Entidades indicaron que vincular Tics Crónicos, Síndrome de Tourette y Distonia, a inhabilidad psiquiátrica, “no se sostiene en evidencia alguna” y es un acto discriminatorio a personas que lo padecen.

Equipo ES. 02/07/2020. Aparecieron en los últimos días comentarios, análisis y juicios respecto a que el estado de salud del Presidente Sebastián Piñera sería precario, y se asoció a trastornos que le impedirían ejercer adecuadamente el cargo.

Ante eso, las Asociaciones de Trastornos del Movimiento, la Corporación de Trastornos del Movimiento CETRAM, la Fundación Amigos del Tourette y Fundación Distonia, emitieron un comunicado donde indicaron que “dadas las reiteradas referencias de diferentes actores nacionales, a la relación entre los cuadros clínicos del trastorno del movimiento Tics Crónicos, Síndrome de Tourette y Distonia, y la inhabilidad mental o psiquiátrica, es necesario aclarar que dicha relación no se sostiene en evidencia alguna, y, por el contrario, las personas que viven con Tics Crónicos, Síndrome de Tourette, o Distonía, pueden desarrollar todo tipo de actividades, en tanto se les otorguen los apoyos necesarios”.

Apuntaron, más allá de las referencias al Presidente Piñera, que “consideramos de suma gravedad efectuar declaraciones públicas que puedan generar en la ciudadanía un elemento más de discriminación y marginación social de las personas afectadas por estos trastornos, al instalar dudas sobre su capacidad mental, perjudicando seriamente el trabajo de inclusión que venimos desarrollando hace años, a pesar de las limitadas acciones y políticas públicas al respecto”.

Las entidades sostuvieron en el comunicado que “asociar la forma de conducción del gobierno a un posible trastorno del movimiento del actual Presidente de la República, es un acto reduccionista que reviste una irresponsabilidad ética y Política, debido a que tales acciones presentan relación con decisiones particulares que un sujeto toma en libertad de acción respecto de su cargo y deberes, no pudiendo ser explicados por un diagnóstico”.

Se precisó: “Este tipo de trastornos, como el Síndrome de Tourette, Distonía o Tics Crónicos, producen entre otros síntomas, movimientos o vocalizaciones súbitas, rápidas, recurrentes, y de carácter involuntario. Dichos síntomas y sus consecuencias en la vida cotidiana de las personas, responden positivamente a los tratamientos farmacológicos y programas de rehabilitación neuromotora”.