Los mandatarios hablaron con motivo del 30 aniversario del Foro de Sao Paulo.

Granma. La Habana. 28/07/2020. El Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su intervención en el Encuentro de Líderes por el 30 aniversario del Foro de Sao Paulo recordó que “hace 30 años, los agoreros de la desesperanza, entusiastas del mercado, voceros del pensamiento único, hicieron creer que había terminado la Historia. Aquí estamos los insumisos defensores de la esperanza, de otro mundo posible, celebrando 30 años de un abrazo que ya es historia”.

Señaló que celebramos hoy el aniversario 30 del Foro, “idea nacida del genio político de Fidel y de un protagonista excepcional de esta proeza unitaria: el hermano Lula”, expresidente y líder de Brasil y la región. Resaltó que la creación del Foro de Sao Paulo “fue como un golpe de timón al barco que parecía irse a la deriva” y que “la marcha de la Historia no pudo ser detenida. Los ideales socialistas reverdecieron en el traspatio del imperio con personalidad y fuerza propias, hoy es justo reconocer al compañero Lula y a los dirigentes del Partido de los Trabajadores de Brasil por su desempeño al frente de la Secretaría Ejecutiva del Foro”.

Díaz-Canel agradeció al Foro por su permanente apoyo al pueblo cubano, en especial por la campaña de solidaridad por el levantamiento del bloqueo contra la Mayor de las Antillas que desplegaron este año. Recordó que la cita virtual coincide con el 66 cumpleaños “de un entrañable amigo de Cuba y de todos los pueblos que luchan, el Comandante Hugo Chávez, quien en el Foro de 2012, nos convidó a poner sin temor la piedra fundacional de la liberación sudamericana, latinoamericana, caribeña y mundial”.

“El ejemplo invencible de Chávez nos convoca ahora a continuar la lucha, con firmeza y optimismo, convencidos de que no hay obstáculos, por difíciles que parezcan, que nuestros pueblos unidos no puedan vencer, como lo prueban hoy Venezuela, Nicaragua y Cuba”, expresó el jefe de Estado cubano.

En relación con la Covid-19, advirtió que la región de las Américas es hoy “el triste epicentro de la pandemia. Las políticas neoliberales de muchos gobiernos, empeñados en salvar el mercado por encima de las vidas humanas, impiden pronosticar el momento en que será posible un control definitivo de la enfermedad”.

Denunció que en medio de este panorama “sobresalen las acciones injerencistas y violatorias del Derecho Internacional que el imperialismo emprende contra la República Bolivariana de Venezuela, las cuales condenamos y rechazamos. Reafirmamos también nuestra solidaridad con el Gobierno y pueblo sandinistas, liderados por el Comandante Daniel Ortega, y rechazamos las medidas coercitivas unilaterales que atentan contra la paz, el bienestar, la justicia y el desarrollo del pueblo nicaragüense”.

Manifestó que habla “en nombre de la Cuba soberana, revolucionaria y solidaria, que jamás se dejará someter, ni por la seducción ni por la fuerza. La Patria de Martí, de Fidel, de Raúl», de «un pueblo heroico y noble, que hace 60 años resiste el más cruel y genocida de los bloqueos, un cerco económico, comercial y financiero de la mayor potencia mundial, recrudecido en medio del enfrentamiento a la pandemia”.

El Presidente cubano resaltó que, bajo la dirección del Partido y el Gobierno, junto a las organizaciones políticas, de masas y sociales y del pueblo, Cuba ha controlado y está venciendo, sin excesos de confianza, la Covid-19. “Esa victoria, que incluye nuestro compromiso de hacerla sostenible en el tiempo, es el fruto de la voluntad política de un estado socialista que tiene al ser humano en el centro de sus políticas”, agregó.

Al mismo tiempo, reconoció la solidaridad cubana con otros pueblos del mundo en la batalla contra la pandemia. “Suman ya 45 las brigadas del contingente contra desastres naturales y graves epidemias, ‘Henry Reeve’, que brindan colaboración en 38 países y territorios, con 3 772 integrantes, de ellos 2 399 mujeres, que han atendido 255 372 pacientes de la COVID-19, y salvado 8 009 vidas”.

“Además de los 28 000 colaboradores de la salud que en 58 países se han incorporado a los esfuerzos nacionales y locales en el combate a esta enfermedad, y han atendido a 83 268 pacientes de la COVID-19 y salvado 13 636 vidas hasta el momento”, apuntó.

“A las fuerzas políticas que integran el Foro de São Paulo, los convoco a movilizarse unidos para enfrentar los nuevos desafíos, junto a los movimientos sociales y populares y los intelectuales de izquierda”, llamó Díaz-Canel.

Ortega: “El capitalismo es el virus mayor”

El mandatario nicaragüense transmitió toda la solidaridad al Presidente Miguel Díaz-Canel y al pueblo cubano y, “un pueblo que por más de 60 años ha resistido numerosas agresiones y un injusto bloqueo de Estados Unidos” y felicitó al Canal Telesur en el marco de su aniversario 15.

Manifestó también su solidaridad con la Patria de Bolívar, calificada como una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad nacional de Estados Unidos, por el decreto emitido por el Gobierno del entonces presidente Barack Obama contra la nación sudamericana.

Daniel Ortega condenó la injerencia histórica imperialista sobre los pueblos de Nuestra América, especialmente la Doctrina Monroe -sintetizada en la frase “América para los americanos”-. Los países imperialistas “son los padres del colonialismo, del terrorismo, de la violación de los derechos humanos de nuestros pueblos. En esas condiciones, América Latina y el Caribe, estuvo peleando y librando mil batallas con pueblos que no están dispuestos a someterse, aun cuando fuesen torturados, esclavizados y asesinados”, expresó.

Destacó la proeza librada para alcanzar la unidad regional: la vigencia del ideario de Simón Bolívar, José Martí, Miguel Hidalgo, Augusto César Sandino, el ejemplo de la Revolución Cubana y de líderes como Fidel Castro y Hugo Chávez.

Resaltó la solidaridad de la Mayor de las Antillas con los pueblos del mundo. “Más allá de las diferencias ideológicas, Cuba estuvo presente con sus brigadas médicas en Nicaragua cuando se produjo el terremoto en 1972”, rememoró en referencia en el gesto de nuestro país ante el terremoto que causó una gran destrucción y un estimado de 5.000 defunciones en el país centroamericana, teniendo la relevancia de que no había ningún tipo de relación con el Gobierno somocista. Ante este desastre natural, Cuba envió una brigada integrada por 48 compañeros y más de 10 toneladas de diferentes materiales.

El Presidente nicaragüense ponderó los triunfos electorales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para “gobernar desde abajo”, y los logros alcanzados por la Revolución Sandinista en beneficio de los más humildes.

Daniel Ortega condenó la injerencia histórica imperialista sobre los pueblos de Nuestra América, especialmente la Doctrina Monroe -sintetizada en la frase “América para los americanos”-. Los países imperialistas “son los padres del colonialismo, del terrorismo, de la violación de los derechos humanos de nuestros pueblos. En esas condiciones, América Latina y el Caribe, estuvo peleando y librando mil batallas con pueblos que no están dispuestos a someterse, aun cuando fuesen torturados, esclavizados y asesinados”, expresó.

Respecto al Foro de Sao Paulo, Ortega Saavedra consideró que “nos empezamos a encontrar las fuerzas políticas que habían estado vinculadas a la solidaridad con la Revolución Cubana y la Revolución Sandinista (…) Gracias a esa iniciativa de Fidel y de Lula de organizar el Foro de São Paulo fue posible hacer realidad, después de los siglos, el supremo sueño de Bolívar, como lo llamó Sandino”.

Denunció las presiones y medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, y ponderó los esfuerzos de integración regional mediante organizaciones como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

En relación con la pandemia de la COVID-19, manifestó sus graves consecuencias en la economía mundial y el desafío que representa para los pueblos. “El capitalismo es el virus mayor, el neoliberalismo es el virus mayor, hermanos del Foro de São Paulo. Estamos seguros que se ha generado una gran conciencia en el planeta, de que hay que cambiar el modelo e instalar Estados verdaderamente llenos de humanismo, de solidaridad, amantes de la justicia, de la libertad, respetuosos del Derecho Internacional, defensores de nuestro planeta Tierra”, señaló.

Maduro: “Debemos seguir fortaleciendo esta instancia de coordinación”

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, destacó que el evento se está transmitiendo en vivo por diferentes redes sociales y por el Canal Telesur en su aniversario 15.

“Nosotros somos la continuidad histórica de la América Latina y el Caribe. Estamos hoy celebrando 30 años del Foro de Sao Paulo” y como regalo por la efeméride enviará “La épica del bravo pueblo”, una compilación de artículos sobre la lucha del pueblo venezolano por construir el Socialismo y resistir los embates del imperio, que incluye análisis y discursos sobre la Celac, la ALBA-TCP, Telesur, entre otros hitos históricos

Recordó que este 28 de julio se celebra el aniversario 66 del natalicio del eterno Comandante Hugo Chávez Frías, en la misma ocasión en que se celebran 30 años del Foro de Sao Paulo. El mandatario venezolano presentó a los asistentes un video con selección de intervenciones y emotivos momentos del Comandante Chávez, en homenaje a la fecha.

“Chávez es más futuro que pasado, es una historia en desarrollo. Eso es lo que no entienden los enemigos de nuestros pueblos. Diría Fidel ‘llevo en el corazón las doctrinas del Maestro’, llevamos en el corazón las doctrinas de nuestros líderes”.

“Parecía que todas las luces se apagaban en el mundo: caída del Muro de Berlín y desaparición de la Unión Soviética, surge el Foro de Sao Paulo y se abren las puertas a los movimientos progresistas, sociales, intelectuales, culturales, entre otros.

“El Foro ha sido la gran fuerza democratizadora y de avanzada, la fuerza que más agrupa partidos y movimientos, la instancia más amplia, incluyente y de representatividad de los últimos 30 años en América Latina y del Caribe. Ha sido madre de los movimientos integracionistas y de la unidad regional”, precisó Maduro Moros.

Denunció la actual situación provocada por la pandemia de la Covid-19 por el gobierno de facto en Bolivia y la dramática crisis por esta enfermedad en Brasil. “En toda América Latina y el Caribe vendrá una nueva ola más temprano que tarde en beneficio de nuestros pueblos, por el rescate de UNASUR y otras organizaciones”.

“Debemos seguir fortaleciendo esta instancia de coordinación. Que no se quede solo en la izquierda, que se encuentre con los movimientos progresistas y sociales, que vaya a las comunidades y barrios, romper el sectarismo y el dogmatismo. Me parece importante ir hacia una nueva izquierda renovada, rescatando las banderas históricas”, exhortó el Presidente venezolano.

Precisó que, a pesar de la pandemia, la nación bolivariana se encuentra inmersa en un nuevo proceso electoral convocado para el día 6 de diciembre, donde se elegirán a los diputados a la Asamblea Nacional para el período 2021-2026. Una vez más venceremos, indicó.

“El Foro de Sao Paulo está más vivo que nunca. Cuenten con Venezuela para seguir fortaleciendo este foro de rebeldía en América Latina y el Caribe. 30 años de historia y la historia continua”, concluyó Nicolás Maduro.