Análisis apuntan a que escenario se aproxima a lo que fue la crisis del ’82-’83.

Patricia Ryan. Periodista. 09/07/2020. Los análisis de desempleo en el país ya apuntan a cifras arriba de los 2 millones de personas afectadas por la cesantía. Para el Centro de Encuestas y Centro de Estudios Longitudinales de la Universidad Católica (UC), las personas sin trabajo llegaron a dos millones 100 mil, y el presidente del Centro Internacional de Globalización y Desarrollo, Andrés Solimano, indicó que el cálculo real sitúa en 2 millones 500 los desempleados. El director de la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL), Fernando Carmona, apuntó que en términos reales, la cesantía en el país se ubicaría en el 27% de la fuerza laboral, que es de más de 8 millones de ciudadanos.

En un estudio dado a conocer en esta fecha por el centro de la UC, en cuanto al impacto de la pandemia del nuevo coronavirus en Chile, se señaló que el desempleo alcanzó el 11.5% en junio.

El sondeo realizado evidenció una caída en las personas ocupadas, que llega a un 43%, lo que, según el director del centro David Bravo, “se traduce en una pérdida aproximada de 2.1 millones de empleos en un año”. Indicó que es una situación muy grave. Hay sectores como el de la cultura y recreación que tiene una tasa de cesantía superior al 40%.

En entrevista con el programa “Tribuna Semanal” de Le Monde Diplomatique Chile, El Siglo y Revista DeFrente, Solimano estableció que “hay cerca de 800 mil personas  en lo que se llama desempleo abierto, gente que anda buscando trabajo y no lo encuentra; después hay un millón cien mil -son datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)- de gente inactiva, que se retira de la fuerza del trabajo; tenemos 600 mil personas que es gente que se acogió a la Ley de Protección del Empleo, que son lo que se podría llamar empleos suspendidos. Si sumamos estos componentes, llegamos a dos millones 500 mil. La fuerza de trabajo de Chile es 8 millones 200 mil, estamos hablando entonces, cerca de un 22% de desocupación”.

Consultado por Radio Nuevo Mundo, Fernando Carmona sostuvo que las últimas cifras de desempleo entregadas por el INE, que marcan un 11, 2%, el más alto en 10 años, no reflejan aquellos trabajadores que estaban ya en marzo disponibles para el mercado laboral, lo cual sumado a otros factores, podría aumentar el nivel de cesantía un 27%. El economista manifestó que  las cifras de desempleo informadas por el INE tampoco incorporan a aquellos trabajadores que pese a tener alguna ocupación, están en sus casas por licencia médica, a propósito del Covi19 o sujetos a los planes de supuesta protección del empleo, pero que en la práctica significa que no reciben ingresos de parte de sus empleadores.

Los analistas coinciden en que se está cerca o se llegó a cifras de desempleo que no se veían desde la crisis económica, social y laboral de 1982 y 1983, que tuvo un tremendo efecto en los ingresos y dificultades millones de personas y que aumentó considerablemente los porcentajes de pobreza en Chile.