Guillermo Teillier, Lautaro Carmona, Camila Vallejo, Bárbara Figueroa y Lorena Pizarro cuestionaron que el TC lo quiera destituir ante acusación de la derecha.

Hugo Guzmán. Periodista. 30/07/2020. A las doce del mediodía día, vía Zoom, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, el secretario general, Lautaro Carmona, la jefa de la Bancada Parlamentaria de la colectividad, Camila Vallejo, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, y la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro, se conectaron con medios de prensa para dar un contundente apoyo al diputado Hugo Gutiérrez, quien podría ser destituido de ese puesto por el Tribunal Constitucional (TC), ante un requerimiento de legisladores de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y de Renovación Nacional (RN).

Fue la manera de expresar la postura del PC, con destacadas figuras, de respaldo al legislador ante la intención, considerada “altamente antidemocrática” de destituirlo, cuando fue electo por la ciudadanía, en este caso, del Distrito 2 (Iquique, Alto Hospicio, Huara, Camiña, Colchane, Pica, Pozo Almonte).

Teillier dijo ante los periodistas que se trata “de una maniobra absolutamente política, se le quiere destituir por emitir opiniones políticas que no le gustó al gobierno y a la derecha”.  “Aquí buscan el uso abusivo de procedimientos legales para destituir al diputado Gutiérrez; y esto podrían extenderlo a más dirigentes/as sociales y políticos”, sostuvo.

Enfatizó que “se parece mucho a una guerra judicial que se ha dado en otros países, con el uso abusivo de la Justicia para la persecución política”. Planteó que “es un hecho gravísimo destinado a acallar a un diputado y a un sector político”, en referencia al Partido Comunista.

Legisladores del conglomerado de derecha, Chile Vamos, acusan al diputado y abogado de derechos humanos de intentar quemar un Regimiento del Ejército, de amedrentar a un oficial de Carabineros, apoyar ocupaciones del Metro e incitar a la alteración del orden público mediante Twitter. Sobre Twitter con dibujos que se querían presentar como pruebas contra Gutiérrez, eso finalmente no sucedió. Hay que decir que algunas de las acusaciones, en su momento se hicieron contra la Bancada Parlamentaria del PC, por una declaración de apoyo a las manifestaciones de estudiantes y ciudadanos, pero aquello fue desestimado y ahora se le achaca individualmente al parlamentario del Norte del país.

Cuando se produjo la acusación y los parlamentarios oficialistas recurrieron al TC, el diputado del PC expresó que “no le reconozco legitimidad al Tribunal Constitucional para que tome medidas por sobre la soberanía popular. No puede este enclave de la dictadura venir a juzgarme, especialmente por las acusaciones que me hacen los diputados de Chile Vamos que son realmente aberrantes”.

“Estrategia de deshumanizar al opositor”

Este jueves, en la conferencia vía Zoom, Hugo Gutiérrez indicó que esta es “una antigua estrategia de deshumanizar al opositor para destruirlo con más facilidad. Me hacen una acusación de que quemé un cuartel militar, que utilicé los dibujos de una niña o un niño, que insté a la desobediencia civil, que amenacé a un carabineros. Es aberrante. Es un ataque brutal”.

Además, el legislador comunista argumentó que se equivocó el camino si se le consideraba culpable de algo. “Me llevaron al Tribunal Constitucional y no me denunciaron en la Justicia penal, que era lo que correspondía”. Y enfatizó que “estoy disponible para concurrir a un Tribunal de Justicia, pero no al TC”.

El parlamentario sostuvo que “se nos quiere privar de un cargo de elección popular. En cualquier país, solo en virtud de una condena de una instancia del Poder Judicial, se le puede desaforar a un diputado”.

En ese marco, se anunció que se recurrió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que tome cartas en el asunto y se pare el proceso que está llevando el TC en Chile.

Gutiérrez remarcó: “No puede sacarme del cargo el Tribunal Constitucional. Solo puede ser por una resolución de un Tribunal penal”.

Una mal precedente y un ataque a la democracia

La diputada Camila Vallejo, jefa de la Bancada Parlamentaria del PC en la Cámara de Diputadas y Diputados, sostuvo que este es un caso de “persecución política” para “destituir a un diputado” en base a acusaciones que hubo primero hacia el grupo parlamentario comunista que fueron desestimadas y ahora “concentradas en Hugo Gutiérrez”.

Indicó que hubo un respaldo transversal de muchas Bancadas Parlamentarias de partidos de oposición ante el ataque al legislador del PC, “porque esto afecta al conjunto del Parlamento, se instala un pésimo precedente de torcer la voluntad ciudadana destituyendo a un diputado vía Tribunal Constitucional”.

Camila Vallejo planteó que “quieren hacerlo desaparecer del escenario político” y recalcó que “no se puede legitimar esta persecución política a representantes populares. Eso ocurrió en otros países y no queremos que ocurra en Chile”.

En tanto, Lautaro Carmona, secretario general del partido de la hoz y el martillo, manifestó que “lo que está en juego es la consistencia democrática (cuando) se intenta desacreditar y desaforar a un parlamentario” y acentuó que eso “es ir contra la manifestación democrática” de quienes lo eligieron.

Puntualizó que “un tribunal de cuoteo político intenta desaforar a un parlamentario que representa la soberanía popular en el norte, electo, máximo reflejo de la democracia”.

En esa línea, el dirigente señaló que “esta es una batalla por la democracia” y está vinculada al plebiscito del próximo mes de octubre donde se espera aprobar el camino hacia una nueva Constitución que termine con este tipo de atribuciones como las que toma el TC.

Lorena Pizarro, presidenta de la AFDD, dijo que “es gravísimo lo que está ocurriendo con Hugo Gutiérrez y esto recuerda distintas formas de persecución “que hubo y hay en contra de militantes del PC y de fuerzas democráticas.

Agregó que “en otros países usan mecanismos judiciales para destituir representantes populares, y sería gravísimo para Chile y la percusión ciudadana que esto sucediera”.  “Estamos frente a un hecho que es parte de una determinación política de un gobierno de derecha, que carga cada vez más hacia la represión y autoritarismo”, dijo.

Destacó toda la labor durante dictadura del diputado Gutiérrez como abogado de derechos humanos, que enfrentó los crímenes de los militares y que en parte por esa labor hoy la derecha lo quiere destituir.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figuero, expresó que “esto es muy peligroso y nos preocupa las señales que se vienen dando desde el gobierno y la derecha” con iniciativas autoritarias y de este tipo de acciones como buscar desaforar a un diputado por su pensamiento político. Puntualizó que “respaldamos todas las acciones que se tomen en defensa del diputado y cualquier otro caso que se dé”.

Planteó que tanto en la derecha como en el TC hay una ideología que prevalece y ahora esos sectores “buscan impedir que un parlamentario ejerza su labor”, quien además “fue un férreo defensor de los derechos humanos”.

Presentación ante la CIDH

Durante la conferencia de prensa se reiteró el requerimiento que se trasladó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar lo que se está ejerciendo en contra del diputado Hugo Gutiérrez, sobre todo en cuanto a que el TC tenga atribuciones para destituir a un diputado de la República.

En el contacto con la prensa estuvo el abogado Fernando Monsalve, quien informó que “se han realizado dos presentaciones: Una petición y dos una denuncia que es una medida cautelar en razón de graves infracciones, de no respetar los derechos políticos”, en particular del legislador chileno.

Añadió que “aquí hay un juicio político a través de una institución jurídico-política contra un diputado de la República, donde no se están respetando garantías del debido proceso”.

Además, recalcó que “esperamos que se condene al Estado de Chile, y solicitamos que se suspenda una posible resolución del Tribunal Constitucional”.