Consorcios y familias ligadas a esas instituciones de salud privada ganaron 18 mil millones de pesos en medio de la pandemia, con alto porcentaje de clientes afectados por crisis económica.

Equipo ES. 07/05/2020. Las ganancias para los grandes consorcios financieros y las familias multimillonarias del país no cesan, en medio de un alto porcentaje de sus clientes afectados por la crisis económica.

Es así que de acuerdo a la información publicada este jueves, las Isapres, entidades de la salud privada, tuvieron utilidades por 18 mil 198 millones de pesos, lo que significa un aumento del 87,6% en sus ganancias.

Ello, en medio de la pandemia del coronavirus que tiene al 60% de la población económicamente activa con salarios disminuidos, concreción o amenaza de despido, y restricciones en derechos laborales. Teniendo que pagar las cuentas, lo que incluye el pago a las Isapres.

De acuerdo a la Asociación de Isapres, citada por la prensa, “se mantuvo el nivel de crecimiento de los ingresos conforme a tasas normales”, pero “el crecimiento del gasto en prestaciones de salud, por la pandemia, fue menor y muy por debajo a lo registrado en los años anteriores, efecto que compensó el alza combinada de licencias médicas y gastos por judicialización”.

Aumentaron en 22% el gasto trimestral en licencias médicas, mayor al promedio de años anteriores para el mismo período, que situaba por el 17 por ciento, y también incrementaron los gastos en costas judiciales en 271 por ciento, superior a los aumentos promedio trimestral los últimos años, de 116 por ciento.

Las utilidades se desglosan de la siguiente forma: Cruz Blanca fue la que más ganó, con 6.841 millones de pesos; seguida de Nueva MasVida, con 5.501 millones; Banmédica, con 2.493 millones; Colmena, con 2.489 millones, y Vida Tres, con 1.711 millones. Consalud, por su parte, registró pérdidas por 839 millones.

 

Deja una respuesta