Es la intención de Benjamin Netanyahu pese al rechazo internacional y condena de Naciones Unidas. Plan trazado junto con Donald Trump.

Agencias. 30/06/2020. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, continuaba con su propósito de avanzar en la anexión de parte de Cisjordania, en otra ocupación de territorio palestino, aliado en este objetivo con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Esto, a pesar de la condena de Naciones Unidas, de la violación al derecho internacional y de una oposición interna en Israel.

La medida fue presentada desde enero en el plan para Oriente Medio del presidente de Estados Unidos y Netanyahu. Una afectación al pueblo palestino que podría derivar en sanciones económicas de la Unión Europea a Israel.

El plan considera la imposición israelí en el 30 por ciento de Cisjordania, incluidos los asentamientos y el Valle del Jordán, y minimiza la soberanía palestina y el respeto al Estado palestino.

Los palestinos y varios Estados árabes rechazaron ese plan que priva a los palestinos del derecho de poseer unos territorios que ya fueron reconocidos como suyos en varias resoluciones de la ONU. El presidente palestino, Mahmud Abás, anunció a mediados de mayo pasado la ruptura de todos los acuerdos con Israel y Estados Unidos.

Medios de prensa internacionales hicieron ver que el mandatario estadounidense, Donald Trump, presentó en enero su “acuerdo del siglo” para solucionar el conflicto palestino-israelí, que contempla que Jerusalén sea la capital “indivisible” de Israel, deja un 30 por ciento de Cisjordania -los asentamientos y el Valle del Jordán- bajo control de Israel y plantea un Estado palestino desmilitarizado con capital en una zona de Jerusalén Este situada fuera del muro de separación levantado por Israel.

Hay tensiones internas, ya que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, encara esto en medio de una crisis política que derivó en un gobierno de pacto entre distintas fuerzas israelíes, además de la oposición interna de amplios sectores de Israel. De hecho, el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, opositor a Netanyahu, dijo que el plan de anexión debe esperar hasta que se haya contenido la crisis por coronavirus que está afectando a la población de ese país.

Por cierto, en mayo de este año se pudo concretar un nuevo gobierno en Israel en un acuerdo del partido Likud, del Primer Ministro, y la Alianza Azul-Blanca de Benny Gantz. El 20 de abril, Likud y Alianza Azul-Blanca se pusieron de acuerdo en un “gobierno de unidad nacional” junto a partidos menores, donde Netanyahu estaría al frente por un año y medio y posteriormente Gantz tomaría el timón por el restante de la legislatura.

En medio de eso, una de las tensiones internas tiene que ver, precisamente, con la anexión de Cisjordania. Netanyahu no duda de ese objetivo, pero Gantz no lo tiene como una urgencia.

Organizaciones de la Franja de Gaza convocaron el domingo a los palestinos a unir fuerzas y protestar el próximo 1 de julio contra el propósito del Gobierno de Israel de anexarse zonas ocupadas de Cisjordania.

En esa fecha los palestinos protagonizarán una manifestación multitudinaria en Ciudad de Gaza para condenar el plan concebido por Israel para cometer ese despojo, declaró el alto responsable del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), Talal Abu Zarifa.

En Chile, la Agrupación Judía Diana Arón (AJDA), emitió una declaración (Ver www.elsiglo.cl, sección Orbe), condenó “de forma enérgica y categórica el plan de anexión de territorios ocupados en Cisjordania que el gobierno israelí pretende implementar a partir de julio del año en curso. Dicho plan es ilegal, ya que va en contra del Derecho Internacional y de las reiteradas resoluciones de las Naciones Unidas al respecto”. Se indicó en un comunicado que “el plan de anexión constituye una afrenta injustificable a los derechos más básicos de la población palestina que habita en dichas tierras y al pueblo palestino en general -dentro y fuera del Medio Oriente- así como a sus derechos inalienables sobre los territorios ocupados por Israel desde 1967”.