Nada quedó ausente en la obra de Gracia: las luchas de los trabajadores chilenos, de los campesinos, de los estudiantes y las mujeres por sus derechos y su dignidad.

Miguel Lawner

Arquitecto

Santiago. 29/05/2020. Ayer falleció la pintora Premio Nacional de Artes Plásticas Gracia Barrios, una de las figuras más importantes del Siglo XX en su campo de actividades. Junto a su marido José Balmes, también pintor y Premio Nacional, realizaron una obra siempre comprometida con las causas más nobles y justas que se sucedieron en nuestro país. Nada quedó ausente en la obra de Gracia: las luchas de los trabajadores chilenos, de los campesinos, de los estudiantes y las mujeres por sus derechos y su dignidad.

En los negros días de la dictadura alzó sus pinceles para denunciar el drama de las mujeres detenidas desaparecidas y las innumerables violaciones a los derechos humanos ocurridas en nuestro país.

Como cabía esperarlo fue una de las artistas que contribuyó a embellecer los muros del Edificio de la UNCTAD III, construido durante el gobierno del Presidente Allende, con un telar de gran tamaño que lleva el nombre de Multitud III.

Tras el golpe militar, la mayoría de las obras de arte de dicho edificio, fueron destruidas o desaparecieron, entre ellas la tela de Gracia. Ignorando su origen, quince años atrás un pintor la adquirió en la Caja de Crédito Prendario, donde permanecía empeñada durante muchísimos años. Poco después, el curador y crítico de arte Justo Pastor Mellado la identificó y decidió devolverla a su autora. Había transcurrido más de treinta años desde su desaparición. Se dirigió al domicilio de Gracia y José ubicado en Ñuñoa y depositó el rollo con la tela en la puerta de la casa. Tocó el timbre y se ocultó tras un árbol.

Salió justamente Gracia y al abrir la puerta se encontró con este enorme rollo depositado a sus pies. Miró desconcertada sin ver a nadie y llamó a su marido, intrigada por tan insólito hallazgo.

Finalmente comenzaron a desenrollarlo encontrándose con la enorme sorpresa de reconocer su obra: Multitud III. Solo entonces apareció Justo Pastor, para celebrar abrazados la maravillosa recuperación de una obra imperecedera, que hoy luce digna en uno de los muros del Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

Durante el exilio, Barrios y Balmes formaron parte de la Brigada Pablo Neruda, junto a otros artistas como Guillermo Núñez, con quienes pintaron murales en diversos países europeos, en solidaridad con las luchas que se libraban en nuestro país por recuperar la libertad.

Nuestro reconocimiento a una persona tan creativa y consistente como artista y ser humano.