Rechazo a opción de suspender la consulta por nueva Constitución. Inquietud por declaraciones de Blumel. El plan de la derecha de deshacerse del proceso constituyente.

Equipo ES. 26/04/2020. Total rechazo en todo el arco opositor se planteó en cuanto a la posibilidad de suspender el plebiscito por nueva Constitución.

Entre las colectividades progresistas y de izquierda despertó inquietud cuando este domingo, en una entrevista en el diario La Tercera, se leyó la declaración de Gonzalo Blumel, ministro del Interior, en cuanto a que “hace todo sentido el racionalizar el cronograma electoral si es que muy probablemente la pandemia se puede extender por lo menos por este año y parte del próximo”.

Blumel reforzó su criterio al afirmar que “hoy día la prioridad es combatir la pandemia que no sabemos cuánto tiempo se va a extender. Y, por lo tanto, en su minuto debemos evaluarlo (el plebiscito de octubre), conversar republicanamente en función de la realidad sanitaria y lo primero, insisto, es cuidar la vida y la salud de las personas”.

Días antes, se supo que en una conferencia organizada por el derechista centro de estudios Libertad y Desarrollo, el ex ministro de Interior, Andrés Chadwick, colaborador hasta hoy del Presidente Sebastián Piñera y militante de la Unión Demócrata Independiente (UDI), abrió una puerta a la suspensión, al sostener que “el plebiscito se tiene que determinar si se hace o no se hace por razones estrictamente sanitarias. Lo que yo sí tengo una preocupación es que hoy cómo los distintos países están cambiando sus calendarios electorales. Es una cosa práctica, no ideológica”. Luego enfatizó: “Todos saben que esta probabilidad existe, pero como que nadie se atreve a hablar del tema, porque se puede pensar que uno no quiere, y no. Lo que uno quiere es que ante la eventualidad cierta que sea imposible (hacer un plebiscito) exista un plan B conversado con anticipación. No a última hora”.

El senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Juan Antonio Coloma, dijo que hay que considerar ese Plan B y cómo se plantean exigencias respecto a un escenario distinto. Dijo que todo dependerá de que “sea un plebiscito seguro e informado”.

En la misma línea, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, dijo que “primero que sea seguro para las personas, segundo que pueda ser informado, eso significa que en los tiempos de campaña, es decir, que son 60 días antes -léase en agosto-, el país debe estar en condiciones de poder hacer una campaña política porque es necesario que se puedan desplegar las distintas opciones. Y tercero, que pueda ser participativo y para eso las condiciones de sanidad deben ser evaluadas”.

La idea que ronda en círculos de derecha es que debería postergar, pero inclusive suspender el plebiscito, lo que buscaría con cierta simpatía la UDI, sectores de Renovación Nacional, el ultraderechista Partido Republicano, sectores conservadores, y representantes de poderes fácticos, porque se oponen a una nueva Constitución.

Además, este fin de semana se conoció que personeros de la derecha estarían, al no realizarse la consulta ciudadana, por retomar la ofensiva para que algunos cambios constitucionales se produzcan en un proceso dentro del Parlamento.

Estar alertas

Ante esa situación, salieron varias voces desde la oposición. El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, en declaraciones en Radio Nuevo Mundo, dijo que “hay que estar alertas” ante los planes B del oficialismo, y que “no podemos permitir que los que están en contra de una nueva Constitución echen abajo el proceso constituyente”.

Indicó que habrá que analizar las condiciones sanitarias previo a octubre, fecha fijada para el plebiscito, pero que “el plebiscito habrá que hacerlo ( ) que se descarte del horizonte político chileno puede producir una confrontación política y social de proporciones”.

Teillier manifestó que hay una contradicción del gobierno. “Nos dice que hay nueva normalidad para volver a clases, para que abran los malls, para que los trabajadores vuelvan a sus lugares de trabajo, pero no se puede hacer el plebiscito para que participe la gente. Esa es una contradicción”, puntualizó.

Heraldo Muñoz, timonel del Partido por la Democracia, expresó que “no tiene sentido empezar a discutir un Plan B para la eventual postergación del plebiscito del 25 de octubre. La razón principal es que el Gobierno nos está llamando a un retorno seguro, a una nueva normalidad para fines de abril y mayo”, y eso no tiene por qué no incluir la consulta ciudadana.

Enfatizó que “si es que estamos disponibles para una nueva normalidad, tenemos que estar disponibles para realizar el Plebiscito”. Agregó que “me parece una señal equívoca la del ministro Blumel, no me parece oportuno crear ya alguna duda sobre la realización del plebiscito el 25 de octubre, y eso por una razón muy simple, el gobierno está llamando a que gradualmente vayamos hacia una nueva normalidad”.

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín, citado por Radio Cooperativa, también sostuvo que “me parece paradójico que el gobierno mientras quiere apurar el retorno a clases, la reapertura de los malls, el retorno de los funcionarios públicos, esta nueva normalidad que lo quiere empezar en mayo simultáneamente esté planteando postergar un plebiscito que es en el mes de octubre”.

Planteo que “las discusiones se deben ir tomando de acuerdo con la evolución de la pandemia y así como no somos partidarios de anticipar la vuelta a clases y la reapertura de los malls, creo que tampoco es oportuno discutir hoy el aplazamiento del plebiscito de octubre”.

José Miguel Insulza, en conversación con “El Diario de Cooperativa”, planteó: “Esto es un error, no veo a qué corresponde. Espero que después no se diga que la oposición es la que crea problemas políticos y arma líos, porque esto es completamente innecesario…yo no entiendo por qué lo hace (Blumel), no me parece prudente”.

En una afirmación que llegó como un matiz dentro del gobierno y la derecha, la vocera de La Moneda, Karla Rubilar, ante las inquietudes de la oposición, declaró que “nosotros estamos trabajando…para que el Plebiscito sea en octubre, que es el calendario que nosotros tenemos. Eso es así, y lo quiero decir de forma clara y categórica”.

 

 

Deja una respuesta