Putin: “Pasó todas las pruebas necesarias”. Producción de millones de dosis, pronto. Varios países interesados en adquirirla. La reacción de la OMS.

Rusia Today. Agencias. Moscú. Ginebra. 11/08/2020. El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, confesó que a una de sus hijas se le aplicó la vacuna contra el Covid-19 creada en ese país, lo que para muchos fue otra señal de la seguridad del producto. “La ventaja de la vacuna es que se basa en los adenovirus humanos. Funciona con más precisión, crea una fuerte inmunidad”, aseguró el mandatario ruso. Y reveló: “Lo sé porque una de mis hijas se vacunó. Participó en el experimento. Después de la primera inyección, su temperatura era de 38, al día siguiente, un poco más de 37 y eso fue todo. Después de la segunda inyección, la temperatura subió un poco, pero luego desapareció. Se siente bien y los títulos (de anticuerpos) son altos”. Putin indicó que “sé que muchas personas no tienen ninguna manifestación externa, no tienen fiebre después de la vacuna y todo pasa como si no se hubieran hecho nada”.

Más allá de lo anecdótico, causó impacto la información de que los rusos avanzaron en una vacuna. “Funciona relativamente bien, crea una inmunidad sostenible y, reitero, pasó todas las pruebas necesarias”, explicó Vladimir Putin. Es probable que en el corto plazo se produzcan y aplican un millón 500 mil dosis. Los trabajos en torno del desarrollo de la vacuna se efectuaron en entidades científicas rusas bajo coordinación del Ministerio de Defensa y el Ministerio de Salud de la Federación Rusa. Fue bautizada como “Sputnik V” en honor al primer satélite soviético.

El ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, dijo que será producida en dos plataformas: el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y la compañía Binnofarm. El ministro informó que las pruebas clínicas continuarán, en las cuales participarán miles de personas. “Para la vigilancia rápida del estado de salud de los vacunados y el control de eficacia y seguridad, el Ministerio de Salud de Rusia crea un contorno digital único que permite vigilar la seguridad y calidad del fármaco en todas las etapas del ciclo vital”, aseguró el funcionario.

De acuerdo con informes del Ministerio de Salud ruso, la administración de la vacuna en dos etapas permite crear una inmunidad a largo plazo, que puede durar hasta dos años. “El esquema de doble inyección permite la formación de una inmunidad a largo plazo. La experiencia con las vacunas vectoriales (con esquema de doble inyección) muestra que la inmunidad permanece hasta 2 años”.

Creada de forma artificial, sin ningún elemento del coronavirus en su composición, la vacuna se presenta en forma liofilizada, como un polvo que se mezcla con un escipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intravenosa. Se basa en el adenovirus humano, se señaló en una nota periodística de Rusia Today.

El ministro Murashko hizo hincapié en que Rusia es el primer país del mundo en registrar su propia vacuna contra el virus. “Hay unos desarrollos de los colegas chinos, que están en la etapa de registro…hay también una serie en otros países, pero allí todavía continúan las investigaciones clínicas”.

Interés de países por adquirirla

Yelena Smoliarchuk, directora del Centro de Investigación Clínica sobre medicamentos de la Universidad Séchenov, afirmó que la protección máxima se alcanza tres semanas después de la inyección, cuando se desencadena la respuesta del sistema inmunológico.

El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, que desarrolló el fármaco, previamente había logrado crear una vacuna contra el virus del Ébola y de momento también está trabajando en una contra el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV). A principios de agosto, el director del centro, Alexánder Guíntsburg, señaló que planean concluir sus pruebas para finales de año.

Desde Moscú se reportó que hay muchos países que ya hicieron ver el interés por adquirir la vacuna rusa contra el Covid-19. El Fondo Ruso de Inversión Directa estará a cargo de promoción, producción y posicionamiento del producto en otras naciones.

Serían 20 países que estarían en condiciones de adquirir unas mil millones de dosis, de acuerdo a lo informado por Kiril Dmítriyec a la agencia rusa de noticias TASS. Eso incluye a naciones latinoamericanas, aunque no se ha precisado hasta ahora cuáles serían.

Esteban Maturana, médico y vicepresidente de la Confederación Nacional de Funcionarias y Funcionarios de Salud Municipal (CONFUSAM, Chile), declaró durante una conversación con RT que fue “esperable” que la primera vacuna mundial contra el coronavirus fuera registrada en Rusia, tomando en cuenta “indiscutibles avances” del país en el ámbito de vacunas.

La primera reacción de la OMS

El vocero de la Organización Mundial de la Salud (OMS),Tarik Jasarevic, informó que “estamos en contacto estrecho con los rusos y las discusiones continúan. La precalificación de toda vacuna pasa por procedimientos rigurosos”, como una primera reacción a la noticia de la existencia de una vacuna rusa contra el Covid-19.

Añadió que “acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, mientras el organismo insiste en estos días en las campañas y medidas de prevención para contener la propagación del contagio que, por cierto, está aumentando en América Latina y El Caribe.

Jasarevic explicó que la OMS está en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas. Expresó, en todo caso, el organismo se siente animado “por la rapidez en que se están desarrollando las vacunas” en varios puntos del planeta y que se espera que algunas de ellas “se muestren seguras y eficientes”.

El vocero de la OMS insistió en que “resulta vital aplicar medidas de salud pública que funcionen. Debemos continuar invirtiendo en el desarrollo de vacunas y tratamientos que nos ayuden a reducir la transmisión en el futuro”.

Foto: Ministerio de Defensa de Rusia