El peligro de aumento de contagios, perder la trazabilidad, volver atrás y entrar en “segunda ola”. Los costos de salir a un asado, a comer empanadas y tomarse un vino.

Joaquín González. Periodista. 14/09/2020. ¿Una empanada, un vino, un pie de cueca, sin importar contagiarse? ¿Violar o relativizar las reglas porque hay que celebrar el 18? ¿Son seguras las medidas anunciadas por el gobierno? ¿Hay que aprovechar esos dos, tres, cuatro invitados en el patio y las casas? La gente está complicada con estas Fiestas Patrias. Salvo los que tienen decidido ir por un vaso de “terremoto”, echarse varias copas de vino y unas cuantas empanadas, hacer un asado e inclusive no respetar la norma de gente que puede reunirse, contando a quienes viven en una vivienda y sumando a los que llegan de visita.

Especialistas, científicos, médicos, ex autoridades de Salud, legisladores, académicos, apuntaron en estos días a que habrá una gran movilidad de personas en todas las regiones y en todas las comunas independiente de la fase en que están, a que se afectará la trazabilidad, aumentará la velocidad de contagios y se habrá más pacientes víctimas del Covid-19.

A eso se suma el reiterado cuestionamiento a que el gobierno y la autoridad sanitaria no fueron del todo claros en las medidas a tomar en estas Fiestas Patria, se generó confusión respecto a las normas de movilidad y de permanencia en espacios cerrados (sobre todo casas) y abiertos y en definitiva hay una percepción de flexibilidad acompañada de confusión de parte de la población.

Las cosas no se ven fáciles si se considera que, en vísperas “del dieciocho”, el ministro de salud, Enrique Paris, puso el énfasis en las dificultades que pueden aparecer, hablando de la “segunda ola” de contagios y abriendo el tema de que “en el caso que sea necesario, el subsecretario de Redes Asistenciales ha prometido que en cinco días va a tener nuevamente reconvertidas las camas para transformarlas en unidades de cuidados intensivos”, como un auguro de lo que puede venir después de las empanadas y el vino tinto.

En la última semana hubo varios días con más de dos mil nuevo casos al día, un problema. Varias comunas en transición o preparación, presentan subida en los índices de contagio y otras pueden retroceder en su fase porque las cifras no son buenas. Hay a lo menos cuatro regiones en situación muy dramática. Se presenta una elevación en ocupación de camas para ventilación mecánica. Hubo en estos días una ratificación de que Chile vive una endemia, es decir, la instalación del Covid-19 en todo el territorio.

“Estoy preocupado, estamos preocupados, el equipo de Salud está preocupado” apuntó Enrique Paris quien enfatizó que “hay preocupación: en dos días hemos tenido un aumento sobre los dos mil casos diarios. Estamos muy preocupados por esta cifra, que revela una endemia, a nuestro entender, elevada”.

En este marco, habría muchos que quieren salir y desplazarse para celebrar “el dieciocho”, juntarse con amigos y familiares, ir a comprar empanadas, carne, vino, pan, más allá de las compras habituales, es decir, copar supermercados, tiendas y negocios. Frente las advertencias desde distintos sectores, el titular de Salud manifestó: “Tenemos que estar con los brazos arriba, no podemos bajar los brazos, porque la segunda ola puede venir, y en ese sentido coincido con los gremios, coincido con otros especialistas”.

El ex ministro de Salud, Emilio Santelices, mirando hacia el 17, 18 y 19 de septiembre dijo que en el Portal Web EMOL que “veo que puede ser extraordinariamente delicado, puede ser el asado más caro de nuestras vida”.

En su momento, desde el gobierno se explicó que en estas Fiestas Patrias la población en comunas en cuarentena no podrá acceder a los permisos, y no se podrán desplazar. En comunas en transición podrán solicitar el permiso solo en uno de los tres días festivos, el cual dura seis horas. Eso no posibilita el traslado a comunas en cuarentena. En el caso comunas en fases 3, 4 y 5, de “preparación”, no se necesitan permisos, excepto para entrar una sola vez a una comuna en transición.

En un documento sobre la situación de pandemia, las universidades de Chile, de Santiago, de Valparaíso, de Concepción y de la Frontera, plantearon que el plan del gobierno para las Fiestas Patrias tuvo sucesivas ambigüedades y generaron desconfianza en la población. Para algunos científicos y expertos, se generaron expectativas de mejoría en cuanto a la pandemia y de relajamiento. El doctor Tomás Regueira, presidente de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, quien dijo que el plan “Fondéate en tu casa” es “salirse de libreto” de las medidas adoptadas para bajar contagios y proteger a las personas, y hablando de las decisiones del gobierno por estas fiestas, planteó que “nos permitimos dar como tres pasos adelante sin necesidad, y el riesgo que vemos como intensivistas es que podamos recaer”. Varios alcaldes de comunas de diferentes regiones cuestionaron el “fondéate en tu casa”, indicaron que no hay condiciones de control de la movilidad y llamaron a celebrar en los propios hogares.