“Queremos hacer un llamado a que sea rápida, y que no sea retardada” dijo Karol Cariola. Giorgio Jackson: “Viene a mostrar que sí hay recursos para una renta básica universal”.

Valparaíso. 12/08/2020. Partió en el Parlamento el trámite del proyecto de reforma constitucional para aplicar, por única vez, un impuesto de 2,5% a los súper ricos (fortunas de más de 22 millones de dólares), con lo que recabarán unos 6 mil millones de dólares que ayudarán a enfrentar efectos sociales de la pandemia del nuevo coronavirus.

El análisis empezó en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputadas y Diputados la cual fijó cuatro sesiones ver el proyecto y luego proceder a la votación y llevarla a la Sala de esa entidad.

Se sabe que hay un respaldo mayoritario dentro de las Bancadas Parlamentarias de oposición e incluso habría votos a favor de legisladores de la derecha.

La diputada Karol Cariola, del Partido Comunista (PC), presentó los contenidos de la reforma y señaló que “queremos hacer un llamado a que su tramitación sea rápida, y que no sea retardada. Es necesario allegar más recursos al Estado para financiar una reactivación de las familias, porque siempre pensamos solo en las empresas”.

La congresista sostuvo que el impuesto es para el 0.1% de la población que tiene el 34% de la riqueza nacional e indicó que “nuestra propuesta considera una tasa impositiva única del 2,5% a través de una reforma a la Constitución, a través de un artículo transitorio, donde se establece una tasa única, lo que provee de simplicidad al sistema tributario”.

Karol Cariola dijo que “tenemos las herramientas para poder entregar aunque sea un aporte para poder solventar esta crisis. Por eso es por lo que hemos sentado esta propuesta de ley que nos parece de todo sentido común, justa y progresiva que busca ayudar a aquellas familias que en nuestro país lo han pasado mal”.

El diputado Giorgio Jackson, de Revolución Democrática (RD), al participar en la discusión en la comisión, manifestó que “este proyecto viene a mostrar que sí hay recursos para una renta básica universal”.

Gabriel Boric, parlamentario de Convergencia Social (CS), opinó  que “este proyecto no está hablando solo de una discusión constitucional o tributaria, sino que es una discusión respecto a la cohesión social, por lo mismo creo que es necesario abordar el debate desde distintos puntos de vista”.

Tanto el gobierno como los partidos de la derecha, se oponen a este impuesto a los súper ricos, plantean que no es fácil de aplicarlo, los consideran “populista” y están cerrando la puerta a este vía de recaudación.