El jueves comienza trámite legislativo de reforma constitucional para que tribute el 2.5% de los multimillonarios. Se podría recaudar 6 mil millones de dólares.

Equipo ES. Valparaíso. 20/07/2020. Se viene al Parlamento la discusión de otra reforma constitucional que posibilitaría obtener recursos para enfrentar la crisis sanitaria y social que afecta al país y que beneficiaría a millones de personas.

Se trata de una iniciativa para cobrar un impuesto al 2.5% de los súpero ricos, lo que permitiría recaudar al menos 6 mil millones de dólares para planes sociales y de ayuda a la población.

Este jueves 23 de julio se iniciará oficialmente el trámite del proyecto en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputadas y Diputados.

La jefa de la Bancada Parlamentaria del Partido Comunista (PC), diputada Camila Vallejo, valoró la decisión de poner en tabla la reforma constitucional. “Este jueves comenzará discusión de impuesto a los Súper Ricos. ¿El gobierno y quienes dicen defender la progresividad, seguirán oponiéndose a cobrar un impuesto patrimonial a los súper multimillonarios de Chile para ir en ayuda de nuestro pueblo?”, interpeló la parlamentaria.

La diputada Karol Cariola (PC) explicó que “la modificación que se hace a la Constitución es un artículo transitorio y, por ende, una vez aplicado este impuesto deja de tener efectos. Es una medida concreta de coyuntura para poder ayudar a financiar las necesidades de las personas que no le han llegado los beneficios del gobierno”.

Mientras que el diputado Daniel Núñez (PC) adelantó que “la aplicación de este nuevo impuesto, como es obvio, debe ser realizado por el SII (Servicio de Impuestos Internos) y para ello recurrir a las facultades que la Ley Tributaria le entrega a dicho servicio, en particular las normas que contempla la cláusula anti-alusión”.

La moción parlamentaria fue presentada y promovida por la Bancada del Partido Comunista, y establece un impuesto transitorio, equivalente al 2,5% del patrimonio de las personas más ricas del país, que detenten un patrimonio igual o superior a 22 millones de dólares con el objetivo de allegar mayores recursos para enfrentar la crisis económica y social que se vive con ocasión de la pandemia del Covid-19.