Así lo señaló Guillermo Teillier. Recalcó que “no hay avance real” en materias electorales. La situación obliga a “ponerse de acuerdo en lo que nos une y dejar de lado lo que nos diferencia”.

Equipo ES. 13/09/2020. “No está fácil el acercamiento entre las fuerzas opositoras” y de hecho “no hay ningún avance real entre los partidos de la oposición en materias electorales o de elección de convencionales (integrantes de la Convención Constitucional)”. Así lo advirtió el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, al participar en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo.

Recalcó que en el arco opositor “están primando los intereses de los partidos, de los conglomerados y no la idea de avanzar hacia la unidad. Nos estamos acercando a las fechas de plazos y no hay acuerdos”. Apuntó que eso es fundamental para enfrentar las elecciones de alcaldes, de gobernadores y de quienes podrían integrar la Convención Constitucional que deberá redactar la nueva Carta Magna si gana el Apruebo en el plebiscito del 25 de octubre próximo.

En tono crítico, Teillier sostuvo que “se actúa con criterios de antes del estallido social, de antes de la pandemia, y no se considera lo que vino después, las exigencias del pueblo, los cambios que hubo en la situación del país”.

“No se entiende ni se escucha lo que está pidiendo el pueblo, que se avance en una convergencia para que pueda haber una nueva Constitución y para enfrentar unidos la elección de los integrantes de la Convención Constitucional…Es un problema de responsabilidad política ante lo que está pidiendo el pueblo”, manifestó el presidente del PC.

Anotó que el Partido Comunista está en disposición de llegar a acuerdos, pero sin que haya imposiciones. Recordó que el PC, por ejemplo, ya propuso primarias totales y de toda la oposición, de buscar los temas programáticos y de contenidos constitucionales que unen a la oposición, dejando de lado las materias donde no hay acuerdo. “Pero es dificultoso todo”, recalcó Teillier.

El timonel comunista expresó que son posibles acciones unitarias con acuerdos mínimos, con acuerdos programáticos y contenidos de la nueva Carta Magna. Y advirtió que “no se puede dejar para última hora las coordinaciones de la oposición. Tenemos que avanzar más rápido en nuestros objetivos. Necesitamos ponernos de acuerdo hoy, por la seria situación que vive el país y el pueblo”. Insistió en que la oposición debe avanzar “hasta donde podamos dejar nuestras diferencias, buscar los denominadores comunes como decía Volodia Teitelboim, ver las materias en que podemos estar de acuerdo. Pero es difícil si hay conglomerados que quieren imponer sus posiciones” a los otros.

Reconoció que “la oposición no es un ente monolítico y eso obliga a ponerse de acuerdo en lo que nos une y dejar de lado lo que nos diferencia”.

Guillermo Teillier, en este contexto de desafíos de la oposición, manifestó que “hay que trabajar con el movimiento social, sobre todo con las organizaciones sindicales, y en eso juega un papel importante la CUT (Central Unitaria de Trabajadores), donde hay pluripartidismo pero se unen para defender los derechos de los trabajadores. Es la fuerza más grande que hay en el país y puede ayudar a la unidad, a lograr reunir a los partidos políticos en un momento que es crucial”.

Planteó a tesis de que la multisindical pueda convertirse en un espacio para dar la oportunidad de la convergencia opositora para allanar acuerdos de contenidos que posibiliten acuerdos políticos y electorales.

Gobierno y la derecha quieren “amañar” el proceso constituyente

El presidente del PC habló de las intenciones del gobierno y la derecha de amañar el proceso constituyente y los resultados del plebiscito, imponiendo mecanismos y haciendo planteamientos sobre los contenidos de la nueva Constitución, como lo quiso establecer este fin de semana el Presidente Sebastián Piñera.

Teillier advirtió sobre “las maniobras que están haciendo desde el gobierno y la derecha para amañar el resultado del plebiscito”. En esa línea sostuvo que “se la están jugando por un reglamento que se meta en la Convención Constitucional, cuando esté redactando el nuevo texto constitucional, para que al final de ese proceso se vote como un todo el documento en base a los dos tercios”. Recalcó: “Estirar el quórum de los dos tercios hasta donde sea para amañar los resultados y conclusiones de una nueva Constitución”.

El dirigente comunista dijo que se pretende esa maniobra “cuando lo que está acordado es que se vote materia por materia en la discusión de nueva Constitución y que al final haya un plebiscito de salida y se vote por mayoría la nueva Constitución”.

Insistió en que “el gobierno y la derecha están apostando todo a los dos tercios para anular todo el proceso constituyente y ojalá para ellos, evitar una nueva Carta Magna”.