Misivas por aniversario de Asalto al Cuartel Moncada, Congreso del PC, aniversario de Federación Obrera de Magallanes y fallecimiento de comunista español.

Equipo ES. 26/07/2020. Siempre es 26

Aquella madrugada del 26 de julio de 1953 y en la Granjita Siboney en las afueras de la ciudad de Santiago de Cuba, un grupo de revolucionarios, en su mayoría jóvenes oriundos de todos los rincones de la isla, se aprestaban a entrar en combate, al asalto del Cuartel Moncada de Santiago de Cuba y otro grupo al cuartel Carlos Manuel de Céspedes en la ciudad de Bayamo. Después que Fidel Castro leyera el emotivo  Manifiesto del Moncada cargado de un espíritu patriota y martiano, el poeta Raúl Gomez García leía su poema “Ya estamos en combate”.

La acción comenzó a la hora prevista  a la 5.15 de la mañana. Antes de este heroico  día Fidel estimó que la acción tendría que tener un himno y ya había encargado su confección, el “Himno del 26 de julio”, llamado inicialmente  “Marcha de la libertad”.

Marchando, vamos hacia un ideal
sabiendo que hemos de triunfar
en aras de paz y prosperidad
lucharemos todos por la libertad.

El Himno se convirtió  en la marcha que guió a los revolucionarios al combate y la gloria, en cada uno de los momentos que siguieron al asalto a la fortaleza militar, hasta el Triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959, y siempre presente en los homenajes y conmemoraciones a tan gloriosa gesta. El Himno del 26 de julio fue memorizado por los asaltantes, quienes lo cantaron con vigor incluso en el juicio posterior al asalto.

 Adelante cubanos
que Cuba premiará nuestro heroísmo
pues somos soldados
que vamos a la Patria liberar

El himno acompañó decididamente a los rebeldes en la lucha de liberación, trasmitido por Radio Rebelde desde el mismo corazón de la Sierra Maestra.

Limpiando con fuego
que arrase con esta plaga infernal
de gobernantes indeseables
y de tiranos insaciables
que a Cuba han hundido en el Mal.

El plan del Asalto consistía en la toma por sorpresa del cuartel, darle armas al pueblo, ocupar otros puntos importantes de la ciudad y dar a conocer por radio el Manifiesto del Moncada a la Nación, con lo cual se llamaría a las masas a la huelga general. En caso de que el ataque a la fortaleza militar fracasara, la tarea era proseguir la lucha en las montañas, desarrollar allí una guerra de guerrillas.

La sangre que en Cuba se derramó
nosotros no debemos olvidar
por eso unidos debemos de estar
recordando a aquellos que muertos están.

Como es conocido el plan fracasó, las acciones no tuvieron el éxito esperado. Muchos combatientes fueron capturados, torturado y asesinados con saña. Pero la acción marcó el inicio del fin de la dictadura criminal de Fulgencio Batista.

El pueblo de Cuba
sumido en su dolor se siente herido
y se ha decidido
hallar sin tregua una solución
que sirva de ejemplo

Los combatientes que participaron y murieron en el intento eran jóvenes convencidos de la justeza de la acción, liberar Cuba de la oprobiosa situación a la que estaban sometidos en una extrema pobreza. Muchos se despojaron de sus bienes, de su comodidad laboral u hogareña para contribuir y por último entregar su generosa sangre en el combate. Médicos, carpinteros, taxistas, fotógrafos, albañiles, maestros, abogados, estudiantes,  boxeadores, en fin una muestra muy representativa del pueblo fueron aquellos rebeldes combatientes

a ésos que no tienen compasión
y arriesgaremos decididos
por esta causa hasta la vida
¡que viva la Revolución!

Evidentemente ninguno de ellos está olvidado, viven  hoy más que nunca  en esta Cuba que a 67 años de esta gesta y pesar de todas las acciones de sus enemigos encabezados por cada uno de los gobiernos norteamericanos que se han turnado en este periodo, muestra reconocidos logros en el área de la salud, educación, deportes, seguridad social, en el bienestar general del pueblo cubano y solidario como ninguno en el mundo.

En Chile, podríamos decir,  hemos tenido unos cuantos “Moncadas” que no fructificaron como el proceso revolucionario cubano, en estos intentos han caído también muchos jóvenes, valiosas vidas que deben motivar a seguir la lucha, con nuestros himnos y canciones, a seguir asaltando sueños que pueden ser realidad como el caso de Cuba y otras experiencias en Nuestra América. Ninguno de estos buenos chilenos está olvidado. La patria ha andado mal, anda mal, huele mal a causa de sus gobernantes, los más conscientes lo saben y lo perciben, salen a las calles y  luchan. Por cada joven caído, por cada chileno lastimado, mutilado, enceguecido, no debe haber llanto, debe haber más decisión, mas coraje, mas creatividad en la lucha, pero definitivamente UNIDAD y más UNIDAD.

Dr. Alex Soza Orellana

Chileno, Iquiqueño, residente en Cuba

La Habana 26 de julio del 2020

Cuba bien amada

Cuba bien Amada

la llamaba siempre

nuestro poeta chileno Pablo Neruda

CUBA mi bien amada siempre es y será 26 DE JULIO

hartos de esperar

llegó la esperanza a Cuba

se hizo la luz en CUBA”

el pueblo irrumpió en el cuartel MONCADA

Con Fidel y Martí siempre será 26 de julio

Cuba flor espumosa

siempre navegando en el mar de las Antillas

Cuba bien amada siempre iluminando

con tus brigadas internacionales de médicos

Henry Reeve te mereces el premio Nobel por la paz

Cuba mi bien amada

la que brilla siempre

siempre será 26 de julio

Cuba la que como un rayo nos ilumina a todos

CUBA SI BLOQUEO NO

Saludos solidarios de Jaime Svart

Poeta de Chile residente en Atenas.

SIEMPRE SERÁ 26 DE JULIO

Amigos del Pueblo

Sr. Director:

Escribo estas líneas con sentimientos de urgencia e incertidumbre. Todo avanza muy rápido. Es muy difícil capturar un acontecimiento, dejarlo fijo y masticarlo hasta el aprendizaje, estamos frente a un vendaval de política, cultura e ideología. Sin duda se trata de aquel interregno, situación en suspenso donde aparecen los monstruos. Nunca la ideología nos ha servido tanto como ahora para orientarnos e interpretar el mundo. El pragmatismo de la política está derrotado, el realismo del que se abusó hasta la náusea por parte del Poder hoy carece de convocatoria.

El mundo popular parece haber despertado de un largo sueño, un cruce inédito de generaciones hizo posible esta tormenta contra el neoliberalismo, el Poder se mordió la cola. No es posible democratizar el consumo, sin democratizar las consecuencias del mismo. En este país unos lo ganaron todo y otros lo perdieron todo. Pero como se heredan las fortunas también se heredan los recelos y resentimientos. El Poder adquirió una deuda con un pueblo y los intereses acumulados son muy altos. La gente está muy cansada de darlo todo por un país que no le devuelve nada. Estamos ante un punto de quiebre, seguramente el más definitivo de esta larga transición a la democracia. Para nosotros, los y las comunistas, todo escenario es definitivo, el más miserable o el más glorioso. Estamos aferrados a la historia y no puede haber cabos sueltos. Nuestra ideología se nutre del pueblo, de sus necesidades, convicciones y por sobre todo de su valentía ¿Qué podría hacer este frágil grupo humano llamado Partido Comunista sin la voluntad del pueblo?

Llegó el momento ser jacobinos. Audaces, rápidos y organizados. Afuera cualquier duda y vacilación, ¡el futuro es hoy!, ¡El Poder se juega el pellejo y nosotres el nuestro!

Como reacción a la avanzada del pueblo, a su voluntad de lucha y entusiasmo, la impunidad y la injusticia enquistada en el Estado actúan con mayor severidad. No quieren ceder más territorio. Lo hemos visto con la libertad a Martín Pradenas, joven blanco, heterosexual y violador en serie. Lo hemos visto con la Machi Francisca Linconao y Celestino Córdoba, gente pobre, luchadora; mapuches encarcelados por razones raciales y económicas.

Es alentador saber que se acerca el Congreso del Partido. Es momento de renovar nuestro compromiso con el pueblo. Como cuando el mundo popular y católico confirmaba su fe en dios y con el pueblo, he pensado mucho en su último representante, don Mariano Puga.

Y de aquí emergen nuevamente más interrogantes que certidumbres, ¿podremos reconectar con ese mundo nuevamente como lo fue antaño? Renovar nuestro compromiso con el pueblo y sus anhelos significa incorporar hasta la médula sus luchas y demandas. Debemos ser feministas, ecologistas y comunistas; debemos ser internacionalistas y profundamente solidarios con nuestros hermanos y hermanas migrantes; debemos reponer la memoria, la verdad y la justicia que es el combustible de la voluntad popular ¿Podremos con tanto?

Yo creo que sí. Pienso que somos compañeros del pueblo, ni conductores, ni dirigentes, ni captadores de la voluntad popular. Nuestra posición en la lucha es determinante pero no imprescindible, el pueblo puede luchar sin el Partido, pero requiere de su aporte para su eficiencia, requiere de su historia porque también es su propia historia. El Partido Comunista,  una amiga y un amigo del pueblo y llegó el momento de renovar este lazo en este XXVI Congreso.

Mario Alberto Domínguez.

Compañeras y compañeros de la Federación Obrera de Magallanes

Decirles que es difícil empezar estas líneas sin destacar el inmenso aporte a las luchas obreras en nuestra región, de las cuales ustedes no solamente fueron parte, sino también los pioneros que sembraron la semilla que diera vida a la primera organización de trabajadores, dejándonos la tarea de construir una sociedad mejor, más justa y solidaria.

Decirles, que nos siguen orientando con el programa que acordaran  “Posesión del poder político por la clase trabajadora y transformación de los instrumentos en propiedad colectiva, social o común; y todas las medidas políticas que se hallen en concordancia con los derechos individuales, y que los más de  100 años que nos separan desde que ustedes se organizaran, han sido una constante de avances y retrocesos, de interminables luchas por ir mejorando las condiciones laborales y también por llegar a tener el poder político. No cabe la menor duda que llegamos a él, en 1970, junto con Salvador Allende, que inició el proceso más transformador y popular de nuestra historia y que provocó la ira de la oligarquía, tal cual les ocurriera a ustedes un 27 de julio de 1920.

A 100 años de la masacre de nuestra primera Federación Obrera de Magallanes, no podemos dejarlos pasar desapercibidos, sin mencionar el importante aporte que han sido para las generaciones que les han sucedido, que a pesar de que no se da cuenta de vuestra historia en las escuelas, liceos o universidades,  que se ha pretendido ignorar y desconocer la existencia de la FOM, siempre están presentes y más por estos días en que se generan distintas iniciativas para conocer de vuestra gesta y planteamientos, de los que muchos hoy tienen plena vigencia.

Deben saber que aún no se ha terminado con la explotación del hombre  por el hombre, el capital sigue gobernando por estos años y sigue la misma política de responder con violencia, muertes, torturas y mutilaciones a toda aquella expresión de movilización que ponga en juego sus intereses.

Puedo decirles también, que a pesar de las adversas circunstancias, nuestro pueblo trabajador a puesto estos últimos meses a través de grandes y masivas movilizaciones los acentos en aquellas demandas históricas, por generar transformaciones sustantivas que pongan en el centro al ser humano y no al capital o el mercado. Lo anterior a permitido un revés político importante a la derecha y también a quienes han sido sus cómplices en mantener un sistema injusto que beneficia a unos cuantos grupos económicos.

Contarles que nadie cree ya en las “instituciones” de la burguesía, que sabemos de la corrupción que se da en éstas y de cómo los grupos económicos financian las campañas y sobornan a parlamentarios.

Que los estafadores de las AFP tendrán que devolver un 10 por ciento de lo que se han apropiado y que ha comenzado una crisis profunda de este sistema neoliberal.

¿Qué más decirles?, que su lucha hoy está más presente que nunca, sígannos acompañando en esta tarea de transformar esta sociedad, que cambiaremos la constitución de la dictadura militar y pondremos en el centro al soberano para que decida su destino.

Agrupación de ex presos políticos y familiares.

Falleció nuestro ex secretario general Paco Frutos quien nos enseño a ser comunistas con sencillez

Francesc Frutos Gras, Paco Frutos, honesto, austero y de sólidas convicciones. La sencillez que dio título a su libro era la esencia de su vida personal, social y militante. Su semblante serio escondía a un hombre afable y divertido, acompañado siempre de su deje catalán, que gustaba de relacionarse con sus camaradas de la sede los viernes para despedir la semana con un pequeño aperitivo que instauró como costumbre durante su mandato como Secretario General del PCE.

Nacido en Calella (1939) en el seno de una familia campesina comenzó su vida laboral en el campo. Después desempeñó diversos trabajos entre ellos obrero del textil donde colaboró, junto a los hermanos Antequera y otr@s camaradas, con la organización de la entonces clandestina Comisiones Obreras-CCOO. Hacía un año que se había afiliado al Partit Socialista Unificat de Catalunya PSUC. La lucha clandestina y la cárcel forjarían su militancia y su carácter.

Siendo ya dirigente de CCOO de Catalunya y del PSUC es elegido diputado del Parlament en la primera legislatura. El PSUC obtuvo un 18% que se tradujo en 25 escaños.

Le tocó vivir momentos convulsos, a caballo entre dos épocas, tiempos de confusión y a veces de derrota que afrontó siempre de frente, con honestidad y energía, sosteniendo siempre lo que consideraba correcto.

En el IX Congreso del PCE (1978), Paco defendió la vigencia del leninismo frente a las tesis mayoritarias seguidoras de la corriente eurocomunista. Poco después, en el V Congreso del PSUC, (1981) en medio de un agrio debate, fruto de la división del movimiento comunista internacional, fue elegido Secretario General del PSUC. Su breve mandato concluyó 14 meses después tras la celebración de un Congreso extraordinario y el retorno a la Presidencia y a la Secretaría General de Gregorio López Raimundo y Antonio Gutiérrez Díaz.

Paco se traslada a Madrid para trabajar primero en el equipo de Gerardo Iglesias y después en el de Julio Anguita. Con Julio atendió las responsabilidades de Mundo del Trabajo, Frente de Partido y, tras el XIV Congreso del PCE, ejerció como Secretario del Comité Central.

Fueron los años duros del final de las ilusiones con el derrumbe del socialismo real y la ofensiva neoliberal, crisis económica, reconversión industrial, pérdida de derechos sociales y laborales, OTAN, Maastricht. También los años de la construcción de IU y la lenta pero firme recuperación electoral. Paco, siempre incansable no dejaría de insistir aquellos años en que: “Hay un espacio amplísimo a conquistar y una nueva sociedad a construir, continuemos”.

Otra característica que define su pensamiento es su incesante lucha por la paz y la denuncia del imperialismo. Así lo demostró como diputado (1996) desde la tribuna del Congreso y en la calle denunciando las agresiones a Yugoslavia por parte de la OTAN con la complicidad del gobierno español. También tiene que bregar con la ofensiva interna contra el carácter transformador y alternativo del PCE e IU. A principios de la década, el intento de disolución del PCE con el retorno a la “casa común” del PCE e IU así como la pretensión de acabar con el carácter combativo y sociopolítico de CCOO para convertirlo en un sindicato de servicios. En la segunda mitad, con la ruptura de la relación con ICV, y la escisión en Galicia y con los renovadores agrupados en torno a la llamada nueva izquierda. Ante estos dos envites supo estar a la altura y en primera línea.

El XV Congreso del PCE (1998) le elige Secretario General, responsabilidad que revalidó en los dos siguientes. Cuando antes de las generales del 2000 Julio sufre un infarto, Paco asume la candidatura de IU. Las expectativas no son halagüeñas. En los anteriores comicios municipales, autonómicos y europeos los resultados habían sido malos. Hizo una excelente y agotadora campaña que culminó con un grupo de 8 diputados. Aquellas fueron las elecciones del acuerdo con el PSOE.

A finales de año se celebró la VI Asamblea de IU marcada por la división interna. Dirigentes del Partido formaban parte de candidaturas que confrontaban con la encabezada por él. Quedó a un voto de ser elegido Coordinador General. El nuevo Coordinador sería Gaspar Llamazares. Esta situación le llevó a abrir una reflexión en el seno del PCE sobre la cohesión del Partido y la unidad de acción, la toma de decisiones y la recuperación de soberanía, las competencias de un PCE que debía trabajar por recuperar las señas de identidad fundacionales de IU situando nuevamente la preocupación en las condiciones de vida de la clase trabajadora, en la contradicción capital-trabajo como eje de su intervención política. Reconstruir el PCE, refundar IU: esta fue la tarea principal de sus últimos años de mandato junto, una vez más, a la denuncia de las agresiones imperialistas, esta vez contra Irak.

Sus discursos más significativos están publicados en Nuestra Bandera. A partir de 2015, el surgimiento de Podemos y la posición política del PCE e IU provocan su distanciamiento de la vida orgánica, aunque continúa, incansable, defendiendo sus ideas.

Todo este relato se refiere a su vida pública pero Paco tenía una vida privada muy rica: familia, amistades, camaradas y su pasión, el mundo de la cultura del que especialmente disfrutaba y practicaba asiduamente. Uno de sus últimos poemas, quizá el último, es éste con motivo de la pandemia. Hasta siempre, camarada.