Ni “A esta hora se improvisa” ni “Tolerancia Cero” se acercan a sus objetivos y demuestran que segundas partes nunca fueron buenas.

José Luis Córdova

Periodista.

25/08/2020. Para tratar de contrarrestar la influencia en el rating de los matinales y las teleseries turcas, Canal 13, TVN, La Red y Chilevisión intentan recuperar teleaudiencia a través de programas de “debate” político, sobre todo al acercarse la fecha del plebiscito de entrada al proceso constituyente del 25 de octubre próximo. Ni “A esta hora se improvisa” ni “Tolerancia Cero” se acercan a sus objetivos y demuestran que segundas partes nunca fueron buenas.

El Canal de Luksic resucitó los lunes a las 22.30 horas el icónico espacio “A esta hora se improvisa” (1969-1973), que dirigía Ruby Anne Gumpertz y conducía el publicista y actor Jaime Celedón, donde fueron panelistas Jaime Guzmán, Claudio Orrego Vicuña, Orlando Millas, Carlos Cerda, Germán Becker, Enrique Campos Menéndez, Eduardo Labarca, Jaime Gazmuri, José Tohá, Alberto Jerez, Julio Martínez y otros que muestran el alto grado de pluralismo de la representación de ideas políticas en el debate pre-dictadura.

¡Qué diferencia abismante con la versión de ahora! donde, participan, la actriz y gestora cultural Javiera Parada, el cientista político Cristóbal Bellolio, el economista Oscar Landerretche, Natalia González de Libertad y Desarrollo y la abogado Claudia Bobadilla, bajo la conducción del agente de la Bolsa e inmobiliario Nicolás Vergara, conocido por su participación en los inicios del Canal La Red y ahora en emisoras radiales. Un débil y poco representativo elenco de nuevos “rostros”.

Para no ser menos, CHV volvió con el espacio “Tolerancia Cero” (1999-2015), en las noches dominicales. Este programa -heredero de “Domicilio Conocido” (1992-1996) con Carolina Rossetti, Ricardo Israel, Fernando Villegas y otros, fue creado por los periodistas Felipe Pozo y Alejandro Guillier, por donde pasaron personajes tristemente célebres como Villegas, Sergio Melnick, Mauricio Israel, Libardo Buitrago y Matías del Río, así como Fernando Paulsen, Mónica Rincón, Daniel Matamala, Felipe Bianchi, Cristián Bofill y Mónica González.

En un primer panel de la actual versión están Paulsen, Rincón, la editora de El Mercurio Paula Escobar y el académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, Francisco Covarrubias y en el segundo panel Matamala, Matilde Burgos, Macarena Lescornez y Daniel
Mansuy. ¿El primer invitado? ¡No podría ser otro que Joaquín Lavín! quien, en la práctica lanzó su campaña presidencial con el lema de un “gobierno de convivencia nacional”, enmarcado en el espíritu de la socialdemocracia europea (?).

Menos rimbombante fue el estreno en La Red del nuevo espacio “Pauta Libre”, con la participación de Mirna Schindler, José Antonio Neme, Alejandra Matus y Mónica González en una verdadera “guerras de egos”, donde apareció ganador el único representante masculino, apelando a una “pauta abierta” que fue bien recibida por la teleaudiencia en un horario inmediatamente después de Iván Valenzuela en Canal 13, que pierde ostensiblemente su sintonía.

Presumiblemente estos espacios superarán en ratings a los actuales y alicaídos dominicales “Estado Nacional” (con Matías del Río) en TVN, después del noticiario central y “Mesa Central” (con Valenzuela) de Canal 13, antes del noticiario de la tarde, que hacen gala de oficialismo y binominalismo entre sus invitados, de espaldas a los intereses de la inmensa mayoría de la población, con panelistas interesados en temas que preocupan sobre todo al grupo socioeconómico ABC1, sin considerar demandas sociales ni mucho menos, el conflicto en la Araucanía, la pandemia ni menos el proceso constituyente actualmente en marcha para democratizar definitivamente a nuestro país. Todo indica que “A esta hora…no se tolera” en la televisión chilena.