La diputada y Organicemos Dignidad había solicitado la existencia de permisos virtuales para quienes participan en esas iniciativas destinadas a garantizar alimentación.

23/06/2020. La diputada Karol Cariola (PC) valoró el protocolo emitido por el gobierno mediante la Subsecretaría de Prevención del Delito, que entrega un “permiso solidario para suministro de alimentos”, para aquellas personas que realizan acciones solidarias en sus barrios como las ollas comunes.

A comienzos del presente mes la parlamentaria, representante de la zona norponiente de la capital, en conjunto con Organicemos Dignidad, enviaron una carta dirigida al Presidente de la República solicitando la extensión de permisos virtuales a estas iniciativas sociales, con el objetivo de evitar las multas o sanciones para quienes se ven en la obligación de salir de sus hogares, tanto para colaborar como para recibir alimentación. La misiva fue respaldada con la firma de más de 140 organizaciones sociales del país, y fue secundada con el envío de un proyecto de ley que planteaba la creación de dicho permiso.

“Junto a Organicemos Dignidad, la Fundación Barrio Vivo, entre otras, presentamos esta carta y además ingresamos un proyecto de ley para crear este permiso, por tanto estamos contentos y contentas de que el Gobierno haya escuchado nuestra solicitud, de que este permiso se haya creado por vía administrativa que era lo más fácil por supuesto, el gobierno tenía esa facultad pero de todas maneras no renunciamos a buscar todos los mecanismos posibles para poder llevarlo adelante a la brevedad”, expresó la parlamentaria por el Distrito 9.

La diputada Cariola además agregó que “esto es un triunfo de alguna manera también de aquellas organizaciones que han estado en el territorio supliendo la ausencia que ha tenido el Estado de Chile en relación a contribuir a la subsistencia básica y cotidiana de aquellos ciudadanos que se han visto más afectados y afectadas por esta pandemia, y sus consecuencias sociales y económicas.

En la misma dirección, Camilo Sánchez, coordinador de la plataforma solidaria Organicemos Dignidad, señaló que “este es un avance de la primera línea que lucha contra el hambre, la cual exigió reconocimiento y seguridad al Estado mientras desempeñaba labores fundamentales sin ningún permiso. Mientras no se garanticen ingresos suficientes, las ollas comunes serán una realidad”.

Cabe señalar que el protocolo emitido por el gobierno hace efectivo el permiso mediante las municipalidades de las comunas que están bajo cuarentena, por tanto, cada dirigente y/u organización social deberá completar una planilla que tendrán a disposición en la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) para dar curso a este “Salvoconducto Solidario”, previa aprobación de Carabineros de la comuna.