TERRITORIOS. Organizaciones piden urgente segunda cuarentena para Arica

Redes

Llamado de la Mesa Social Solidaria. Región ya pasó los 2 mil casos de personas contagiadas con Covid-19, en una población de 224 mil habitantes.

Yani Aguilar Paulsen. Periodista. Arica. 08/07/2020. El llamado lo está haciendo la Mesa Social Solidaria (MSS), instancia, que reúne a 17 organizaciones de la sociedad civil de la región Arica y Parinacota, alertando a las autoridades para que se reimplante la cuarentena total en la ciudad de Arica que ya pasó los 2 mil casos de personas contagiadas con Covid-19, en una población de 224 mil habitantes. Además, piden medidas urgentes para hacer frente al colapso del sistema de salud, porque el hospital regional ya no puede atender a una persona más, y las cifras de personas enfermas cada día no baja de los 2 dígitos, desde hace un mes.

Estas agrupaciones quieren que las autoridades apliquen medidas especiales por ser zona extrema, donde la región pueda resolver con autonomía la decisión de implementar una cuarentena, sin esperar la orden centralizada de agentes y asesores que poco o nada saben lo que sucede a más de 2 mil kilómetros de distancia.

En su declaración pública explican la razón por la que sigue habiendo tanta gente en las calles, y no confinados en sus casas. “El alto porcentaje de personas en las calles diariamente, corresponde a quienes  acuden a realizar trámites que no se pueden por internet, a personas que no cuentan con los recursos o conocimientos para hacerlos de manera remota, a personas que acuden a los bancos y otros servicios a re pactar deudas o adquirir nuevas. Muchos deben salir a trabajar y por supuesto un porcentaje menor no cree o no ha tomado conciencia del estado de catástrofe que estamos viviendo”.

La MSS lleva 4 meses entregando ayudas solidarias a las familias que han perdido sus ingresos laborales, proporcionándoles víveres, artículos de salud e higiene y suministrando alimentos frescos a las ollas comunes que se levantan cada día en las poblaciones. Se articularon a raíz de una propuesta planteada por la organización Mujeres, Memoria y Derechos Humanos de Arica, motivadas por la crisis económica y social que se veía venir ya en el mes de abril, como secuela de la pandemia. “La gente ya no podía acudir a sus trabajos, y sus ingresos comenzaban a mermar”, nos dice una de sus integrantes, Carolina Videla, Trabajadora Social.

En esa oportunidad, unieron fuerzas con el alcalde de la ciudad, Gerardo Espíndola, quien junto a un grupo de ediles exigían al gobierno una cuarentena total en diversas comunas del país para detener el avance de los contagios. Sin embargo, la autoridad no reaccionó oportunamente a este llamado con lo que los infectados aumentaron día a día.

Las agrupaciones que conforma este conglomerado social, nunca se han juntado físicamente y se reúnen virtualmente a través de las plataformas disponibles de Internet. Representan diversidad de temáticas sociales, a mujeres, derechos humanos, artes y cultura, sindicalismo, salud y educación, discapacidad, medioambiente, infancia. Se coordinan a través de un grupo de WhatsApp y tienen una página de Facebook (https://www.facebook.com/Mesa-Social-Solidaria-Arica-y-Parinacota-111410967205169), a través de la cual recolectan enseres o aportes en dinero para armar cajas familiares. Guardan en una bodega lo que reciben de ayudas solidarias que hacen llegar los vecinos y vecinas e instituciones, y desde allí salen a repartir cajas con mercadería a familias necesitadas e integrantes de las propias organizaciones de la Mesa Social.

De las autoridades regionales solo el alcalde de Arica integra esta Mesa Social Solidaria, a través de la Oficina de Derechos Humanos, quien ha participado personalmente en varias de las reuniones virtuales que realizan semanalmente desde que se constituyeron, el 29 de marzo.

Con el Intendente Roberto Erpel no han tenido cabida, incluso cuando le pidieron considerar integrarlos a la Mesa Técnica Regional del Covid-19, atendida la ley 20.500 sobre Participación Ciudadana en la Gestión Pública, éste les dio un portazo al negarles a las organizaciones civiles el derecho a estar allí.

Para Carolina es lamentable que no se tomen en cuenta los aportes que puede hacer la sociedad civil en medio de esta pandemia, que no solo tiene que ver con aspectos económicos, sino que con la salud mental, la convivencia y la vida de las personas. “Queremos que las decisiones que se tomen sean con la opinión de las organizaciones de la sociedad civil; pero su respuesta fue un rotundo no”, señala.

En dos líneas de trabajo, la mega organización despliega solidaridad inmediata y educación sobre lo que significa esta pandemia del Coronavirus. Entregan cajas de alimentos que logran armar con los aportes que hace la gente, a través de campañas donde recolectan alimentos, pañales de adultos y toallas higiénicas. Desde el 15 de mayo ya han distribuido más de 110 cajas en los territorios de diversas organizaciones, también respondiendo a las solicitudes que llegan directamente al mail: msocialaricasolidaria2020@gmail.com

La otra línea de trabajo tiene que ver con la generación de mensajes educativos hacia la comunidad. Tienen una Comisión de Salud y Educación a cargo de preparar capsulas de información para reforzar conductas en la población. “En esto han aportado los colectivos de psicólogos y de salud mental, inicialmente con charlas on-line para reconocer los efectos de la pandemia en los hogares”, indica la dirigenta.

Con todo, la demanda es que estas temáticas sean abordadas desde el Estado, razón por la que insisten en ser integrados a la Mesa Técnica del Covid-19. “Como sociedad civil hemos colaborado en proactividad, pero las medidas del gobierno han sido erráticas y son errores que se producen por la desconexión que el gobierno tiene de la realidad. No comprenden lo que pasa en las poblaciones”, se quejan.

Estiman que las medidas han sido mal diseñadas, “cuando salimos a la calle no hay protocolo para que la gente tome distancia y use mascarillas. Hay un relajo de las autoridades que han sido ambiguas; al inicio no querían decretar la cuarentena hasta que la gente se empezó a enfermar y morir”.

Dado que la ciudad de Arica ya no tiene grandes empresas, no hay empleo, y la gente no se puede trasladar a otros lugares como lo hacía antes, cuando iban a las minas o al interior de los valles para faenas agrícolas. “Somos zona extrema, hoy debiera haber un tratamiento especial porque estamos lejos de todo. Las ayudas se demoran más”, indica Carolina.

En este sentido, solicitan al Gobierno Regional “redestinar recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) hacia la población y por un período acorde con la proyección de esta pandemia y se establezca cuarentena en Arica”.

Una petición particular formulan a las compañías de servicios a que no corten los suministros de hogares que no han podido pagar sus consumos de agua y luz, así como otros de primera necesidad, como internet para mantenerse conectados sin salir de las casas. “Hacemos un llamado público a las empresas de energía eléctrica y de suministro de agua potable para que suspendan los cobros de los servicios y los cortes por no pago de los mismos, apelando a su responsabilidad social empresarial”, señala la declaración.

Del mismo modo, solicitan que la compañía de agua potable, Aguas del Altiplano, entregue el recurso en aquellos lugares apartados no urbanizados, o donde hay “tomas” con 250 familias que no pueden cumplir con el “lávate las manos”.

La petición a las autoridades regionales a actuar con premura, a los parlamentarios,  a los Consejeros y Consejeras Regionales, a los alcaldes, concejales, para hacer posible medidas que protejan a la población de zona extrema del país.

Texto íntegro de la declaración:


Declaración Pública

Como Mesa Social Solidaria Arica y Parinacota, venimos a manifestar nuestra profunda preocupación por el aumento progresivo de los casos de personas contagiadas con COVID-19, desde que fue declarada la pandemia en nuestro país. Quisiéramos primeramente, expresar nuestras más sinceras condolencias a las familias que han perdido a alguno de sus seres queridos producto del Coronavirus

La cantidad de contagios en nuestra región supera ya las 2.100 personas y se mantiene al alza, aumentando en un 50% sólo en los últimos siete días.  No podemos mantenernos indiferentes frente al inminente colapso de nuestro sistema de salud y su capacidad hospitalaria. La situación se hará insostenible, tanto por la capacidad de dar respuesta a los pacientes, por el estrés que viven a diario los trabajadores y trabajadoras de la salud, como por el malestar y preocupación de las familias y de la comunidad en su conjunto. Vemos con angustia que a pesar de que las cifras se han mantenido en los dos dígitos de contagios por semanas, las medidas locales se mantienen como si la situación estuviese bajo control.

Respecto del actuar de la población, podemos señalar que de la gran cantidad de ariqueños que observamos diariamente en las calles de nuestra ciudad, una parte importante corresponde a quienes acuden a realizar trámites de manera presencial, ya sea porque el trámite así lo requiere o por no contar con los recursos o conocimientos para realizarlos de manera remota, y otra a quienes deben salir a cumplir sus compromisos laborales. Ciertamente persiste un porcentaje menor de personas que simplemente no creen o no han tomado real conciencia de la importancia del estado de catástrofe que estamos viviendo.

Ante esta realidad existe una responsabilidad fundamental que es de competencia de las autoridades, quienes deben garantizar acciones concretas para proteger a la comunidad, ya sea generando condiciones mínimas para mantener el aislamiento físico, estableciendo mecanismos y estrategias que permitan una circulación y desplazamiento seguros, así como fiscalizando el cumplimiento de las medidas adoptadas. Evitando además dar señales ambiguas a la población respecto de hipotéticas “leves mejorías”, declaraciones de eventuales regresos al trabajo presencial o retorno a las aulas, entre otras declaraciones y acciones  incomprensibles de parte de las autoridades, las  que sin lugar a dudas influyen en la percepción general sobre la gravedad de la pandemia e inciden directamente en las pautas de comportamiento de la población frente a la emergencia, conduciendo hacia la relativización de la urgencia del distanciamiento social, el autoconfinamiento, uso de mascarilla y demás acciones por todos conocidas.

Tenemos claridad de las complejidades que involucra hacer frente a esta pandemia, pero consideramos que la situación requiere de medidas urgentes y contundentes para lograr una pronta disminución de los contagios y muertes en Arica y en las comunas rurales. Medidas con enfoque de derechos y con enfoque cultural para los pueblos originarios, dicho sea de paso.

Demandamos de parte de las autoridades a cargo, el establecimiento de mecanismos orientados a redestinar recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional hacia la población y por un período acorde con la proyección de esta pandemia.

Demandamos que se establezca CUARENTENA en la ciudad de Arica.

Hacemos un llamado público a las empresas de energía eléctrica y de suministro de agua potable para que gestionen el apoyo a la población eliminando cargos fijos, servicios varios, de alcantarillado, tratamientos de agua potable etc., rebaja inmediata del alza injustificada en los cobros de energía eléctrica que están sufriendo las familias ariqueñas, y a no realizar cortes de suministros por no pago,  apelando a su responsabilidad social empresarial.

Hacemos un llamado a todas las autoridades, a los parlamentarios de la región,  a los Consejeros y Consejera Regional, a los Alcaldes, Concejales, a que actúen hoy y con premura para hacer posibles medidas para  la protección de quienes vivimos en esta zona extrema del país.

MESA SOCIAL SOLIDARIA ARICA Y PARINACOTA

Agrupación Cultural Círculo Ancestral

Agrupación Trabajadores Por la Cultura y el Arte Arica

Agrupación Espíritu Tierras Altas

Arica Lucha Parkinson

Asociación de Enfermeras y Enfermeros ASENF ARICA

Asociación Asistentes de la Educación AFE Arica

Asociación de Funcionarios/a  No Académicos UTA

Centro Social Cultural San José

Colectivo Carnavalón

Comité Para la Vivienda Villa Frontera

Deportivo Social y Cultural Las Vizcachas

Fundación Trashumante

Junta Vecinal Villa Frontera

Mujeres de Luto Arica

ONG Inclusión Por Siempre

Organización Mujeres Memoria y Derechos Humanos

Movimiento TEA Por Siempre

 

 

Deja una respuesta

julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031