Senadores aprueban nuevo régimen de concesiones de aprovechamiento de aguas

Redes

En votación de reforma al Código de Aguas en Comisión de Constitución.

Patricio Segura. Aysén. 23/08/2020. Tras un infructuoso intento de abrir el debate hacia materias que se había acordado dejar fuera de la discusión, el lunes pasado partió en la Comisión de Constitución del Senado la votación sobre la constitucionalidad de 9 artículos de la reforma al Código de Aguas.  El acuerdo había sido revisar exclusivamente los temas donde existen dudas de su coherencia con la Carta Fundamental, sobre la base de las presentaciones que expertos expusieron ante la comisión y el listado de materias en conflicto preparado por los ex senadores Víctor Pérez (UDI) y Andrés Allamand (RN), previo a asumir como ministros del Interior y Relaciones Exteriores, respectivamente.

Durante la discusión sobre el inciso primero del artículo 6º, que establece temporalidad para el otorgamiento de nuevos derechos de aprovechamiento, el senador Rodrigo Galilea (RN, en reemplazo de Allamand) planteó la posibilidad de revisar el artículo 5º, con el fin de dejar establecido como interés público el uso “productivo del agua”.  Argumentó que este “no dice que sea de interés público el uso productivo del agua, sino que lo que es de interés público es la ‘eficiencia y seguridad’ en el uso productivo del agua, lo que es algo distinto pero que me parece importante que nosotros lo dejemos aclarado”.

Ante este planteamiento, el presidente de la comisión Alfonso de Urresti (PS) respondió a Galilea que “usted hace referencia al artículo 5º, lo que nosotros estamos llamando a votar hoy es el artículo 6º, entonces insisto y reitero lo que discutimos en varias sesiones de esta comisión.  Nosotros nos tenemos que abocar al itinerario de votación que se concordó. Las precisiones que usted señala se dieron en las discusiones de las comisiones especializadas que abordaron el carácter del código”, refiriéndose a las de Recursos Hídricos y Agricultura del Senado.

El acuerdo establece que serán 7 los artículos (más 2 transitorios) que se revisarán, acorde al mandato expreso de la sala del Senado.

Como una forma de aclarar el procedimiento, el secretario de la Comisión, Rodrigo Pineda, explicó al senador Galilea que una vez zanjado el proyecto por la Comisión, la Sala lo votará en general, con los informes de las comisiones de Recursos Hídricos, Agricultura y especial de Constitución a la vista.  En ese momento se abrirá plazo para presentar indicaciones, ocasión en que todos los legisladores y legisladoras podrán presentar sus propuestas para modificar la iniciativa.  Es lo que resta, además de una posible Comisión Mixta si se presentan diferencias con lo ya aprobado por la Cámara de Diputados, del proceso legislativo desde que se presentó la reforma en 2011.  Es decir, hace 9 años.

Dirimido el punto, se procedió a votar el siguiente artículo: “El derecho de aprovechamiento es un derecho real que recae sobre las aguas y consiste en el uso y goce temporal de ellas, de conformidad con las reglas, requisitos y limitaciones que prescribe este Código. El derecho de aprovechamiento se origina en virtud de una concesión, de acuerdo a las normas del presente Código o por el solo ministerio de la ley”.

A favor de la constitucionalidad del inciso votaron de Urresti (PS), Francisco Huenchumilla (DC) y Pedro Araya (Ind.); en tanto que por el rechazo lo hicieron Rodrigo Galilea y Luz Ebensperger (UDI, quien reemplazó a Pérez).

El martes, en tanto, se discutió el inciso segundo del artículo 6º que establece concesiones de 30 años y si este plazo podrá restringirse por motivos fundados (a un mínimo de 20 años, solo en el caso de los no consuntivos).  En este debate el ministro de Obras Públicas Alfredo Moreno, el director general de Aguas Oscar Cristi y los senadores Galilea y Ebensperger cuestionaron la redacción, tanto por considerar que existe una diferencia arbitraria entre consuntivos y no consuntivos, como por permitir a la autoridad concesionar por un período menor a las tres décadas.

Al respecto, el senador de Urresti fue enfático en calificar estos argumentos como una forma de modificar lo ya aprobado por las comisiones previas y no para discutir la constitucionalidad del inciso. “Para ser directo, voy a ser bien franco. Yo creo que acá los colegas de gobierno quieren ganar plazo. Quieren quedarse en 30, más allá de si son derechos consuntivos o no consuntivos.  Entonces la discusión, más que de la constitucionalidad, es cómo se obtiene más plazo” expresó.  Y agregó: “Yo tengo una visión distinta, porque creo que la escasez hídrica… el nuevo paradigma que uno busca con esta modificación al Código de Aguas es cambiar la especulación, cambiar este concepto de constitución ilimitada de derechos para fines especulativos.  Cuyos fines muchas veces son simplemente el acaparamiento de agua”.

A continuación se votó el siguiente texto del inciso segundo: “El derecho de aprovechamiento que se origina en una concesión será de treinta años, el cual se concederá de conformidad con los criterios de disponibilidad de la fuente de abastecimiento y/o de sustentabilidad del acuífero, según corresponda. En caso que la autoridad considere que el derecho de aprovechamiento deba otorgarse por un plazo menor, deberá justificar dicha decisión por resolución fundada. Con todo, la duración mínima del derecho de aprovechamiento de aguas no podrá ser inferior a veinte años, en el caso de aquellos que tengan el carácter de no consuntivos”.

Como en el día previo, Ebensperger y Galilea votaron en contra.  Araya, Huenchumilla y de Urresti a favor de la constitucionalidad del texto.

Esta divergencia representa un cambio de disposición por parte de los senadores de Chile Vamos, toda vez que en la Comisión de Agricultura estos textos del artículo 6º fueron aprobados por unanimidad por los senadores de la Nueva Mayoría Adriana Muñoz (PPD), Yasna Provoste (DC) y Álvaro Elizalde (PS), y de Chile Vamos Carmen Gloria Aravena (Ind.) y Juan Castro (RN).

Para la presidenta de la Federación Nacional de Agua Potable Rural (FENAPRU), Gloria Alvarado, es un logro que esté avanzando en el proyecto.  “Estamos súper contentos con que se haya comenzado a votar, porque ya lleva muchos años, casi una década de tramitación, y hay mucha gente que está esperando que se releve el agua como derecho humano” indicó.  Esto, porque “hay muchas familias que no tienen agua, que se están alimentando con camiones aljibe, lo que es insuficiente”.

Expresó que “es necesario que se concrete esta reforma al Código de Aguas para que la gente de las comunidades rurales tenga acceso al agua como un derecho humano y vital”.

En este sentido, recordó que actualmente la reforma consagra la exención de los comités de agua potable rural del pago de patente por no uso, las libera de la causal de extinción e incluso pueden acceder de facto al agua para consumo humano mientras tramitan las solicitudes además de requerir reservas para usos de subsistencia, lo cual constituye un fundamental avance respecto del código vigente

FENAPRU representa a 1.700  Comités de Agua Potable Rural (APR), entre  las regiones de Atacama y Los Lagos, estando organizados en asociaciones provinciales y regionales en O’Higgins, Ñuble, BioBío, Araucanía y Los Lagos.

Esta discusión se da justo en los días en que el Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos al agua y al saneamiento señaló que “el gobierno chileno no cumple sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos si da prioridad a proyectos de desarrollo económico sobre los derechos humanos al agua y a la salud”.

 

Deja una respuesta

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31