El homenaje del PC a Vladimir Ilich Lenin

Redes

Declaración por los 150 años del nacimiento del líder de la Revolución Rusa.

Equipo ES. 21/04/2020. Texto íntegro de la declaración de la Comisión de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Chile:

Lenin, un pensamiento vigente, a 150 años de su nacimiento

Este miércoles 22 de abril se cumplen 150 años del nacimiento de Vladimir Ilich (Ulianov) Lenin, uno de los más grandes revolucionarios de nuestra época. Su pensamiento teórico y realizaciones prácticas dirigieron la revolución proletaria en Rusia, conquistaron el poder para la clase obrera demoliendo el Estado burgués. Lenin interpretó el marxismo en la época en que el capitalismo en su desarrollo llegó a la etapa imperialista sumiendo al mundo en guerras y la brutal explotación de los pueblos coloniales, dependientes y también a la clase obrera de los países desarrollados.

El pensamiento de Lenin de luchar por la revolución de acuerdo a las condiciones de cada país, está plenamente vigente hoy cuando el capitalismo está destruyendo el planeta y pone sus intereses económicos y los de sus corporaciones por encima de la vida del hombre amenazado por pandemias.

Sus enseñanzas han sido una guía en el triunfo de no pocas revoluciones en el mundo, de la liberación de las colonias y la conquista de mayores niveles de independencia. Igualmente está presente en los avances y luchas de las nuevas sociedades que caminan hacia el socialismo. En efecto, inspirados en el pensamiento de Lenin, junto a la experiencia y dirección de sus líderes, las revoluciones triunfantes se abrieron paso en Asia, África y Latinoamérica, no exento de reflujos pero en una tendencia general positiva.

La revolución triunfante que dirigió Lenin permitió en su desarrollo derrotar al nazismo, el más peligroso y criminal engendro del capitalismo y, posteriormente, poner antes que nadie a un hombre en el espacio. Una sociedad atrasada con rasgos feudales se transformó en moderna a pesar de la enorme destrucción de vidas y recursos que significó aplastar a la bestia nazi, que hoy pretende levantar cabeza para salvar al capitalismo de su crisis.

En vísperas de la primera revolución rusa en el centro de la  actividad teórica de Lenin estuvo la elaboración de la doctrina marxista sobre el partido político del proletariado, el partido de nuevo tipo, como forma superior de organización de clase del proletariado, su destacamento de vanguardia. Este proceso se dio en permanente confrontación con las posiciones chovinistas que llevaron a los trabajadores a enfrentarse entre sí en las guerras de los capitalistas. Lenin, por el contrario, desarrolló el principio del internacionalismo proletario genialmente señalado por Marx y Engels en el Manifiesto Comunista: “Proletarios de todos los países uníos”. Luchó por mantener la independencia de clases, rechazó el oportunismo y la tendencia parlamentarista al margen de las luchas de los trabajadores: primero  la organización y la lucha, después el hemiciclo.

Al método metafísico de pensamiento y a la sociología subjetiva de los populistas, Lenin contrapuso la dialéctica marxista, en particular la doctrina sobre lo concreto de la verdad y la comprensión materialista de la regularidad del desarrollo de la sociedad, del papel de las masas populares, de las clases y de la personalidad en la historia.

En su trabajo “El Estado y la Revolución” Lenin pone de manifiesto el carácter del Estado como una dictadura de la clase económicamente dominante sobre la clase obrera y otras capas de la sociedad. El Estado burgués más democrático es, en el fondo, una dictadura en que el gran capital ejerce su dominio sutilmente o fuertemente en función de los intereses que explotan a los trabajadores, a las capas medias o a otros sectores de la pequeña y mediana burguesía, es una dictadura “sutil” apoyada en la ideología desarrollada por los medios, la educación, las religiones y las costumbres históricas. También es una dictadura brutal cuando están en peligro los intereses fundamentales del capitalismo. Nosotros en Chile tenemos amplia experiencia en el carácter clasista del Estado.

Muchas veces, al ganar una elección conquistando el poder ejecutivo, sectores de las masas proletarias pensaron que habían conquistado el poder. Nada más erróneo. El poder es mucho más que una Presidencia de la República, es el poder legislativo, la judicatura o poder judicial, la formación ideológica de las masas y, fundamentalmente, el aparato armado en que se ha sustentado el poder de la clase dominante. Lenin destruye las ilusiones de que las cosas están resueltas con una elección triunfante; el trabajo es mucho mayor, aunque dichos triunfos ayudan al avance de los revolucionarios.

Ponemos término a este homenaje al genial pensador y constructor con versos de nuestro poeta Pablo Neruda, muy conocidos y que hoy están plenamente vigentes en la conciencia de los comunistas chilenos:

Oda a Lenin

Lenin, para cantarte

debo decir adiós a las palabras;

debo escribir con árboles, con ruedas,

con arados, con cereales.

Eres concreto como

los hechos y la tierra.

No existió nunca

un hombre más terrestre

que V. Ulianov.

Gracias, Lenin,

por la energía y la enseñanza,

gracias por la firmeza,

gracias por Leningrado y las estepas,

gracias por la batalla y por la paz,

gracias por el trigo infinito,

gracias por las escuelas,

gracias por tus pequeños

titánicos soldados,

gracias por este aire que respiro en tu tierra

que no se parece a otro aire:

es espacio fragante,

es electricidad de enérgicas montañas.

Gracias, Lenin,

por el aire y el pan y la esperanza.

(Pablo Neruda, “Oda a Lenin” 1957)

Comisión Relaciones Internacionales

Partido Comunista de Chile

22 de abril 2020.-

 

Deja una respuesta

abril 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930