Estabilidad laboral, sector financiero, condiciones de vida, seguridad alimentaria, entre las prioridades. La mirada del Presidente Xi Jinping.

Xinhua. Beijing. 05/2020. El presidente de China, Xi Jinping, destacó el sábado la necesidad de que se analice la situación de la economía china a partir de una perspectiva integral, dialéctica y a largo plazo, y urgió esfuerzos para fomentar nuevas oportunidades en medio de los desafíos y cosechar nuevos logros en medio de los cambios.

Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China(PCCh) y presidente de la Comisión Militar Central, hizo estas declaraciones mientras participaba en un panel de discusión conjunta que llevaban a cabo asesores políticos nacionales provenientes del sector económico.

Los asesores políticos se encuentran en Beijing para la tercera sesión del XIII Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh).

Xi pronunció un discurso después de escuchar las declaraciones de los asesores políticos.

“Es necesario realizar esfuerzos para aprovechar el potencial y el papel de China como el mercado más grande del mundo, aclarar la dirección estratégica de la reforma estructural del lado de la oferta, y consolidar la tendencia básica de crecimiento económico constante con un sólido impulso en el largo plazo”, dijo.

Xi pidió consolidar el papel fundamental de la agricultura, asegurar la estabilidad en los seis frentes y la seguridad en las seis áreas, y cumplir los objetivos y tareas de construir una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos y de ganar la batalla contra la pobreza.

Los “seis frentes” se refieren al empleo, el sector financiero, el comercio exterior, la inversión extranjera, la inversión doméstica y las expectativas. Las “seis áreas” se refieren a la estabilidad laboral, las condiciones de vida básicas, las operaciones de las entidades del mercado, la seguridad alimentaria y energética, la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro, así como el funcionamiento normal de los Gobiernos a nivel de base.

Al reiterar la necesidad de ver las actuales dificultades, riesgos y desafíos desde una perspectiva integral, dialéctica y a largo plazo, Xi dijo que se deben realizar esfuerzos para fortalecer la confianza de toda la sociedad, en especial de las entidades del mercado.

“La economía de China se encuentra en una fase fundamental para transformar el modelo de desarrollo, mejorar la estructura económica, y alentar nuevos motores de crecimiento”, dijo Xi, quien agregó que la operación económica ahora enfrenta una presión relativamente pesada debido a las dificultades y los retos derivados de problemas estructurales, institucionales y cíclicos entrelazados, los cuales se complicaron por el brote de Covid-19.

Xi enfatizó la búsqueda del desarrollo en el contexto de una inestabilidad e incertidumbres crecientes en el mundo, y señaló que la economía de China aún está caracterizada por un amplio potencial, fuerte resiliencia, amplio margen de maniobra e instrumentos de política suficientes.

“China tiene el mayor sistema industrial del mundo con las categorías más completas, fuertes capacidades de producción, sectores de apoyo completos, así como más de 100 millones de entidades de mercado y una reserva de talentos de 170 millones de personas”, dijo Xi.

“El país tiene un mercado doméstico supergrande de 1.400 millones de personas y un potencial masivo en demanda de inversión”, dijo.

El presidente pidió un avance más acelerado en el impulso al desarrollo de la economía digital, la manufactura inteligente, vida y salud, nuevos materiales y otras industrias emergentes estratégicas, y destacó la creación de nuevas áreas y motores de crecimiento.

Xi enfatizó el avance constante en la creación de un nuevo patrón de desarrollo en el que los mercados nacional y extranjero puedan impulsarse mutuamente, con el mercado nacional como base.

Pidió esfuerzos incansables para hacer que la globalización económica sea más abierta, inclusiva y equilibrada de manera que sus beneficios sean compartidos por todos, y para construir una economía mundial abierta.

“Se deben tomar más medidas para mantener la seguridad de las cadenas industrial y de suministro, y para evitar y disipar riesgos importantes”, dijo Xi.

El presidente también hizo énfasis en asegurar la victoria total en la batalla contra la pobreza. Actualmente, China tiene 52 distritos y 2.707 aldeas que aún deben ser sacados de la pobreza, lo cual representa la misión más dura de la batalla del país contra la pobreza.

Xi agregó que el papel fundamental de la agricultura no debe ser descuidado o socavado en ningún momento.

“China es totalmente capaz de asegurar el suministro de grano y de importantes productos agrícolas, los cuales han desempeñado un papel importante en el mantenimiento de la estabilidad social en el transcurso de la severa epidemia”, dijo Xi.

Subrayó que todas las localidades y departamentos deben implementar fielmente las decisiones, planes, políticas y medidas elaborados por el Comité Central del PCCh, y renunciar a la práctica del formalismo y el burocratismo.