Las medidas concretas para garantizar la protección de la población. Llamado a participar y colaborar en alentar el voto. 14 millones convocados a sufragar.

Patricia Ryan. Periodista. De acuerdo al Servicio Electoral (Servel), entidades sociales y políticas, están tomadas todas las medidas necesarias para que las y los ciudadanos puedan concurrir a votar el próximo domingo 25 de octubre en el plebiscito por Aprobar o Rechazar una nueva Constitución. Además, ese día la gente determinará con su voto, si el órgano encargado de redactar el nuevo texto constitucional será la Convención Constitucional (cien por ciento integrada por ciudadanos electos) o la Convención Mixta (50% integrada por ciudadanos electos y 50% por parlamentarios electos para este fin).

Las condiciones generales son bastante simples y precisas y pueden ser asimiladas por todas y todos los electores sin mayor dificultad, a lo que se agrega las gestiones que están haciendo parlamentarios para que ese día el transporte público sea gratuito y fluido.

De acuerdo al SERVEL, el horario de votación en todas las mesas electorales será de 8 de la mañana a ocho de la noche y habrá un horario exclusivo para personas de más de 60 años entre las dos y las siete de la tarde. Cada persona debe llevar un lápiz pasta azul, debe concurrir a su lugar de sufragio con mascarilla (la cual deberá bajar por no más de 3 segundos para que verifiquen la identidad) y podrá asear sus manos con alcohol gel que lleva cada quien o con el que estará dispuesto en la mesa de sufragio. A menos que se necesita acompañante, sobre todo en casos de personas con discapacidades, hay que concurrir sola o solo a votar y en los recintos habrá que mantener distancia social y se evitarán las aglomeraciones.

El Servicio Electoral contrató “facilitadores” que apoyarán toda la jornada plebiscitaria, tanto en lo sanitario como en los procedimientos electorales y funcionamiento de los recintos y mesas. Los “facilitadores” cuidarán que se mantengan filas con distancia física, el uso de mascarillas, sanitización y medidas sanitarias en las sedes electorales y que se cumplan con un ingreso ordenado para no generar aglomeraciones. Serán casi 170 mil personas disponibles en esa labor. Los vocales de mesa contarán con todo el apoyo sanitario y de protección. Se redujo la cantidad de apoderados, quienes también deberán cumplir estrictamente con las medidas de cuidado. Como siempre, hay que llevar carné de identidad, pasaporte o el carné de registro electoral.

En su momento, el presidente del Consejo Directivo del SERVEL, Patricio Santamaría, declaró que “sabemos que hay temor, pero también quiero enfatizar que ir a votar este 25 de octubre no será más peligroso que ir al supermercado, pagar la cuenta o hacer un trámite”.

Sostuvo que “lo que está en juego es demasiado importante para que nuestros ciudadanos se resten. Hacemos un llamado a la participación serena, responsable e informada”.

Santamaría informó que para el plebiscito se aumentó la cantidad de locales a 2.715, un 25,9% más que en las elecciones de 2017.

Hay detalles como que al momento de presentar el documento de identificación, nadie debe tocarlo, las papeletas se recibirán higienizadas, no habrá cortina en el mesón de emisión del voto, si alguien no lleva lápiz se le entregará uno higienizado, hay que firmar el libro de actas. Se pueden excluir de ser vocales de mesa los mayores de 60 años. Todos les centros de votación serán sanitizados. No podrá haber más de diez personas en el lugar de mesas de votación.

Habrá personal para atender situaciones de personas supuestamente contagiadas con Covid-19 o que presenten cuadros como fiebre. También en lo lugares de sufragio habrá kits sanitarios.

En el país hay 14 millones 796 mil 197 persona con derecho a voto y en todo el territorio se habilitaron 44 mil 513 mesas en los 2 mil 715 locales de sufragio.