Víctor Pérez destacó que el paro es una “manifestación pacífica”, que genera “dificultades menores” y que no habrá “medidas de fuerza”.

Equipo ES. 27/08/2020. Mientras una parte del gremio de los camioneros amenaza con seguir su paro de manera indefinida, bloquea avenidas y carreteras, llama al ministro del Interior a “amarrarse los pantalones”, insta a agresiones a choferes no adherentes a la acción y pide más represión, el titular de Interior, Víctor Pérez (UDI), sólo dio evasivas en un punto de prensa donde se le preguntó por qué camiones pudieron transgredir el toque de queda, por qué en las zonas de protesta no había carros lanza agua y lanza gases como ocurre con las manifestaciones sociales, por qué no se aplica la Ley de Seguridad del Estado ante un hecho de sedición que se produce en medio de una tremenda crisis sanitaria, por qué no se aplica la ley barricadas si hay cortes de avenidas y terminó justificando los cortes de vía como hechos “intermitentes”.

Condescendiente, el ministro Pérez afirmó que el paro parcial de camioneros es una  “manifestación pacífica”, enfatizó que “hemos visto que no es la violencia lo que ha primado”, y recalcó que no está afectada la red alimentaria, por lo tanto no es grave la afectación de la acción de parte del gremio. “Los bloqueos han sido absolutamente intermitentes”, aseguró, defendiendo el actuar de los camioneros. El ministro del Interior justificó el efecto del paro y opinó que ha provocado “dificultades menores”. Al contrario del lenguaje utilizado ante la protesta indígena y manifestaciones sociales, Víctor Pérez aseguró que ante los camioneros no habrá “medidas de fuerza”. Sorpresivamente, el funcionario salió con un  “seamos cautos” cuando se le planteó aplicar normativas legales frente al actuar de un sector del transporte privado.

Durante su comparecencia ante periodistas que insistieron en cómo frente a la acción de protesta de los camioneros hay una actitud distinta de parte del gobierno frente a la protesta social, el Ministro del Interior insistió en decir que se trata de otra situación, relativizó y minimizó la actitud agresiva e ilegal del gremio empresarial y respondió con formalidades como que se van a investigar situaciones de tránsito de camiones en horario de toque de queda, agresiones a otros choferes y cortes de vías.

Por cierto, ante todos esos episodios, no hubo actuación de Carabineros para recomponer el orden, actuar ante la infracción del toque de queda y menos disponer de vehículos como lanza agua o lanza gases en las zonas de protesta y conflicto. Desde el Ministerio del Interior no emanó ninguna instrucción de actuar ante acciones ilegales y agresivas de parte de los camioneros.

En este marco, el senador Álvaro Elizalde (PS), instó a que el gobierno “debe dejar de lado el doble estándar”, mientras su colega del PPD, Felipe Harboe, preguntó “¿a qué hora el Presidente Sebastián Piñera presenta requerimiento por ley de seguridad del Estado contra convocantes del paro de camioneros?”.  La diputada Carmen Hertz (PC), catalogó la acción como un hecho como “sedicioso y terrorista”, y llamó la atención de una especie de pacto con el gobierno “lo que es inaceptable en un Estado de derecho y en medio de una pandemia”. Fuad Chahin, presidente de la Democracia Cristiana dijo que el paro es “un acto violento”. En la oposición hubo molestia este jueves por la actitud condescendiente del Ministerio del Interior ante el paro de camioneros y se cuestionó que no se apliquen procedimientos y la ley como ocurre cuando hay movilizaciones sociales.

Deja una respuesta