Los ventiladores mecánicos desde China, las cifras inexactas del Minsal, el instructivo sobre funcionarios públicos.

Miguel Lawner. Arquitecto. 19/04/2020. En noviembre de 2017, Piñera, maestro insuperable en equivocaciones, le atribuyó a Lenin la expresión: Miente, Miente que algo quedará.

Lo cierto que esta frase pasó a la historia como expresada por Goebbels, siniestro Ministro de Propaganda de Hitler, aunque investigaciones posteriores no han podido comprobar su veracidad. Como quiera que sea, solo nuestro inefable Piñera, podía atribuirla a Lenin.

Ayer sábado, las autoridades de nuestro gobierno quedaron al descubierto en varias mentiras y/o equivocaciones, francamente inaceptables.

  • Los ventiladores mecánicos donados por China:

Recordarán que yo, personalmente, envié sucesivamente 4 cartas abiertas al ministro Manalich, recordándole la solicitud formulada públicamente el 19 de marzo a la FACH, respecto al envío de un avión a fin de traer mil ventiladores mecánicos donados por el gobierno chino. Días después, el ministro no se arrugó para informar que la cifra real era sólo de 500 unidades.

Apremiado por la prensa poco después, Manalich declaró que los mentados ventiladores “estaban llegando a un ritmo prudencial, según explicó, por un tema de seguridad estratégica”.

Hoy el diario La Tercera, deja al descubierto las mentiras del ministro Manalich, ya que publica una entrevista a Xu Bu, embajador de China en Chile quién manifiesta textualmente lo siguiente: “No tengo información sobre la donación de 500 ventiladores que la parte china habría comprometido. Tengo entendido que algunas empresas chilenas están intentando comprar 500 ventiladores desde China, para donar al gobierno chileno y al Ministerio de Salud”.

  • Errores en la información del número de personas afectadas por el virus.

 Ayer la subsecretaria de Salud Paula Daza dio a conocer el noveno informe epidemiológico, sobre número de personas infectadas, fallecidas y dadas de alta en todo el país.

Las cifras resultaron alarmantes en algunos casos como el de la comuna de María Pinto en donde se comunicaba la existencia de 217 personas contagiadas, en circunstancias que, hasta la fecha, no se registraba ningún caso. Un caso análogo afectó a Pirque, que aparecía con 103 casos confirmados, en circunstancias que dos días antes solo tenía 12. Errores análogos se repitieron en otras comunas.

Apremiado por alcaldes y por la prensa para explicar las cifras que en algunos casos aparecían absurdas, el MINSAL bajó la página WEB tras 40 minutos de haberla publicado. La Subsecretaria y el Ministro aparecieron más tarde explicando que el problema se había suscitado por un error en una página del sistema Excel empleado para emitir el informe diario.

El caso más dramático afectó a la pequeña comuna de María Pinto, situada en la Región Metropolitana. La alcaldesa Jéssica Pinto señaló que “fue una situación tan grave que la respuesta de la subsecretaria no fue la que yo esperaba. Son demasiado los daños colaterales que esto causó”.

 Añadió: “lamentablemente en las redes sociales esto corre muy rápido y la gente comenzó a entrar en colapso, querían tomarse las calles y hacer barricadas”. Además, señaló que el error se produjo en día sábado, el único día de feria libre en la localidad y la población asustada se recluyó en sus casas, originando una pérdida irreparable a los feriantes por la ausencia de compradores.

¿Viajó alguna autoridad a dar explicaciones públicas a la misma localidad?

¿Habrían tenido semejante conducta si el error hubiera afectado a Las Condes o Vitacura?

3.- Normalización de las actividades del sector público y de los centros comerciales.

Ayer se dio a conocer un decreto por el cual el gobierno ordena el regreso al trabajo presencial de los funcionarios públicos, a partir de mañana lunes 20 de abril.

El rechazo a esta medida ha sido generalizado. La ANEF calificó de irresponsable la decisión del gobierno y anunció que sus dirigentes estarán en las puertas de cada institución advirtiendo a sus asociados los riesgos de semejante decisión. Por otra parte, los dirigentes de la ANEF dieron a conocer que todo el sector público está trabajando mediante turnos éticos y por vía remota-temporal.

Además, el Consejo Asesor COVID 19 señaló que no fue consultado al respecto y que la medida es contradictoria y puede crear falso ambiente de fin de crisis.

Por su parte, el Colegio Médico se sumó a estas críticas, señalando que tampoco fueron consultados, emitiendo un comunicado en el cual tildaron esta decisión como imprudente y contradictoria.

En contrario, la Cámara Nacional de Comercio, (léase los grandes centros comerciales), presentó un protocolo con medidas que apuntan a un regreso a las actividades, documento avalado por el gobierno y que despertó un repudio generalizado entre el personal de dichos centros comerciales.

En los hechos, el gobierno comparte la increíble expresión del Presidente de la Cámara de Comercio de Santiago, quién no tuvo escrúpulos en manifestar: “No podemos matar la actividad económica por salvar vidas”

Finalmente, recurriendo a su mejor estilo demagógico, la Ministra Karla Rubilar, vocera de gobierno, declaró lo siguiente: “No podemos arriesgar a tener un Estado que simplemente no funcione en beneficio de la ciudadanía”.

Estamos cruzando un momento decisivo de un episodio dramático en la historia de la humanidad, que nos encuentra, en el caso de Chile, bajo la conducción de un gobierno que no vacilará en priorizar la normalización de la actividad económica por encima de la salud de la población.

Confinados en nuestros hogares, debemos encontrar los caminos que hagan posible la expresión ciudadana tan abrumadoramente contraria a la conducción excluyente de la crisis, por parte del gobierno encabezado por el  magnate Sebastián Piñera.