria?”, realizado por FIEL-MORI con colaboración de Fundación Friedrich Ebert, indicó que el 72% de chilenas y chilenos están a favor de una nueva Constitución, 67% opinó que “vale la pena el esfuerzo de ir a votar” y un 51% se mostró a favor de una Convención Constitucional (100% de ciudadanos) como órgano que redacte el nuevo texto constitucional, frente a un 27% que está por la Comisión Mixta (50% parlamentarios, 50% ciudadanos).

El sondeo también estableció que el 71% opinó que “mi voto hace diferencia”; el 64% dijo que “sé dónde tengo que votar”; el 59% marcó “votaré de todas maneras” y el 58% “altamente probable que vote”.

Marta Lagos, directora de MORI, sostuvo que “tenemos una base de declaración múltiple de distintos aspectos en que la gente dice: ‘yo estoy ahí, voy a ir a votar, esta es mi actividad’, sobre la base de que el 72% dice que Chile necesita una nueva Constitución”.

Asimismo opinó que los resultados de la encuesta constituyen “el piso de la movilización que estamos viendo hoy día a favor del Apruebo en el plebiscito”.

También explicó, sobre el “plebiscito seguro”, que “claramente dada esta información, cabría hacer una campaña que dispersara esta concentración (de votantes) para disminuir la cantidad de colas y por lo tanto también disminuir el riesgo de contagio, el 47% dice que es útil ir a votar entre las 08:00 y 09:00 horas”. Enfatizó que “en general la gente que ya decidió y vota Apruebo, va a ir a votar más temprano”.

En relación a la información desprendida del sondeo FIEL-MORI, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, señaló que se debe entender como una clara señal política toda vez que el Apruebo abrirá la puerta a la redacción de la nueva Constitución. “Los datos están reflejando que Chile va a participar y que hay una tremenda expectativa de los chilenos y chilenas de este proceso. Por lo tanto, esa expectativa no puede quedar capturada”, manifestó la dirigenta sindical.

En otros temas, Salvador Millaleo, abogado constitucionalista de la Universidad de Chile y consejero del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), resaltó que el 49% de los consultados fijó entre 400 mil y 600 mil pesos lo que debería ser el mínimo de las pensiones y un 68% opinó que el salario mínimo debe ser también entre 400 y 600 mil pesos. “Esto va a ser tremendamente importante a la hora de la discusión Constitucional  de la propuesta de Renta Básica o Ingreso Mínimo, parece estarse instalando una determinada cifra que es una Renta Básica Digna Mínima, como umbral para toda la población. Esto va a estar en la mente a la hora de entender qué compromisos podría asumir el Estado con los ciudadanos”, anotó Millaleo.

El abogado resaltó, respecto a pueblos originarios, que el 62% está “a favor de sus demandas” y un 77% asegura que la principal del pueblo mapuche es “por las tierras que antes eran de ellos”. En esa perspectiva, manifestó su sorpresa sobre la claridad que se tiene respecto de la raíz de la causa mapuche, destacando “la contundencia de la identificación de las demandas respecto de la recuperación de tierras”. El informe FIEL-MORI indicó que el 73% está por un reconocimiento especial a los pueblos originarios en la Constitución.

Contundencias e incertidumbres

Prácticamente todos los análisis, sondeos, opiniones y reportes de prensa indican que la opción de Apruebo nueva Constitución está por sobre el 70% y la de la derecha se sitúa no más allá del 30%. También, aunque con menor distancia, se prevé que la Convención Constitucional gane sobre la Convención Mixta, en promedio con un dato de dos a uno. Donde los expertos electorales de distinto signo plantean la incertidumbre, es sobre la participación de la gente en el plebiscito, no descartando que pueda estar bajo el 50%.

En ese sentido, desde fuerzas que están por el Apruebo han llamado a no confiarse en los datos que indican las encuestas y mantener el trabajo de promoción de esa opción. También se advierte que hay niveles de confusión en cuanto a las convenciones Constitucional y Mixta y que ello podría reducir el porcentaje de respaldo a la primera opción.

En ese marco, hay una insistencia en promover el “plebiscito seguro” informando a la población sobre todas las medidas sanitarias y la protección que habrá para concurrir a sufragar. También en cuanto a insistir en que la gente concurra a votar, y se pone el acento en los jóvenes y los adultos mayores. Esto tiene un efecto político, si se considera que la derecha y quienes están por el Rechazo están en la línea de deslegitimar políticamente el plebiscito si, por ejemplo, asiste a votar el 40 por ciento o menos de los electores.

Por lo tanto, las encuestas y datos que van surgiendo están en un marco de desarrollos políticos y de realidades sociales que se van presentando en torno al proceso plebiscitario, y también respecto a los debates de una futura Constitución.