A él se debe la restauración de muy importantes sitios de Ciudad Habana, lugares que han sido declarados por UNESCO Patrimonio cultural de la Humanidad.

Carlos Poblete Ávila

Profesor de Estado

04/08/2020. La información sobre el reciente deceso del historiador cubano, Eusebio Leal Spengler, ha impactado al mundo de las artes y la cultura, obviamente en su país natal. Así ha ocurrido y en muy diversas otras latitudes.

Eusebio en sus dominios como historiador de la Ciudad Habana fue un cubano de excelencia, sus virtudes como tal merecieron reconocimiento internacional.

Como se sabe, la capital cubana ha cumplido 500 años desde su fundación, urbe que destaca por su belleza, por su historia, y la cordialidad y alegría de sus habitantes.

Parte de la inmensa obra que desarrolló el notable historiador fue la restauración de centenarios edificios y lugares de la ciudad. Fue ésa su esencial tarea. Recuperó para el uso y disfrute de compatriotas y visitantes de otras naciones, espacios muy diversos en el área de lo que se entiende por patrimonio cultural de los pueblos.

Eusebio Leal nos ha dejado físicamente a sus 77 años. Su obra y su recuerdo permanecerán en su pueblo, y en nacionales de otras latitudes que tuvimos el honor de conocerlo directamente.

Fue por el año 1991…que tuve oportunidad de visitar la capital de Cuba. En esa ocasión conocí al Historiador de la Ciudad.

Me encontraba de visita en la Universidad de La Habana, por invitación que se me había cursado en mi condición de dirigente internacional docente -Secretario para América Latina y el Caribe de la histórica Federación Internacional Sindical de la Enseñanza, FISE, fundada en París en 1946-.  En la circunstancia se hallaba también en el lugar el recordado historiador.

La experiencia que narro se refiere a la gentileza de Eusebio de invitarme durante una tarde por distintos lugares de inmenso valor histórico-patrimonial  de la capital cubana. Me explicó tantas cosas. Sus palabras, sus indicaciones fueron para mí un verdadero caudal de datos y de extraordinarias enseñanzas. Aprendí entonces que nuestras ciudades han de tener historiadores.

Eusebio Leal ha fallecido este viernes 31 de julio, producto de una enfermedad.

A él se debe la restauración de muy importantes sitios de Ciudad Habana, lugares que han sido declarados por UNESCO Patrimonio cultural de la Humanidad.

Este recuerdo, reconocimiento y gratitud es a un ilustre ser humano de una vastísima cultura.