Diputada Carmen Hertz rechazó el proyecto que regula el estado de alerta para prevenir daños a la infraestructura crítica.

Valparaíso. 09/09/2020. Carmen Hertz, diputada del Partido Comunista (PC) y abogada de derechos humanos, criticó duramente la iniciativa que se discutió hoy en la Cámara de Diputadas y Diputados respecto a un estado de alerta para prevenir daños en infraestructura crítica y apuntó a una presión de la CNTC (Confederación Nacional del Transporte de Carga Terrestre)  que instaló este debate, confirmando un trato privilegiado por parte del Ejecutivo.

“El que estemos reunidos hoy, muestra la debilidad extrema frente  a la presión ilegal de un grupo minoritario cuyas conductas han sido lindantes con la sedición, como es la CNTC y demuestra cómo este Gobierno sin tapujo alguno continúa otorgándoles un trato privilegiado, infringiendo principios constitucionales esenciales como lo es la Igualdad ante la Ley”, afirmó la diputada.

Para Hertz, este proyecto es un retroceso que pretende reinstalar la tesis del gobierno del “enemigo interno”.

“Un proyecto como este, es una reforma regresiva en cuanto a la idea de la  seguridad nacional como función de las Fuerzas Armadas, volviendo a la tesis del enemigo interno, constituye una verdadera degradación autoritaria pues busca que en definitiva el Ejecutivo se valga de las Fuerzas Armadas a voluntad, implantando un semi estado de  excepción constitucional permanente lo que desde la perspectiva del Derecho Internacional de los Derechos Humanos es inaceptable”, sostuvo.

La parlamentaria recordó las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos acontecidas desde octubre del año pasado, vulnerando la garantía de no repetición, obligatoria para el Estado de Chile.

“No podemos olvidar un caso muy grave que es el del joven Romario Veloz quien fue asesinado por militares el 20 de octubre pasado en una manifestación pacífica en La Serena, donde transcurridos 11 meses no hay ningún funcionario del Ejército imputado en la causa y en que la familia y abogados denuncian graves obstáculos por parte del Ejército de Chile”, lamentó la representante comunista en su intervención.

Carmen Hertz indicó que esta estrategia pretende allanar el terreno para nuevamente sacar a los militares, con las consecuencias que esto trae para la movilización social.

“Preparan el terreno con este proyecto para volver a utilizar a los militares y dar una solución represiva a la crisis social, económica  y política profunda que vivimos, preparándose de esta manera para el probable reinicio de la rebelión popular. Una estrategia que no trae paz sino solo horror”, afirmó.

Por último, la diputada recalcó un aspecto técnico del proyecto que evidencia las deficiencias del mismo y que dejaría muchos cabos sueltos.

“En este proyecto no está definido lo más obvio: qué órganos o servicios forman la denominada infraestructura crítica, pues esa definición queda pendiente de tramitar en otro proyecto de ley y en el intertanto, queda a criterio de un decreto supremo. Lo mismo con conceptos tan relevantes como el de  peligro grave, resguardo y servicio de utilidad pública. Y aquí me surge una legítima inquietud ¿Vamos a seguir permitiendo que nos inventen enemigos? y la respuesta es que no”.

“Es evidente  que apoyar una  iniciativa como esta es contribuir a la deriva autoritaria de este Gobierno, es contribuir a implantar el horror en este país y poner en riesgo los derechos fundamentales de la ciudadanía”, concluyó Hertz quien anunció el voto en contra de su bancada.