Resquebrajamientos en el sistema. Inicio de transición.

Equipo ES. 24/07/2020. Resquebrajamientos en el sistema

Lo ocurrido con la aprobación en el Parlamento, con amplísima mayoría transversal, del retiro del 10% de fondos desde las AFP, tiene que ver con resquebrajamientos que se están produciendo en la institucionalidad vigente desde el período dictatorial y en el sistema financiero.

Esa reforma constitucional, en efecto, vino a alterar el formato de funcionamiento de las Administradoras de Fondos de Pensiones y a cambiar los mecanismos de funcionamiento del sistema financiero ante la ciudadanía, específicamente en este caso, los afiliados a las AFP.

Por eso se definió como una dura derrota del gobierno de derecha, que representa o debería representar la defensa de este modelo financiero y evitar esas alteraciones. Por eso, se trató también de una derrota de los consorcios financieros privados y de los economistas, legisladores, empresarios, directivos que defienden el modelo neoliberal y de mercado y los mecanismos de mercado.

Se habló de una segunda gran derrota de la derecha y de quienes defienden la actual institucionalidad, porque hace meses, se dio luz verde a retomar de manera decisiva el proceso constituyente, que este gobierno quiso parar, con el plebiscito para abrir el camino hacia una nueva Constitución.

Como lo dijeron destacados representantes del mundo conservador, como Pablo Longueira, Andrés Allamand, Jacqueline van Rysselberghe, Juan Correa Sutil y hasta José Antonio Kast -que se sintió traicionado-, con ese tipo de pasos se afecta los sustentos del actual sistema, las bases del sistema y abre una brecha peligrosa.

No es menor que, como dijeron economistas y analistas, con la aprobación del 10% del retiro se intensifica la batalla por terminar con la hegemonía de las AFP, y con el plebiscito se entra en tierra derecha para tener una nueva Carta Magna en el país.

Hay que considerar que vienen, a nivel de Parlamento, otras situaciones, como la discusión y eventual votación, del impuesto a los súper ricos del país, algo que toma vuelo y que podría producir una recaudación de 6 mil millones de dólares.

No se cansan de decir, dirigentes sociales y políticos, parlamentarios y representantes de la sociedad civil, que esta situaciones que aparecen como inéditas en Chile, tienen origen en las revueltas sociales y demandas ciudadanas intensificadas el año pasado, y en las reivindicaciones y protestas producidas durante este período de crisis sanitaria y social.

Inicio de transición

La decisión, dada a conocer por el Ministerio de Salud, de que varias comunas de la Región Metropolitana dejen la cuarentena obligatoria y entren en una transición, que contempla la posibilidad de salir a la calle entre lunes y viernes, hacer actividades físicas y reuniones de hasta diez personas, se tomó, en realidad, no porque la situación de la pandemia del nuevo coronavirus haya mejorado sustancialmente, sino porque mejoraron algunos índices.

La medida entró al debate y, sobre todo, se enfatizó que hay un riesgo de rebrote que, incluso, puede ser peor que la etapa vivida estos meses. Como sea, de acuerdo a expertos y al MINSAL era el momento de hacerlo y es parte de los pasos que se irán tomando estos meses del segundo semestre del año.

Lo importante, señalado por especialistas, desde el mundo médico, académicos y autoridades comunales, es que los ciudadanos tomen las medidas preventivas y de autocuidado, que no salgan desde sus casas si no es necesario, que no contribuyan a aglomeraciones y abusos en el marco de la transición decretada.

Es significativo que esta es la primera decisión de impacto en el plan definido como “paso a paso” y, por tanto, tendrá efecto en las decisiones a mediano plazo y en otras regiones del país. Es decir, si el proceso resulta y los índices siguen siendo positivos, habrá una evaluación que posibilitará seguir con estas medidas. Pero si, por desgracia, las cifras vuelven a ser muy negativas, se entrará seguramente en un escenario de cuestionamientos y de revisión.