Misiones en medio de la pandemia mundial. Contingente constituido el 19/09/2005 por Fidel Castro, en respuesta a daños del huracán Katrina en Nueva Orleans.

La Habana. Granma. 20/09/2020. El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias “Henry Reeve” cumple hoy su 15 Aniversario, en medio de  una pandemia mundial, un contexto  en el que ha significado un gran apoyo para el combate contra la COVID-19 en países de todos los continentes.

El Contingente fue constituido el 19 de septiembre de 2005 por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en respuesta a los daños causados por el huracán Katrina a la localidad de Nueva Orleans en Estados Unidos, que dejó alrededor de mil 336 fallecidos y pérdidas valoradas en 75 mil millones de dólares.

Se le denominó “Henry Reeve” en homenaje al joven estadounidense, natural de Brooklyn, Nueva York, que se unió como soldado de línea a un destacamento de patriotas cubanos para incorporarse a la guerra de independencia contra el dominio colonial de España. En la historia de Cuba su ejemplo ha sido un paradigma de ayuda solidaria internacional.

Su  misión es brindar ayuda humanitaria-médico-sanitaria a las poblaciones  víctimas de desastres naturales y epidemias en otros países, y ayudar a su recuperación. Sus miembros se movilizan de forma inmediata entre 24 y 48 horas, según el tipo de evento sanitario adverso. La mayoría de sus integrantes tiene experiencia en misiones sanitarias internacionales y la participación es totalmente voluntaria.

El Contingente predica como principios fundamentales de su accionar: la solidaridad, el humanismo, la defensa y el ejercicio del derecho humano a la salud así como la promoción al derecho humano a la paz.

La primera emergencia a que se enfrentó el Contingente, pocos días después de su creación, fue en Guatemala, para asistir a la población afectada por las inundaciones ocurridas en octubre de 2005. Un total de 688 profesionales de la salud asistieron a más de 477 mil personas y salvaron la vida de más de mil 300.

Se destaca además la labor del Contingente tras el impacto del terremoto de octubre de 2005 en Pakistán, que ocasionó la pérdida de 70 mil vidas humanas, 100 mil heridos y 3 millones de personas sin hogar. En un periodo de casi ocho meses, los más de 2 mil profesionales de salud cubanos atendieron a más de un millón 700 mil pacientes. Se realizaron más de 14 mil operaciones de cirugía, más de 166 mil sobrevivientes recibieron tratamiento especializado de rehabilitación y salvó la vida a más de 2 mil.

Cuba, con el respaldo de este Contingente, fue de los primeros países del mundo en dar respuesta al llamado de la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Naciones Unidas para enfrentar la epidemia de Ébola en África en octubre de 2014. En menos de dos semanas más de 5 mil médicos y enfermeros cubanos se ofrecieron de manera voluntaria para combatir la epidemia; de ellos se seleccionaron y adiestraron más de 500 profesionales de la salud; y finalmente, participaron 256.

Así mismo, en el año 2010,   los médicos cubanos se enfrentaron a la epidemia de cólera en Haití, en donde se brindaron  servicios de salud a más de 400 mil personas y se salvaron la vida de aproximadamente 76 mil. El Contingente estuvo presente en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry en salas de tratamiento contra el Ébola, en las que se atendieron a más de 2 mil pacientes. Fue la única misión médica que brindó asistencia sanitaria directa a pacientes con Ébola. Durante este período, fallecieron dos integrantes del Contingente “Henry Reeve” por malaria y se enfermó un profesional de la salud de Ébola, el cual se recuperó satisfactoriamente.

Por ésta destacada participación que conmovió al mundo entero, el 26 de mayo de 2017, el Contingente recibió el premio Dr. LEE Jong-wook de la Organización Mundial de la Salud en la ceremonia de su 70ª Asamblea. En esta ocasión, el presentador del premio, IHN Yohan, quien preside la Fundación Coreana por Servicios de Salud Internacional expresó “el Contingente Henry Reeve ha diseminado un mensaje de esperanza a todo el mundo”.

Ante la calificación de la COVID-19 como pandemia, mayor peligro sanitario al que se ha enfrentado el mundo en el siglo XXI, el Contingente “Henry Reeve” se preparó para asistir a los pueblos que lo solicitaran. En el lapso de cinco meses, su presencia ha llegado a 3Estados. Ha atendido a más de 550 mil 900 personas y salvado de 12 mil 488 vidas. Han participado más de 3 mil 800 profesionales cubanos de la salud, de los cualesel 61,2 % son mujeres. De las 52 brigadas constituidas para el enfrentamiento de la pandemia, 43 se mantienen prestando servicios de salud en 33 naciones.

Para muchos países del mundo, el primer contacto con Cuba ha sido a través de nuestros profesionales de la salud, y de los países asistidos durante la pandemia, algunos recibían colaboración médica por primera vez, como es el caso de los países europeos, las islas de ultramar y países africanos.

Al recibir la primera brigada del Contingente que regresó a la Patria, luego de enfrentar esta pandemia en Lombardía, Italia, el presidente Miguel Diaz Canel Bermúdez expresó: Ustedes representan la victoria de la vida sobre la muerte, de la solidaridad sobre el egoísmo, del ideal socialista sobre el mito del mercado. Con su noble gesto y su brava disposición a desafiar la muerte para salvar vidas, ustedes han mostrado al mundo una verdad que los enemigos de Cuba han pretendido silenciar o tergiversar: ¡la fortaleza de la medicina cubana!

Misión

Brindar ayuda humanitaria-médico-sanitaria a las poblaciones de países víctimas de desastres naturales y epidemias, y ayudar a su recuperación.

Principios en los que se sustenta su labor

La defensa y el ejercicio del derecho humano a la salud que implica el acceso y la cobertura universal de salud, gratuitos y sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social, de las personas y comunidades a servicios integrales adecuados, oportunos y determinados de acuerdo con sus necesidades.

La promoción al derecho humano a la paz defiende el pleno disfrute de los derechos derivados de la dignidad inherente de todos los seres humanos, que incluye el derecho a la vida. Fomenta el diálogo y la cooperación internacional con el objetivo de mejorar los indicadores de salud de la población afectada, sobre la base del respeto y las necesidades de los países que piden la ayuda; y responde ante situaciones de emergencia, desastres o epidemias, las cuales pueden significar a futuro un obstáculo a la paz; así como reconoce el pleno desarrollo de una cultura de paz.

El humanismo que ratifica la dignidad del ser humano, sobre la base de la igualdad y la justicia social y contribuye al desarrollo de los pueblos, en particular, al brindar salud para todos.

La solidaridad que une a hombres y pueblos de modo que el bienestar de los unos determina el de los otros. Fundamenta la ayuda mutua y la colaboración entre los pueblos y las naciones, independientemente de las diferencias existentes entre sus sistemas políticos, económicos y sociales o sus niveles de desarrollo; al tiempo que se practica la tolerancia, el respeto a sus tradiciones y cultura y el fomento de la paz.

Creación

El Contingente fue constituido el 19 de septiembre de 2005, en respuesta a los daños causados por el huracán Katrina a la localidad de Nueva Orleans en Estados Unidos, que dejó alrededor de mil 336 fallecidos y pérdidas valoradas en 75 mil millones de dólares. Se le denominó “Henry Reeve” en homenaje al joven estadounidense, natural de Brooklyn, Nueva York, que se unió como soldado de línea a un destacamento de patriotas cubanos que desembarcó el 4 de mayo de 1869 por las costas orientales de Cuba, para incorporarse a la guerra de independencia, que se había iniciado en octubre de 1868, contra el dominio colonial de España. En la historiografía de Cuba su ejemplo ha sido un paradigma de ayuda solidaria internacional.

Membresía

Sus miembros se movilizan de forma inmediata entre 24 y 48 horas, según el tipo de evento sanitario adverso. La mayoría de sus integrantes tiene experiencia en misiones sanitarias internacionales. La participación es voluntaria.

Principales resultados

Hasta el 10 de agosto de 2020, el Contingente ha asistido a 46 naciones y cinco territorios no autónomos. En América Latina y el Caribe, ha estado presente en 22 Estados: Antigua y Barbuda, Barbados, Belice (2 veces), Bolivia, Chile (2 veces), Dominica (2 veces), Ecuador, El Salvador, Guatemala, Granada, Haití (4 veces), Honduras, Jamaica, México (3 veces), Nicaragua, Perú (2 veces), Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela. En Asia y Oceanía en cinco países: China, Islas Fiyi, Indonesia, Nepal y Pakistán. En África Subsahariana en 13 naciones: Angola, Cabo Verde, Guinea Bissau, Guinea Conakry (2 veces), Guinea Ecuatorial, Kenia, Liberia, Mozambique, Sierra Leona (2 veces), Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Sudáfrica y Togo. En África Norte y Medio Oriente ha asistido a tres países: Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Kuwait. En Europa en tres Estados: Andorra, Azerbaiyán e Italia. Los territorios británicos no autónomos asistidos han sido: Anguila, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes, Montserrat y Martinica, departamento de ultramar de Francia.

En estas misiones han participado más de 9 mil profesionales cubanos de la salud. Se ha brindado atención médica aproximadamente a 4 millones de personas. Se ha salvado la vida a más de 89 mil personas.

El 26 de mayo de 2017, el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias “Henry Reeve” recibió el premio Dr. LEE Jong-wook de la Organización Mundial de la Salud en la ceremonia de la 70ª Asamblea Mundial de la Salud. El premio fue en reconocimiento a su labor de medicina asistencial en emergencias. En esta ocasión, el presentador del premio, IHN Yohan, quien preside la Fundación Coreana por Servicios de Salud Internacional expresó “el Contingente Henry Reeve ha diseminado un mensaje de esperanza a todo el mundo”.

El 13 de agosto de 2020, el Congreso Nacional de Honduras aprobó otorgar la alta condecoración “Cruz de Comendador” al Contingente “Henry Reeve” por su destacado aporte en beneficio de la salud del pueblo hondureño y los resultados alcanzados en ese país en la lucha contra la COVID-19.

Participación en el enfrentamiento a la Covid-19

Ante la calificación de la Covid-19 como pandemia, mayor peligro sanitario al que se ha enfrentado el mundo en el siglo XXI, el Contingente “Henry Reeve” se preparó para asistir a los pueblos que lo solicitaran. En el lapso de cinco meses, su presencia ha llegado a 38 Estados. Ha atendido a de 355 mil 785 personas y salvado de 9 mil 736 vidas. Han participado más de 3 mil 700 profesionales cubanos de la salud, de los cuales el 61,2 % son mujeres.

De las 45 brigadas constituidas para el enfrentamiento de la pandemia, 38 se mantienen prestando servicios de salud en 33 naciones (Angola, Azerbaiyán, Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Cabo Verde, Dominica, Emiratos Árabes, Granada, Guinea Conakry, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Haití, Honduras, Jamaica, Kenia, Kuwait, México, Perú, Qatar, Santa Lucía, Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Sudáfrica, San Cristóbal y Nieves, Surinam, Trinidad y Tobago, Togo y Venezuela) y cinco territorios no autónomos (Anguila, Islas Vírgenes, Islas Turcas y Caicos, Martinica y Montserrat).

El Contingente “Henry Reeve” ha estado presente en la mayoría de las regiones del mundo. En América Central, en 3 Estados (Nicaragua, Honduras y México). En este último con cuatro brigadas médicas especializadas. En general, las seis misiones médicas han atendido más de 80 mil personas. En el Caribe, han asistido a 12 países (Antigua y Barbuda, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Jamaica, Granada, Haití, Belice, Dominica, San Cristóbal y Nieves, Barbados, y Trinidad y Tobago) y brindado servicios de salud alrededor de 33 mil personas. En América del Sur han contribuido con su labor en el enfrentamiento a la pandemia, en Perú con cuatro brigadas y en Venezuela; lo cual ha permitido atender aproximadamente 19 mil personas.

En Europa, cuatro brigadas médicas se sumaron a los esfuerzos nacionales de Italia (2 brigadas en Lombardía y Piamonte, respectivamente), Andorra y Azerbaiyán, las cuales ofrecieron sus servicios a más de 16 mil personas. Además, el Contingente ha estado presente en los territorios británicos no autónomos (Anguila, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes, Montserrat) y Martinica, departamento de ultramar de Francia, donde han sido asistidos más de mil personas.

En África, 10 brigadas médicas han atendido a más de 38 mil personas en Angola, Togo, Cabo Verde, Sudáfrica, Guinea Conakry, Guinea Bissau, Santo Tomé y Príncipe, Guinea Ecuatorial, Sierra Leona y Kenia.

En Medio Oriente, las cuatro brigadas médicas han prestado servicios en Qatar (dos misiones médicas), Emiratos Árabes Unidos y Kuwait han atendido a más de 138 mil pacientes.

Enfrentamiento al ébola en África

Como resultado de la cooperación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en menos de dos semanas más de 5 mil médicos y enfermeros cubanos, miembros del Contingente “Henry Reeve”, se ofrecieron de manera voluntaria para combatir la epidemia; de ellos se seleccionaron y adiestraron más de 500 profesionales de la salud; y finalmente, participaron 256.

Como en el 2010, cuando los médicos cubanos se enfrentaron a la epidemia de cólera en Haití, que permitió brindar servicios de salud a más de 400 mil personas y salvar la vida de aproximadamente 76 mil, el Contingente estuvo presente en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry en 2014 en salas de tratamiento contra el Ébola, en las que se atendieron a más de 2 mil pacientes. Fue la única misión médica que brindó asistencia sanitaria directa a pacientes con Ébola. Durante este período, fallecieron dos integrantes del Contingente “Henry Reeve” por malaria y se enfermó un profesional de la salud de Ébola.

Experiencia en el enfrentamiento a situaciones de desastres naturales

La primera emergencia a que se enfrentó el Contingente, pocos días después de su creación, fue en Guatemala, para asistir a la población afectada por las inundaciones ocurridas en octubre de 2005. Un total de 688 profesionales de la salud asistieron a más de 477 mil personas y salvaron la vida a más de mil 300.

Desde su constitución, el Contingente ha desarrollado 20 misiones médicas especializadas en el enfrentamiento a desastres naturales; de ellas ocho ante la ocurrencia de inundaciones en Guatemala (2005), Bolivia (2006), Belice (2007), México (2007), El Salvador (2009), Chile (2015), Perú (2017), Sierra Leona (2017); siete en terremotos en Pakistán (2005), Indonesia (2006), Perú (2007), China (2008), Chile (2010), Nepal (2015), Ecuador (2016), y cinco en huracanes en Haití (2016), Islas Fiyi (2016), Dominica (2017), México (2017) y Mozambique (2019). Su accionar posibilitó, con la participación de más de 4 mil profesionales de la salud, atender a más de 3 millones de personas.

Se destaca la labor del Contingente tras el impacto del terremoto de octubre de 2005 en Pakistán, que ocasionó la pérdida de 70 mil vidas humanas, 100 mil heridos y 3 millones de personas sin hogar. En un periodo de casi ocho meses, los más de 2 mil profesionales de salud cubanos atendieron a más de un millón 700 mil pacientes. Se realizaron más de 14 mil operaciones de cirugía, más de 166 mil sobrevivientes recibieron tratamiento especializado de rehabilitación y salvó la vida a más de 2 mil.

Conclusiones

Durante estos 15 años, el Contingente “Henry Reeve” ha formado parte de los esfuerzos internacionales por incrementar la cooperación en materia de salud entre las naciones. En este periodo, se han agrupado en 71 brigadas médicas destinadas 46 al enfrentamiento a la COVID-19, tres ante la epidemia del Ébola, dos para combatir la epidemia del cólera y 20 ante la ocurrencia de desastres naturales; de ellas ocho especializadas en inundaciones, siete en terremotos y cinco en huracanes.

El Contingente se ha mantenido activo en su labor. Ha desarrollado de 1 a 4 misiones por año. Se destaca en estos últimos cinco meses su accionar eficaz en el enfrentamiento a la pandemia COVID-19.