Vinculado a Colonia Dignidad y las violaciones a DDHH. Alcalde designado de Pinochet. partidario del golpe de Estado de 1973. Parte de lo más duro de la UDI.

Equipo ES. 01/08/2020. Víctor Pérez, designado Ministro del Interior esta semana por el Presidente Sebastián Piñera, tiene un historial cuando menos cuestionable en su vida política y vinculada a la dictadura cívico-militar, que lo hace acreedor de la duda para ser titular de esa cartera en un régimen formalmente democrático.

En estos días, diversos medios de prensa publicaron los nexos de Pérez con Colonia Dignidad, siendo alcalde de una zona donde operaba ese reducto dirigido por nazis, y entidad investigada hasta hoy por violaciones a los derechos humanos, específicamente como centro de torturas, ejecuciones y desaparición de personas.

Fotografías, textos y notas periodísticas de los tiempos del régimen militar, muestran al ahora ministro, junto a los jerarcas de Colonia Dignidad y se establece su liga subordinada con el dictador Augusto Pinochet. Hay variados informes que dan cuenta, como se puede ver en declaraciones de agrupaciones de familiares de las víctimas y reportes de prensa, de la defensa hecha por Víctor Pérez a dirigentes de Colonia Dignidad, acusados de violaciones a los derechos humanos y de graves delitos. Incluso de su homenaje a ultraderechistas de Patria Libertad, de quienes valoró sus “acciones” terroristas.

Se ha denunciado el probable nexo de este personaje, ligado a “Los Coroneles” del derechista partido Unión Demócrata Independiente (UDI), con agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI) y antiguos militantes del grupo paramilitar fascista, Patria y Libertad, en la ciudad de Los Ángeles, donde él era alcalde designado por la dictadura, y que efectuaban labores de persecución y represión a ciudadanos de ese lugar y a personas opositoras a la dictadura.

Hay declaraciones del actual ministro del Interior justificando el golpe de Estado de 1973 y afirmando que la mayoría de la población quería ese pronunciamiento golpista contra un gobierno democráticamente electo.

Pese a las evidencias y resultados de las investigaciones respecto a los hechos criminales producidos en Colonia Dignidad, y ante las condenas a esa organización, Víctor Pérez siempre la defendió y siendo parlamentario votó en contra de cualquier resolución condenatoria de ese enclave de nazis en Chile.