Deceso se produjo en la capital mexicana. Se destaca apoyo y complicidad con el escritor colombiano.

Agencias. Ciudad de México. 16/08/2020. Mercedes Barcha, viuda del nobel colombiano de Literatura Gabriel García Márquez, murió este sábado en Ciudad de México a la edad de 87 años.

Diversas entidades de la cultura, intelectuales, escritores y personalidades a nivel internacional expresaron el pesar por el fallecimiento de Mercedes Barcha, destacad en el quehacer literario, defensoras de posturas progresistas y compañera de toda la vida de García Márquez.

la Fundación Gabo, creada por el Nobel colombiano manifestó: “Mercedes Barcha falleció en la mañana de este sábado, 15 de agosto, en su residencia en Ciudad de México, donde se estableció con Gabo en 1981. Tenía 87 años”.

La Fundación recordó que Gabo y Mercedes se casaron en 1958 en Barranquilla y “fruto de su matrimonio nacieron Rodrigo García Barcha, destacado director de cine y televisión  y Gonzalo García Barcha, diseñador, pintor, tipógrafo ilustrador y editor de libros, licenciado en Bellas Artes de la Parsons School of Design en Nueva York”.

“La Fundación Gabo, su director general, Jaime Abello Banfi, y su Consejo Rector lamentan profundamente el fallecimiento y acompañan en este momento de enorme tristeza a la familia y allegados de Mercedes Raquel Barcha Pardo, viuda de su fundador, el nobel de literatura colombiano Gabriel García Márquez, y madre de Rodrigo y Gonzalo García Barcha, miembros de su Junta Directiva”, agregó la institución.

El amor eterno de Gabo

Mercedes Barcha Pardo nació el 6 de noviembre de 1932 en Magangué, en el departamento caribeño de Bolívar, y tenía ascendencia egipcia por línea paterna.

Barcha fue el complemento perfecto de la dedicación de su esposo a las letras, pues según relató alguna vez Jaime García Márquez, hermano del Nobel, fue su “brazo derecho” no solamente por estimularlo “sino por manejar de verdad la economía”.

Y citó como ejemplo una de las anécdotas más entrañables en la historia de la pareja: el empeño de las joyas familiares de Mercedes para permitir que García Márquez pudiera encerrarse a escribir “Cien años de soledad”.

El propio Gabriel García Márquez recordó en una entrevista que cuando terminó el libro él y su esposa lo llevaron al correo con la intención de enviarlo a la editorial en Buenos Aires. “Eran 700 páginas, entonces lo pesaron y dijeron que costaba 83 pesos de México a la Argentina. Y Mercedes me dijo, no tenemos sino 45. Mira es muy fácil: partí el libro por la mitad y le dije: ‘péseme este libro hasta 45 pesos’. Pesaron hasta 45 pesos y estaban hojas como quien corta carne. Cuando llegó a 45 pesos agarré esas hojas, las envolví y las mandé y nos quedamos con el resto”, narró el escritor.

Agregó: “Entonces nos fuimos a la casa y Mercedes sacó lo último que faltaba por empeñar, que era el calentador que yo usaba para escribir -porque yo puedo escribir en cualquier circunstancia menos con frío-, el secador que usaba para la cabeza y la batidora, se fue con eso al Monte de Piedad y le dieron unos 50 pesos”. Regresaron “con el resto de la novela al correo, la pesaron y dijeron: ‘cuesta 48 pesos’”.

García Márquez contó que “Mercedes pagó sus 50 pesos, le dieron dos vueltos y yo me di cuenta de que cuando salimos del correo estaba verde del encabronamiento y me dijo: ‘Ahora lo único que falta es que esta novela sea mala’”.

Casa de las Américas, con sede en La Habana, lamentó hoy en esta capital el fallecimiento a los 87 años de Mercedes Barcha, viuda del célebre escritor colombiano Gabriel García Márquez. A través de un mensaje en la red social Twitter, la institución cubana recordó que su presencia en la Casa siempre junto al Gabo, es muy recordada. “Llegue a Rodrigo y a Gonzalo, sus hijos, a familiares y amigos, nuestro abrazo”, se indicó en un comunicado.

En vida, Barcha contribuyó a la difusión de la obra de García Márquez y realizó la donación de gran parte de su colección personal, que comprendía primeras ediciones de toda su producción literaria y periodística, contentiva de más de dos mil ejemplares de 45 títulos traducidos a 43 diferentes idiomas.

De acuerdo con el diario El Tiempo de Colombiadesde hace meses padecía problemas respiratorios. Murió en compañía de sus hijos y nietos. Según la prensa colombiana, las cenizas de la cómplice eterna de Gabo serán trasladadas a Cartagena, en la costa caribeña de ese país, para que reposen junto a las del escritor, en el Claustro de La Merced.

Ella fue el pilar amoroso y solidario que hizo posible que García Márquez se encerrara durante 18 meses a escribir la que se considera piedra angular de su obra: “Cien años de soledad”.

Se conocieron en 1941, cuando ambos eran niños (él de 13, ella de nueve años). Se casaron en 1958 y tuvieron dos hijos: Gonzalo, quien es diseñador gráfico, y Rodrigo, director y productor de cine y televisión.

En una entrevista para la revista argentina Crisis, García Márquez afirmó: “Mi signo es Piscis y mi mujer, mi esposa, es Mercedes. Éstas son las dos cosas más importantes que han sucedido en mi vida; gracias a ellas, por lo menos hasta el momento, he conseguido sobrevivir escribiendo”.