Es urgente la respuesta integral y coordinada para enfrentar la actual crisis.

ES. 17/06/2020. Texto íntegro de la declaración dada a conocer hoy por el Partido Comunista:

Opinión sobre el cambio de Ministro y el “acuerdo”

El cambio de Ministro de Salud simboliza el fracaso, los errores y la tardanza del gobierno, en tomar las medidas más efectivas en su estrategia de contención del Covid-19. Al mismo tiempo deja en claro que las medidas económicas de protección social, que también han sido extemporáneas, no han sido suficientes hasta ahora, transformándose en el talón de Aquiles de la Pandemia. Desgraciadamente el diagnóstico equivocado se traduce en pérdidas irreparables en vidas humanas y en costos sociales con proyecciones del 16% de pobreza según CEPAL.

En medio de este cuadro se ha anunciado un acuerdo entre el gobierno con 3 partidos de oposición para posibilitar el gasto de 12 mil millones de dólares en dos años, para entre otras medidas, fortalecer el subsidio familiar. Se plantea establecer como ingreso mínimo 100 mil pesos, por 3 meses, en que se complementa el ingreso propio hasta llegar a este ingreso mínimo. En el tercer mes se reduce el subsidio de complemento y no está claro a cuánto llegaría el aumento de la cobertura.

Con lo importante que es aumentar el ingreso familiar, lo propuesto está aún por debajo de la línea de la pobreza que está hoy en 160 mil pesos por persona. Y se anticipa que no cubrirá a todas y todos los que lo necesitan, como no lo hizo el primer proyecto aprobado. Tres millones de personas han perdido su empleo, este acuerdo no dimensiona bien la magnitud de la crisis social generalizada.

Este factor seguirá pesando en el mayor o menor éxito de las medidas sanitarias que adopte el nuevo ministro, que ha anunciado una nueva estrategia, según sus palabras, con la participación que incluye a organizaciones de trabajadores y funcionarios de la salud, lo que esperamos no sea sólo una declaración de buenas intenciones.

Lo primero y fundamental es asegurar las condiciones sociales y económicas para que todas las personas puedan cumplir adecuadamente las cuarentenas. Aún es tiempo de mejorar la propuesta del gobierno en el Congreso.  

Y otra indispensable, desde el punto de vista sanitario, es establecer acciones preventivas con el fortaleciendo de la Atención Primaria de Salud, con el objeto de atenuar los efectos de la masiva circulación del virus, frenar el aumento de los casos severos a todas las edades, reducir la sobrecarga viral sobre los susceptibles y aliviar la extrema sobrecarga de los equipos sanitarios.

Es urgente la respuesta integral y coordinada para enfrentar la actual crisis, estableciendo políticas de protección a la población abordando las determinantes sociales de la salud (vivienda, empleo, alimentación, entre otros). Para ello es fundamental la apertura al diálogo, y a la participación efectiva y democrática del mundo social, sindical, académico y otros, en la construcción de una respuesta de salida a la pandemia, que en las comunas debiera replicarse en la acción conjunta de los servicios de salud primarios con la sociedad organizada y los alcaldes y concejos municipales, pero con recursos que aún no están.

Ha sido un error grave mantener tantos contagios y defunciones en el limbo, ocultos a la vista de la opinión pública, 31 mil casos de contagios de los cuales nada sabíamos y varios centenares de fallecidos. Es vital elevar la transparencia en la entrega de datos relacionados a la pandemia, para así establecer medidas eficaces y también para recuperar la confianza de la ciudadanía, en la autoridad sanitaria y servicios de salud.

Se necesita un aumento y rapidez de exámenes de pesquisa, para lograr medidas efectivas  y oportunas.

Optimizar el diagnóstico y detección activa de casos, estudio de contactos y casos probables por covid-19 considerando el seguimiento, la trazabilidad de los contactos y el aislamiento efectivo en domicilio o residencias sanitarias.

Aumentar sustantivamente las residencias sanitarias para lograr una mayor cantidad de atenciones.

Desarrollar una amplia campaña de educación sanitaria en el nivel primario con la decidida colaboración de la autoridad central a través de las campañas educativas por medios de comunicación que estimulen la solidaridad y el autocuidado en la comunidad.

De una vez por todas tomar medidas efectivas de Seguridad y protección de las condiciones laborales de los trabajadores de la Salud.

El nuevo ministro tiene una ardua tarea que cumplir. Debe asumir el desafío de contener los efectos de la pandemia con la competencia, la credibilidad y la disposición de la tradición histórica de la medicina y la salud chilena y con la urgencia y profundidad que nuestra sociedad lo necesita. Es imprescindible que así sea, para evitar mayores sufrimientos a nuestro pueblo.

PARTIDO COMUNISTA DE CHILE.

Santiago, 17 de junio de 2020