“Vamos a tener que convivir con el coronavirus para ir a votar”

Redes

José Miguel Bernucci, secretario nacional del Colegio Médico dijo que “están dadas las condiciones para el plebiscito, si hacemos un buen  manejo de la pandemia ahora”.

Equipo ES. 23/08/2020. “Están dadas las condiciones para el plebiscito, sobre todo si hacemos un buen  manejo de la pandemia ahora, y tenemos elementos de protección y medidas sanitarias el día de la votación”. “Así como nos quieren hacer convivir para ir al mall o para ir a comprar, también vamos a tener que convivir con el coronavirus para ir a votar” Palabras de José Miguel Bernucci, secretario nacional del Colegio Médico (COLMED) sobre la realidad de la pandemia del nuevo coronavirus y la posibilidad de efectuar el plebiscito el próximo 25 de octubre. Del tema habló en profundidad con la periodista Daniela Pizarro, en otra edición on line del programa “Tribuna Semanal”,  una producción de RevistaDeFrente, Le Monde Diplomatique Chile y El Siglo.

¿Cómo has visto la aplicación de este plan “paso a paso” que está haciendo el gobierno, con estas cuarentenas que pasan a transición, los mall y comercios llenos?

Desde el inicio nosotros celebramos que existiera un plan. De hecho el “paso a paso” toma varias de las propuestas hechas por el Colegio Médico en la Mesa Social. Si recordamos previo a la existencia del “paso a paso”, hay que recordar que la indicación del retiro de las cuarentenas se daba exclusivamente por condiciones que no eran públicamente conocidas y que las tomaba el Presidente de la República y teníamos dos comunas con similares indicadores y una en cuarentena y otra en no cuarentena, sin saber por qué pasa eso. La existencia del plan fue una buena noticia, principalmente porque nos permitía evaluar de forma objetiva las condiciones presentes para avanzar en el desconfinamiento o si iba mal, para continuarlo. Como estructura general nos parece bien.

Sin embargo, es en la aplicación donde estamos fallando porque principalmente las autoridades se terminan pisando la cola, porque ni el propio plan muchas veces se cumple. Por ejemplo, se dice que se tiene que tener la trazabilidad andando, cosa que está muy débil. Estamos viendo que van a sacar a trabajadores de zonas confinadas para llevarlos a trabajar a zonas desconfinadas, lo cual va en contra totalmente del plan.

La verdad es que la existencia del plan es positiva, pero creemos que todavía estamos muy cojos, muy lejos de poder acercarnos a lo que se quiere.

En ese marco, ¿está latente la posibilidad del rebrote? ¿O estamos lejos de eso?

Lo primero que hay que entender es que rebrote es consignado que hubiéramos pasado la primera ola y eso no ha pasado, pero finalmente se transforma en una discusión semántica. Queremos hablar de aumento de casos. Cuando desconfinemos, si desconfináramos todo el país, vamos a tener un aumento de casos, porque está dado, en el caso del coronavirus, está dado por el aumento de la movilidad. Mientras más movilidad tengamos, más aumento de casos vamos a tener. El tema es si el aumento de casos será leve o será exponencial, que puede incluso sobrepasar las cifra de junio, cuando fue el peak de la primera ola. Lo que va a llevar a que tengamos mayor o menor cantidad de casos será la movilidad y si tenemos andando el sistema de trazabilidad. Si no tenemos andando ese sistema, como corresponde, el aumento de casos exponencial se vendrá sí o sí. La trazabilidad, que se escucha tanto en los medios, es la única llave de seguridad que tenemos para evitar aumentos exponenciales.

¿Esta trazabilidad significa buscar el contagiado, aislarlo, detectar los contactos estrechos…?

Primero que todo es detectar el caso rápidamente. Estamos hablando de que en menos de 48 horas desde que una persona empieza con síntomas, poder detectar ese caso. Si esa persona no puede hacer un aislamiento efectivo, porque viven muchas personas en su casa, porque no tiene donde hace el aislamiento, es derivarlo a una residencia sanitaria u hospitalizarla. Eso antes de 40 horas.

Paralelamente, hay que detectar todos los contactos que tuvo esa persona o la mayor cantidad de contactos que tuvo, tres o cuatro días previos a que comenzaran los síntomas. Dos días antes de los síntomas o dos días después de los síntomas, son como cuatro días. De esos cuatro días, tratar de ubicar o identificar a la mayor cantidad de contactos estrechos que la persona tuvo. A la vez aislar a esos contactos. Ese sistema, en países donde han logrado frenar el brote, como Australia, el promedio de búsqueda de contactos son alrededor de 30 personas, en otros países son de 20 personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que a lo menos deben ser 10 personas. Y lo que vemos acá, en el último informe epidemiológico, es que el promedio de búsqueda y de seguimiento es de 1,5 personas en Chile. Estamos lejísimos, no sacamos nada con decir que estamos haciendo trazabilidad si esa trazabilidad no es la adecuada.

Entrando en el tema del plebiscito seguro, hay como malas intenciones que se pueden leer en medio de este descontrol de contagios. Están diciendo que no se realice el plebiscito, o que se postergue mucho más allá de lo que ya se postergó. ¿Crees que se puede realizar el plebiscito en las condiciones que estamos y a las que vamos, si va a mejorar de aquí a octubre? ¿Cuáles son las medidas que se debieran tomar para realmente tener un plebiscito seguro?

Mira, quisiera aclarar ante algo que salió en algunos medios, a raíz de declaraciones de gente del partido de la UDI (Unión Demócrata Independiente) en que se decía por qué el Colegio que pedía suspender el plebiscito en marzo, y no suspenderlo ahora. Se está tratando de poner la realidad actual a lo que pasaba en marzo o viceversa. En marzo no existía suficiente experiencia internacional sobre qué iba a pasar con el virus, hay que recordar que en marzo en Chile recién llegábamos a los 100 o 200 casos, que no habíamos llegado al peak en España ni en Italia, los peores ejemplos en el mundo no habían llegado a su peak, y todos los modelos matemáticos de marzo daban el primer peak la última semana de abril y la primera semana de mayo, lo que coincidía con la fecha del plebiscito. La verdad es que los elementos que teníamos en marzo eran mucho menos de lo que sabemos ahora. ¿Qué sabemos ahora? Es que hubo 22 procesos eleccionarios en el mundo, relativamente grandes, en los cuales no hubo aumento de casos relacionados con el proceso eleccionario. Lo otro que sabemos, es que si tomamos las medidas necesarias como la trazabilidad, el aislamiento, las medidas el día del plebiscito, probablemente podamos tener un plebiscito seguro. Por tanto, los elementos objetivos que tenemos ahora, son mayores que los que teníamos en marzo.

Por lo tanto, existe un escenario que es totalmente distinto y que nos hace pensar y decir que hoy están dadas las condiciones para el plebiscito, sobre todo si hacemos un buen  manejo de la pandemia ahora, y tenemos elementos de protección y medidas sanitarias el día de la votación.

Se habló de que se podía realizar en dos días, alargando el horario, colocando horario para ciertas personas, pero todavía hay una interrogante respecto a los casos positivos de Covid-19, si pueden ir a votar o no, lo que pasa con los que tuvieron el virus…

Lo que hemos planteado como Colegio Médico, lo hicimos con Ciudadano Inteligente, Espacio Público, Red Politóloga, con la Sociedad Chilena de Ciencia Política, y otros actores, primero es que el plebiscito sea lo más representativo de lo que quiere la gente, de lo que quiere el país. No sacamos nada con tener un plebiscito si está subrepresentado de la realidad, en cualquiera de las dos opciones (Apruebo, Rechazo). En ese sentido, tenemos que asegurar el voto de la mayor cantidad de gente. Segundo, en esa línea, cómo hacemos para que la gente contagiada vote. Lo primero, la seguridad, y nosotros habíamos propuesto que este acto eleccionario se hiciera en dos días, para aumentar las horas de votación, no tener aglomeraciones, dejar horas especiales para ciertos grupos, como los adultos mayores. Otra propuesta era para las personas contagiadas con Covid, incluso los contactos que van a estar en aislamiento, era un sistema remoto, que tenía que ver con sistema de votación anticipada por carta, tal como se hace en otros países. Incluso hay personas aquí que son migrantes o descendientes de extranjeros, como los italianos en mi caso, que recibimos el voto desde Italia y podemos votar, existen experiencias de voto remoto o postal.

¿Hay alguna respuesta?

Se presentó el viernes. Hemos tenido algunas respuestas informales de que el voto por carta no se puede hacer, que los dos días están descartados. Nosotros creemos que las autoridades, junto al mundo político, el Parlamento, tienen que discutir estas acciones y la verdad es que es tal la magnitud de la importancia del evento plebiscitario, que debemos sacar la cabeza de la caja y salir, y tratar de esforzándonos al máximo. Una respuesta como que “en Chile no se ha hecho nunca”, se queda corta.

¿Qué te parecen dichos como los del Ministro de Educación que equipara el ir a clases con ir a votar? ¿O los que le echan la culpa a la pandemia para no ir a votar?

La verdad es que mi respuesta es que existe cierto grado de deshonestidad intelectual. Me parece a lo menos deshonesto que una persona inteligente como el Ministro de Educación, que probablemente tiene un grado de inteligencia importante, compare una situación de un grupo de niños encerrados en una sala por varias horas al día, con elementos de protección personal que los niños no saben manejar o manejan mal, con una fila al aire libre, y demorarse cinco minutos en votar en un espacio del cual se saldrá, con un lápiz único y elementos de protección, es a lo menos deshonesto intelectualmente.

¿Qué pasa con la vacuna? ¿Los que dicen que hacer una elección cuando tengamos una vacuna, puede ser en un año?

Lo de la vacuna uno lo ve en los medios y la verdad es que estamos lejos de tener la vacuna, es la idea con la que hay que quedarse. En ese sentido hay salubristas que plantean que, por ejemplo, no podemos suspender elecciones en este minuto cuando sabemos de las herramientas de salud pública para procesos eleccionarios, no podemos suspender hasta que pase la pandemia, porque la pandemia no va a pasar hasta que tengamos una vacuna y la verdad de las cosas es que la vacuna no va a estar en el corto plazo, en el mejor escenario será dentro de un año, en el segundo semestre del 2021 o el 2022.  La verdad es que no podemos suspender el plebiscito, ni la elección presidencial, ni la elección de gobernadores, ni la elección de alcaldes.

Así como nos quieren hacer convivir para ir al mall o para ir a comprar, también vamos a tener que convivir con el coronavirus para ir a votar.

 

Deja una respuesta

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31