¿Un pollo vale un voto?

Redes

Historia de inmoralidad y cohecho. ¿Tiene sentido que una municipalidad pregunte si debe o no cumplir con su deber?

Marcela Abedrapo

Concejala de La Florida

19/08/2020. Hace un mes el alcalde de La Florida, a través de su cuenta de Twitter, nos comunicó que haría una consulta comunal, para buscar respaldo a una propuesta: suspender la construcción del edificio municipal y gastar ese dinero en lo que llamó un Plan de Emergencia, que consistía en destinar 3 mil millones de pesos para compras de cámaras de vigilancia y 3 mil millones en ayudas sociales. Eso sí, faltó detallar el destino de 1,2 mil millones sobrantes de los 7,2 mil millones comprometidos para la construcción del edificio.

El pasado fin de semana se llevó a cabo dicha votación, sin que se transparentara con anticipación en Concejo Municipal el detalle de la propuesta, ni las preguntas, ni la empresa contratada para realizar la consulta en línea y cuánto cobró para ello.

Se realizó una costosa propaganda en televisión abierta, en Youtube, y en las calles con gigantografías, perifoneo y volantes, sin que tampoco se transparentara cuánto dinero se invirtió en dicha publicidad. Al mismo tiempo en que se realizaba la votación, miles de floridanos recibieron en sus teléfonos móviles y correos electrónicos un mensaje que señalaba “Si estás de acuerdo vota”, marcando una clara intención de voto. Lo más exótico fue el reparto de pollos en algunos sectores de la comuna acompañados de una hoja informativa sobre la consulta. La entrega que se realizó en distintas partes de la comuna partió el jueves 13 y continuó hasta el mismo domingo 16 de agosto, sin respetar que durante los dos días del fin de semana se realizaría la votación. Los días anteriores entregaron un pollo por vivienda, pero el domingo, como era el último día del proceso, se entregaron dos por cada casa. Haciendo alusión a la corrupción, la propia Contraloría se mofó de la entrega de pollos en su cuenta de Twitter.

Con todo esto, igualmente parte importante de los vecinos declaró que no tuvo acceso a la información, pues no se dio el detalle de las ayudas sociales del llamado “plan de emergencia”, y sobre seguridad, la propuesta se presentaba acotada solamente a la adquisición de cámaras, sin posibilidades de responder a la amplia demanda de la población que ya saben que hay que evitar los delitos, no sólo grabarlos.

Cárter solicitó un respaldo a una decisión que raya probablemente en la ilegalidad, puesto que el contrato con la empresa constructora del edificio consistorial está firmado y es probable que ahora la Municipalidad deba enfrentar un juicio por no respetar los acuerdos del contrato al suspenderlo. Si se decide aplazar la construcción se condena a la próxima administración municipal a enfrentar su gestión con un déficit de 7,2 mil millones de pesos, sumándose a la deuda millonaria que se arrastra en esta municipalidad y que fue auditada por Contraloría, donde se detectaron 27 mil millones no rendidos por Cárter.

La abstención alcanzó un 91,2% de las personas habilitadas para votar. Pese a esto el municipio saca cuentas alegres porque del 8,8% que participó un 80% votó por el si.

Cabe preguntarse, ¿por qué el alcalde realizó tanto esfuerzo en buscar un respaldo a una propuesta que podría ser catalogada de ilegal? ¿Qué tipo de respaldo requiere Cárter? Esta pregunta está abierta.

 

Deja una respuesta

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31