Acusan a Intendente de Arica y Parinacota de falta de liderazgo y claridad

Redes

CORE Gary Tapia, denunció que pandemia de Covid-19 “evidenció déficits de funcionamiento que tiene el sistema de salud en la región”.

Yani Aguilar Paulsen. Periodista. Arica. 12/04/2020.  “Tuvo que venir una pandemia para evidenciar los graves déficits de funcionamiento que tiene el sistema de salud en la región”, nos dijo el Consejero Regional (Core PC), Gary Tapia. Además, denuncia que a la principal autoridad de la región le ha faltado carácter para exigir a la Directora del Servicio de Salud que sea diligente y transparente en la entrega de información, tanto a los funcionarios de salud como al gobierno regional, a propósito de la negativa a entregar implementos de protección y a la confusión generada con la compra de ventiladores mecánicos tras una solicitud mal hecha por el propio servicio, retrasando el urgente proceso de compra.

En diversas sesiones virtuales, el Gobierno Regional de Arica y Parinacota dispuso usar en total más 6 mil millones de pesos del presupuesto para afrontar los problemas que acarrea la pandemia, incluyendo la compra de ambulancias y una larga lista de equipos y mobiliario que hacían falta desde antes en el hospital. Emplear el 5% de Emergencia en canastas familiares, implementos de protección para los funcionarios de la salud y un programa de asistencia para adultos mayores. Y con el 6% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) convocarán a presentar proyectos con ideas innovadoras para reducir los impactos que deja el Coronavirus.

¿Qué resolvieron en el Gobierno Regional para enfrentar los efectos de la pandemia?

Hemos aprobado cuatro proyectos en las últimas sesiones virtuales, que tienen que ver directamente con la pandemia del Covid-19, del orden de los 2 mil 500 millones de pesos. El primero para adquirir equipamientos y mobiliario del hospital por mil 600 millones de pesos. Otro proyecto es para la compra de cinco ambulancias. El tercero, para la reposición de un RX portátil usado en la atención de pacientes en riesgo vital. Y, un cuarto proyecto para adquirir un equipo PCR de análisis de muestras que el hospital no tenía, razón por la que los exámenes de diagnósticos se enviaban a Antofagasta.

¿Cuándo se realizarán estas compras?

Como depende del Subtitulo 29, que es bien majadero porque hay que pedirle permiso a la Dipres (Dirección de Presupuesto) para que lo amplíen, no puede llegar y usarse. Con la plata que teníamos se compró rápidamente el RX portátil, que ya está instalado en el hospital,  y los insumos para el equipo PCR que permite hacer los exámenes de detección del coronavirus. Eso lo teníamos en la cuenta corriente del gobierno regional y eso se compró y ya está de hecho en Arica.

¿Cuántos equipos PCR compraron?

Un equipo y los insumos para poder implementar los otros dos equipos PCR que encontramos en la Universidad de Tarapacá (UTA), uno de los cuales ya está en funcionamiento desde el viernes (3 de abril). Ahora falta la certificación del ISP (Instituto de Salud Pública). Pero faltaban una serie de insumos, porque esos dos equipos estaban en el centro de alta investigación y el otro en Agronomía de la UTA. El problema administrativo hace que nos demoremos 2 semanas en que la Dipres (Dirección de Presupuesto) emita un documento para que se pueda ampliar el subtitulo 29, lo que permite recién hacer la compra. Igual fue rápido porque lo hicimos en 8 días lo que normalmente demora tres meses.

La destinación de estos recursos, ¿es algo que ya venían discutiendo hace un tiempo o surge ahora con la Pandemia?

Es totalmente nuevo.

Y ahí hicieron un largo listado que incluye hasta ambulancia y otros equipamientos que debió tener el hospital y no tenía.

Son proyectos que existían, pero que nunca habían sido financiados.

O sea, la asignación de la partida es nueva pero ustedes aprovechan que incluir proyectos que ya existían.

Tenemos un convenio de salud a 8 años por 72.500 millones de pesos que se firmó el año pasado, la verdad es que se ha avanzado re poco. Hay proyectos muertos en salud desde hace mucho rato. Tuvo que venir una pandemia para que evidenciáramos lo mal que está nuestro sistema de salud. Lo terrible es que tenga que morir gente para evidenciar cuan miserable es el aporte que se le hace a nuestro sistema de salud pública. Hay que asumir una autocritica como gobierno regional, más allá de que hemos dicho que la salud es primera prioridad. Cuando se estableció la estrategia regional, salud y educación, en estricto rigor, eso que está establecido como estrategia regional no se condice con la realidad porque en términos reales el aporte a salud es pobre, porque no llegan los proyectos, generalmente por temas administrativos. Pero aunque quisiéramos comprar todos los equipamientos, no se puede hacer en un año, tienes que esperar porque alguien en Santiago decidió que no se pueden comprar más implementos.

¿Qué fue lo que pasó con la compra de los ventiladores mecánicos?

Se nos presentó un proyecto para comprar en total 29 ventiladores mecánicos para adelantarnos a la situación que se puede presentar en la región conforme sigan subiendo los contagiados, y un número significativo de personas necesiten el tratamiento extremo. Aprobamos en tiempo récord esta compra, sin embargo, de esos 29 equipos, 20 son no invasivos y solo 9 invasivos, lo que produjo una polémica técnica en cuanto a la pertinencia de tener equipos no invasivos, que al parecer revierten el proceso de recuperación del paciente. Por una posible falta de precisión técnica de la directora del Servicio de Salud, Magdalena Gardilcic, hoy tenemos que solicitar una segunda opinión técnica al MINSAL para destrabar esta polémica. Este hecho desafortunado retrasó el proceso de adquisición, lo que es muy lamentable, que por falta de diligencia de las autoridades de salud regional los funcionarios políticos tengamos que asumir costos ante la ciudadanía.

¿Hay alguna indicación recibida desde el gobierno central para disponer de los recursos o que les enviaran adicionales?

La única disposición es la Circular 11 del Ministerio de Hacienda que dice que toda la plata que tenga la región en su cuenta corriente al 31 de marzo debe ser restituida para hacer frente a la pandemia. Ya nos sacaron lo que teníamos allí.

¿Y cuál fue el otro proyecto que aprobaron en el gobierno regional para enfrentar el Covid-19?

El del 5% de Emergencia del presupuesto regional que es una herramienta que tienen todos los gobiernos regionales para usar en estados de catástrofe, que es de fácil implementación administrativa. Hubo un largo debate de cuáles eran las necesidades. Se aprobó el día de ayer (6 de abril). La premisa es resolver no solo lo que tiene que ver con lo médico, como los respiradores mecánicos, sino también, resolver el problema social que acarrea la pandemia y que para nosotros es tremendamente relevante. Porque le estamos pidiendo a la gente que se quede en la casa, pero no estamos tomando en cuenta que esas personas no tienen para comer.

Le dimos prioridad a los efectos colaterales que trae aparejado el Covid-19. Son mil 740 millones de pesos en total, de los cuales 900 millones se destinarán para comprar canastas familiares. Se armará una comisión técnica para saber a quiénes y a cuántas familias se les entregará. En Arica hay más de 40 mil personas que están en el tramo del 40% más vulnerable del Registro Social de Hogares y 21 mil viven en alta vulnerabilidad. Hasta ahora el municipio ha comprado solo 900 canastas familiares.

Otros 300 millones de pesos serán para comprar implementos de protección personal de los funcionarios de la salud. Por la denuncia que nos llegó de parte de los gremios de la salud, la directora del Servicio de Salud estaría restringiendo el uso de estos implementos en circunstancia que existe stock en bodega. También habrá una comisión técnica para esta compra que el Gore hará en forma directa, y hemos solicitado que los gremios estén presentes como fiscalizadores directos de la distribución de estos.

Otros 150 millones de pesos para un programa de asistencia médica a adultos mayores en sus domicilios.

¿En qué consiste ese programa?

Se define el universo de adultos mayores de mayor vulnerabilidad a atender, se establece un contacto permanente con ellos, los detalles del programa también se evaluaran en una comisión técnica, pero lo importante es que podemos atender sus múltiples necesidades tanto medicas como sociales. Se llamarán por teléfono y habrá un médico a disposición para responder preguntas o bien visitarlos en sus domicilios.

¿El dinero, entonces, es para pagarle a los profesionales del programa?

Si, son varios profesionales que estarán monitoreando.

¿Y qué pasará con los trabajadores por cuenta propia, los feriantes, los taxistas, negocios del turismo que dejaron de percibir ingresos cuando la gente dejó de consumir por el confinamiento? ¿Se usará también el 6% del FNDR?

No habrá concurso regular este año del 6% FNDR, si no que una convocatoria con asignación directa de recursos a las mejores ideas o proyectos para combatir territorialmente el Covid-19, o bien para afrontar los daños colaterales que dejará la enfermedad en la población. Lo que se definió ayer en la sesión del CORE fue la implementación de mil millones de pesos para el sector privado y 300 millones para el sector público.  Por ejemplo, la gente podrá presentar proyectos para hacer una olla común o comedor solidario que beneficie a quienes perdieron su fuente de ingresos. No se aprobarán recursos para eventos culturales, pero sí se podrá pensar en un proyecto para proteger a los gestores culturales locales. Es el momento de inventar. Acá también se incluirá a los municipios rurales a los que se le asignarán recursos a cada uno, que les permitirá implementar comedores para adultos mayores o las iniciativas que ellos estimen convenientes para ayudar a su población.

¿Hay bases o formato para presentar estos proyectos?

Lo más probable es que se utilice el mismo formato del 6% FNDR, pero en definitiva va ser una convocatoria y los proyectos serán presentados al CORE por el intendente para su evaluación de asignación directa.

¿Cuándo se lanza esta convocatoria?

Ayer definimos la idea presupuestariamente y esta semana se juntan todas las comisiones. Ahora nos sentaremos a ver cómo lo implementamos, porque estamos cambiando todo.

Si en un año normal tenían problemas de ejecución presupuestaria, ahora con esta avalancha de ejecuciones, ¿cómo lo van a hacer?

No lo sé, porque están trabajando muy pocos funcionarios en el gobierno regional en forma presencial y el resto por teletrabajo lo que evidentemente ralentiza los procesos, pero además porque las obras que son el grueso del presupuesto regional dependen de cómo avance de la pandemia.

¿Saben cuántas son las personas de la región, de las pymes o trabajo informal, que se verán afectados con el cese de trabajos?

No tenemos catastro porque es una cifra negra, que será muy difícil catastrar rápidamente, que probablemente se va a empezar a levantar. Hablaba con una persona de la feria El Morro que vende ropa en la feria que ella misma la confecciona, y me decía que su local lo va a tener que dejar después de 15 años porque no puede pagar el local y a la persona que le ayuda. Este modelo económico que nos enseñó que esa es la forma de salir adelante, siendo emprendedor, le está mostrando que no funciona en crisis porque el nivel de vulnerabilidad de ese empleo es muy alto. O sea, el sistema falla un mes y fracasa todo, el segundo mes será pobreza y el tercer mes estará mendigando porque no tendrán qué comer.

¿Y para este grupo el Gore tiene alguna propuesta?

No tenemos ninguna en este momento, solo la canasta familiar. Y será para varios meses el drama. Hemos dejado algunos recursos en la transferencia de CORFO y de SERNATUR porque entendemos que saliendo de esta etapa de la pandemia vamos a tener que generar programas de incentivación económica local, orientado principalmente a las pymes de nuestra región. Se dejaron más de 500 millones para estos propósitos pero todo va depender de la evolución de esta crisis que nadie puede saber cuánto va durar.

Surge la duda si todos los proyectos que se presenten en torno a la convocatoria del 6%FNDR tengan que ver con el Coronavirus, porque básicamente es que la gente se quedará sin empleo cuando la pandemia ya haya pasado.

Eso depende de la evolución de esta crisis, si se resuelve pronto, probablemente quedaran recursos del 6% para un concurso, pero la primera prioridad es enfrentar la pandemia tanto en los aspectos de salud como sus efectos sociales.

¿Qué pasará con los 850 taxista locales que hicieron una petición de ayuda a las autoridades?

Tenemos una preocupación por ellos, y también por los buses escolares, los colectivos Arica-Tacna, los choferes de micros, y el conjunto de personas que con esta crisis les cambió su situación económica bruscamente. A ellos les pedimos que actualicen sus datos en el Registro Social de Hogares para que puedan beneficiarse de los distintos apoyos que están surgiendo desde el Estado.

¿Para qué horizonte temporal están calculando todas estas decisiones económicas?

Al haber una incertidumbre muy grande, vamos paso a paso. Por ejemplo, las canastas durarán 2 a 3 meses. Vamos a ir evaluando a medida que avance la complejidad de esta situación. No podemos invertir más allá de lo que está delante de nosotros. Más adelante podremos reconvertir nuevamente la destinación del 6% FNDR, según las necesidades.

¿Cómo ha sido el debate al interior del GORE, cual ha sido la relación política con el Intendente, ha habido dificultad para aprobar el uso de estos recursos?

Mucha, mucha dificultad. Se evidencia un nulo liderazgo del Intendente, Roberto Erpel, en la región en términos de enfrentar esta situación como corresponde. El no ha sido capaz de coordinarse con los distintos servicios públicos, existe un distanciamiento con la Municipalidad de Arica y el Gobierno Regional, lo que no puede ser. Tienes a un alcalde que llama a la cuarentena total y al Intendente por otro lado que anda circulando con casco de guerra en la Rotonda Tucapel. No hay una decisión clara de cómo enfrentar lo que está sucediendo. Se evidencia la falta de liderazgo del Intendente que imposibilita llegar con las soluciones a tiempo. Creo que se trató de ocultar lo que era evidente, que se venía para Arica una cosa compleja. La curva que empezó a aumentar desde el viernes pasado (3 de abril) ya es exponencial y demuestra de que había una mentira, que había ocultamiento de información o simplemente ignorancia para enfrentar el problema. Ahora tenemos una de las tasas altas de contagios, en relación al total país.

Perdimos la trazabilidad de los contagios del coronavirus, y no han estado los recursos para la salud. Aparte de la compra del Angiógrafo el año pasado, que fue gestionado por la agrupación de enfermos cardiópatas, no ha habido otro anuncio en salud, pese a tener vigente el convenio de traspaso a salud de los 72 mil quinientos millones de pesos, que no han sido prioridad para el jefe político de la región.

Deja una respuesta

abril 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930