Concejala Irací Hassler se refirió a la situación que involucraría a la Directora de Educación y Directores/a de establecimientos educacionales de la comuna. 

Santiago. 11/06/2020. Impacto causó el día 2 de junio, la publicación realizada en algunos medios de prensa informando que el Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, denunciaba irregularidades en la asignación de un bono para funcionarios/as de Alta Dirección Pública de la Dirección de Educación Municipal de Santiago entre quienes se encontraba su directora Yoris  Rojas.

Este hecho encendió las alarmas al interior del Municipio, debido a que durante los 3 años de gestión del Alcalde Alessandri, ha cuestionado el manejo financiero en materia educacional de la administración anterior, justificándose sobre esto para reducir sistemáticamente el aporte municipal al presupuesto de educación y horas de profesores para compensar el déficit heredado.

La Concejala Irací Hassler, explicó que “el problema se origina en torno a que legalmente los sostenedores están facultados para establecer asignaciones especiales de incentivo profesional, las que deben fundarse según el mérito, teniendo como tope de 30% de la remuneración básica mínima nacional”, sin embargo, en el caso denunciado, según nos comenta, el “límite en la remuneración, habría sido superado, en los casos de la Directora de Educación Municipal y de 27 Directores/as de establecimientos educativos; constituyendo un sobrepago por parte del municipio con el consiguiente enriquecimiento ilegítimo en favor de los/as funcionarios/as, que deben reintegrar las sumas mal percibidas”.

Según se menciona en la declaración y pudo ser constatado al revisar las actas del Concejo Municipal del 25 de julio del 2018, esta situación habría sido advertida por la Concejala a partir de una revisión de la información disponible a través de la plataforma de transparencia de la Municipalidad de Santiago, sin embargo, tanto la respuesta del Alcalde como de otros ediles apuntó a la regularidad del hecho atribuyendo su origen a bonos y asignaciones por perfeccionamiento.

A partir de estos hechos, la Municipalidad instruyó la realización de una auditoría interna y un sumario en la Dirección de Educación Municipal. Al respecto, la concejala señaló que “se deben determinar todas las responsabilidades correspondientes y asegurar la reintegración de recursos que fueron mal asignados”.

 

Deja una respuesta