Las resoluciones del Pleno del Comité Central.

Equipo ES. 01/09/2020. El paro de un sector de los camioneros, la instalación de la candidatura presidencial de Daniel Jadue, la campaña del Apruebo y el plebiscito del 25 de octubre, las ollas comunes y acciones populares territoriales, la discusión acerca del salario mínimo, la conmemoración de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular, son algunos de los temas que fueron tratados en el Pleno del Comité Central del Partido Comunista (PC), efectuado el recién pasado fin de semana.

El siguiente es el texto íntegro de las resoluciones adoptadas en ese encuentro de las y los comunistas:

 Conozca resoluciones pleno del Comité Central 29-30 de agosto 2020

Reunido de manera virtual, los días 29 y 30 de agosto del 2020, el Comité Central del Partido Comunista de Chile expresa su profunda preocupación y rechazo a la actitud complaciente y antidemocrática del gobierno de Sebastián Piñera, ante el paro ilegal que llevan adelante grupos de dueños de camiones, estrechamente vinculados a clanes financieros de nuestro país.

El mandatario ha legitimado el chantaje de esta acción que atenta en contra del estado de derecho, y se ha puesto de su lado, para presionar al Parlamento en el intento de aprobar leyes represivas dirigidas, especialmente, en contra del Pueblo Mapuche.

El paro de los camioneros amenaza con desabastecer el sur del país, y agrava la compleja situación sanitaria que se vive en el país. Es muy evidente que el gobierno avala esta movilización sediciosa, se niega a reprimirlos, y se aprovecha del conflicto para que el Congreso apruebe una serie de leyes represivas.

El Comité Central del Partido Comunista denuncia esta antidemocrática acción, y desde el Parlamento debemos oponernos a la agenda represiva que se pretende instalar.

En este contexto, denunciamos la acción de la institución de Carabineros, que ha resguardado el bloqueo de carreteras y ha protegido a quienes, incluso, dañan el tránsito de ambulancias y transporte de trabajadores de la salud, así como transporte que moviliza alimentos y otros bienes de consumo de primera necesidad.

Este gobierno, una vez más, viola su propio estado de derecho, y persiste en el camino del autoritarismo. Mientras incrementa los anuncios y las acciones represivas en contra de quienes, en todo Chile, se movilizan por sus derechos; por demandas sociales de urgencia; y porque el plebiscito del 25 de octubre sea una jornada cívica, ciudadana y democrática que permita al Pueblo pronunciarse a través del voto.

Iniciada la campaña del histórico plebiscito del 25 de octubre, el Comité Central del Partido Comunista formula un llamado a todas las fuerzas y expresiones democráticas, a concentrar esfuerzos para que la mayor cantidad de personas ejerzan su derecho a votar; puedan hacerlo de manera segura; y se logre un multitudinario y contundente triunfo del APRUEBO, para dar un paso decisivo hacia la construcción de una nueva Constitución Política para Chile, soberana en su forma y contenidos.

Junto al Comando APRUEBO CHILE DIGNO, del cual somos parte, hemos exigido al gobierno que declare el plebiscito como ACTIVIDAD ESENCIAL, y por tanto adopte todas las medidas sanitarias y administrativas, que permitan que el Pueblo se pueda movilizar; se pronuncie y lo haga de manera segura y sin temores.

Ante las campañas que buscan infringir temor, y de esa manera reducir la participación ciudadana en el plebiscito, señalamos que organismos; asociaciones e instituciones de epidemiología y de salud pública del país, han afirmado de manera categórica que el plebiscito no es ni será causa de brotes o rebrotes de la pandemia. Más aún, así como lo ha afirmado el Colegio Médico y organizaciones de trabajadores de la salud, adoptadas las medidas sanitarias y de resguardo necesarias, no hay peligro de contagio alguno.

La real causa de brotes y re rebrotes de la pandemia, está en un errático plan del gobierno que ha privilegiado el apoyo a los clanes financieros y económicos, por sobre la salud y la pervivencia de las familias, especialmente las de menores recursos.

El Comité Central del Partido Comunista, se suma a los llamados y acciones que hoy se realizan en todas las comunas y barrios del país, en donde se han levantado ollas comunas; comedores solidarios, y múltiples actividades de apoyo y resguardo.

Iniciada la campaña, llamamos a redoblar y multiplicar las acciones colectivas para ir a votar, y difundir masivamente las razones que el Pueblo de Chile tiene para aprobar una nueva constitución. Convocamos a lograr un categórico triunfo del APRUEBO para una nueva constitución y una convención constituyente paritaria y con representación de los Pueblos Originarios, esto último aún se encuentra en discusión en el parlamento y debemos redoblar esfuerzos porque se cumpla y haga realidad.

La derecha y los clanes financieros temen a la participación multitudinaria del Pueblo de Chile, porque saben que el impacto de un triunfo de esta dimensión permitirá seguir avanzando por la senda que las luchas y movilizaciones populares han abierto hacia un Chile realmente democrático; justo; participativo y solidario.

El triunfo del Pueblo en el Plebiscito, es la tarea de las tareas que debemos impulsar con toda nuestra convicción.

A pocos días de que se cumplan 50 años del triunfo de la Unidad Popular y Salvador Allende, el Comité Central del Partido Comunista de Chile reafirma su convicción histórica de que esa gesta y épica popular representa un proyecto inconcluso, que sólo un golpe terrorista de estado pudo detener, pero no derrotar. Hoy, la figura de Salvador Allende; su programa de gobierno, se agigantan en la conciencia del Pueblo y de las nuevas generaciones de chilenas y chilenos. Ese proyecto, que abarcó décadas de luchas populares, y que tuvo su hito más relevante en el Gobierno Popular, hoy es un camino vigente y de futuro. Cuando millones y millones, en el Chile del presente, abren las grandes alamedas que Allende mencionó en su discurso del 11 de septiembre de 1973.

Convocamos a participar en las múltiples y diversas actividades que se realizan en estos días en Chile y en todo el mundo, considerando que el legado de Allende y de la Unidad Popular, se abren camino en las luchas del Pueblo chileno por refundar Chile, y terminar definitivamente con el neoliberalismo, el capitalismo salvaje y el patriarcado que ha azotado a nuestro Pueblo hasta hoy. Convocamos especialmente a participar en el Seminario Internacional por los 50 años del Triunfo de la Unidad Popular este 4 y 5 de septiembre.

Del mismo modo, convocamos a todas las fuerzas populares; antineoliberales y democráticas a las actividades del 11 de septiembre, día en que la oligarquía local y el imperialismo norteamericano impulsaron un golpe de estado cívico-militar, bombardeando La Moneda; e imponiendo el terrorismo de estado en Chile, que dejó miles y miles de asesinados; desaparecidos; ejecutados y torturados; base de sustentación de la imposición a sangre y fuego del neoliberalismo en Chile, con sus trágicas consecuencias sociales.

Más que nunca, el Pueblo de Chile recuerda y se levanta este 11 de septiembre, para recordar las sabias y futuristas palabras de Salvador Allende, cuando en su último discurso en La Moneda, señaló que los procesos sociales y transformadores no se detienen con el fuego de las armas; con la represión y con la intervención extranjera. Las grandes Alamedas llenas de millones de personas; las plazas en todas las ciudades y comunas de Chile, el proceso hacia una nueva constitución impuesto por la lucha del Pueblo, muestran que Salvador Allende tenía, y tuvo razón.

El Comité Central del Partido Comunista expresa su solidaridad con todos los procesos populares y emancipadores que cursan en el mundo. Especialmente con los pueblos de Cuba y Venezuela, ambos países acosados por el imperialismo norteamericano. Más cuando en el mundo se vive hoy una aguda lucha que enfrenta a los Estados Unidos con otras naciones, que buscan el respeto al multilateralismo; a la paz; a la convivencia y a la soberanía de las naciones y pueblos. Proceso que se ha agudizado, producto de la pandemia que azota al mundo.

El cinco de septiembre próximo, las Juventudes Comunistas de Chile cumplen 88 años de vida. En sus filas han militado y militan miles y miles de jóvenes, que han cultivado los valores de la solidaridad; el humanismo; la fraternidad y el compromiso militante. Hoy, las Juventudes Comunistas se encuentran insertas en las múltiples luchas que las y los jóvenes chilenos dan en toda la línea, contra el neoliberalismo.

El Comité Central convoca al Partido a celebrar junto a su Juventud, estos 88 años de vida. A cultivar la fraternidad con nuestros jóvenes; a reconocer en ellas y ellos el aporte de las nuevas generaciones a las causas nobles y justas que impulsamos las y los comunistas.

El Siglo, periódico comunista, ha cumplido ochenta años. Su larga trayectoria en las trincheras del periodismo obrero y popular, son un inmenso aporte a la batalla de ideas y al proceso de transformaciones profundas que vive Chile. Saludamos a sus trabajadoras y trabajadores, a su director, el compañero Hugo Guzmán, y convocamos a seguir dándole apoyo a este medio de comunicación que, con inmensas dificultades, se abre paso en medio de la hegemonía que imponen los clanes financieros en nuestro país.

El pleno del Comité Central estableció incorporar a nuestra lucha anticapitalista la lucha antipatriarcal, lo cual implica, en entre otros, promover el compromiso partidario con el desarrollo de los movimientos feministas y promover las demandas de transformación cultural, erradicación de las discriminaciones, desigualdades y violencias de género y contra las mujeres en nuestra sociedad.

El Comité Central del Partido Comunista de Chile, en el contexto de las luchas y movilizaciones del presente, y ante los grandes desafíos que hoy enfrenta el país, ha otorgado una altísima valoración a la aprobación y respaldo transversal que desde diversos sectores del Pueblo recibe nuestro compañero Daniel Jadue, Alcalde de Recoleta.

Tal apoyo, que emana desde múltiples expresiones populares, conlleva un reconocimiento a un liderazgo nacional que las y los comunistas valoramos, y apoyamos resueltamente. En nuestro esfuerzo por generar condiciones que permitan abrir paso a una alternativa unitaria; antineoliberal; que derrote a la derecha definitivamente, el liderazgo nacional de Daniel Jadue lo consideramos un generoso esfuerzo y un gran aporte en esa dirección.

Sobre las tareas urgentes en el mundo del trabajo, en lo inmediato, el Comité Central llama a incrementar la defensa y protección de los actuales empleos, y la creación de nuevos puestos de trabajo, como tarea de primer orden y de máxima urgencia.

La Central Unitaria de Trabajadores, en el marco de la negociación del salario mínimo, ha señalado con firmeza este punto. Lo cual respaldamos plenamente.

A la fecha, según los datos del INE entregados hace pocos días, en el último trimestre móvil se han perdido 1,8 millones de empleos. Si a ellos sumamos trabajadoras y trabajadores con contratos suspendidos y la fuerza laboral que hoy está inactiva por no salir a buscar empleo, es claro que las cifras de desplazados de sus puestos llegan fácilmente a los 3 millones de trabajadoras y trabajadores.

Es decir, un tercio e incluso más de la fuerza laboral chilena, está detenida.

Este escenario es desastroso para el mundo del trabajo, para la mayoría de las familias chilenas. E impone la exigencia de medidas integrales para enfrentar la crisis de empleabilidad más cruda que vive nuestro país en las últimas décadas.

La contradicción entre protección de puestos de trabajo y salarios dignos, que es el discurso clásico y recurrente, frente a escenarios tan críticos como éste, ya no resiste. Proteger los empleos y crear más trabajo es una tarea urgente y de pervivencia para millones y millones de personas en nuestro país.

En este contexto, el debate sobre salario mínimo es una oportunidad para abordar la crisis del mundo del trabajo y buscar respuestas audaces en tiempos tan excepcionales como los que se han derivado de la aguda crisis económica y de la pandemia.

El Comité Central del Partido Comunista respalda los planteamientos del movimiento sindical, en el sentido de que la real protección de los puestos de trabajo con salarios dignos, son la base para proyectar la reactivación económica.

Planteamientos como prohibir los despidos; exigencias y requisitos a empresas para postular a subsidios o asegurar ingresos en el corto y mediano plazo, son medidas que otros países han implementado, y que de aplicarse en Chile, podrían ir en directo beneficio de las PYMES, las que hasta ahora no han sido reales beneficiarias de políticas como el FOGAPE.

Sabemos que aun, con estas medidas, no todas las necesidades de la población estarán resueltas. En este sentido, el avance del proyecto de impuesto a los super ricos se levanta como una demanda urgente que permite hacer sostenible políticas como las señaladas, así como la extensión y aumento del Ingreso Familiar de Emergencia.

Debemos denunciar con más fuerza esta situación, y hacer una gran campaña a favor de la aprobación del impuesto a los super ricos. Una medida de justicia social que impulsa la Central Unitaria de Trabajadores y nuestra bancada de diputadas y diputados.

El Comité Central entrega su total solidaridad y apoyo al compañero Hugo Gutiérrez, víctima de una persecución antidemocrática de la UDI y la derecha, que pretende sacarlo del Parlamento, al cual llegó por la decisión soberana de una mayoría de ciudadanas y ciudadanos de Iquique y Alto Hospicio. Denunciamos y advertimos que esta embestida es contra todo el Partido Comunista, y convocamos al Pueblo y a las fuerzas democrática auténticas, a estar atentos al pronunciamiento del tribunal constitucional.

Finalmente, el Comité Central del Partido Comunista solidariza con los presos políticos mapuches y con los/as presos/as políticos desde el estadillo social de octubre 2019. Manifiesta su compromiso para alcanzar su libertad y el fin de la criminalización de la protesta y la causa mapuche.