El día de conmemoración del golpe de Estado, aparecieron con los nombres de ejecutados/as políticos/as y detenidos/as desaparecidos/as en la dictadura cívico-militar.

Santiago. 09/2020. Durante la mañana del 11 de septiembre recién pasado, las estaciones de Metro de Santiago, Carlos Valdovinos, Camino Agrícola, Dorsal, Cerro Blanco, entre otras, vieron sus nombres reemplazados por los de ejecutados/as políticos/as y detenidos/as desaparecidos/as de la dictadura cívico militar de 1973 a 1990.

Entre los nombres que hacen memoria de la violación a los derechos humanos, destacan el de Celedonio Sepúlveda y Abelardo Quinteros en la comuna de San Joaquín, cuyas osamentas fueron identificadas hace poco más de un año. Además, la acción hace homenaje a los miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez asesinados/as por la dictadura en el marco de la llamada operación albania.

La acción fue coordinada y realizada por militantes de las Juventudes Comunistas (JJCC) de la Región Metropolitana. Al respecto, Camilo Sánchez, presidente de la juventud, señaló que “visibilizar los nombres de nuestros y nuestras caídas en dictadura es una forma de hacer notar la gran deuda de este Estado con los DD.HH., lo cual esperamos remediar en la nueva Constitución”.

Así mismo, el dirigente de las JJCC puntualizó que en nuestro país “se ha construido una sociedad en donde la violación a derechos humanos es nuevamente posible gracias a la impunidad y la tolerancia al pinochetismo negacionista”.

A propósito del plebiscito del 25 de octubre por la nueva Constitución, la Encargada de la Comisión de Derechos Humanos de la JJCC, Vania Donato, señaló que “el apruebo de la nueva Constitución será la primera de tantas conquistas que nos devolverán el derecho a una vida digna, pero también es la oportunidad de consagrar efectivamente el resguardo de los derechos humanos por parte del Estado de Chile”.

Las y los dirigentes de la juventud hicieron un llamado a seguir exigiendo verdad, justicia y reparación frente a las sistemáticas violaciones a los derechos humanos que se han perpetrado desde la dictadura hasta la actualidad. Y junto con ello, homenajear a las héroes y heroínas que sacrificaron sus vidas por la recuperación de la democracia y el cambio de la actual Constitución.