Se reunieron con director nacional de Gendarmería. Los parlamentarios criticaron la utilización de la prisión preventiva como una “pena adelantada”.

Equipo ES. 10/03/2020. Los parlamentarios del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier y Carmen Hertz, manifestaron su alarma por el estado en el que se encuentran los 632 presos políticos que están privados de libertad por hechos enmarcados en el denominado estallido social.

Así lo hicieron ver al director nacional de Gendarmería de Chile, Christian Alveal, con quien se reunieron la jornada de este lunes 9, oportunidad en la que también plantearon su preocupación por la situación de menores de edad y mujeres a quienes se les ha aplicado la prisión preventiva.

El diputado Teillier detalló que “hemos venido a expresar nuestra preocupación por la situación de las personas que están con detención preventiva, que según el director de Gendarmería son más de 600 en todo el país y que muchas de ellas llevan varios meses. Nuestra preocupación es por cómo ellos están siendo tratados dentro de los penales, porque no están separados de los delincuentes comunes e incluso han sido ingresados como delincuentes y para nosotros ellos son presos políticos”.

De todas formas, el presidente del PC aseguró que “el director nos ha dado la tranquilidad que han sido tratados de buena forma, que en cierto modo los separan o tratan de que no se mezclen con los presos más peligrosos”.

Teillier agregó que “nosotros hemos abogados por los presos políticos, pues esa es su denominación más exacta y nos preocupa que sean pasado desde la justicia como delincuentes a la prisión preventiva…Hemos pedido la autorización para poder visitar a estos presos y lo vamos a empezar a hacer con un par de casos que se han dado en nuestros distritos, pero indudablemente esto va a significar una apertura para estar más relacionados con ellos”.

La diputada Carmen Hertz explicó que “la categoría de preso político no es una categoría jurídica, sino que es una categoría que tiene que ver con el relato que hay alrededor de estas personas que están en prisión preventiva. A nuestro juicio, la prisión preventiva se está transformando para quienes están vinculados a hechos que tienen que ver con el estallido social, en una pena anticipada. La prisión preventiva es un último recurso y aquí no ha sido aplicada de esa manera. Incluso los organismo internacionales de DDHH han señalado que la prisión preventiva ha sido utilizada en nuestro país como una forma de criminalizar la protesta social”.

“Es muy importante que la ciudadanía tome conciencia de que hoy se está aplicando la prisión preventiva como una pena anticipada, lo que es particularmente grave en el caso de niños y niñas que son enviados a recintos del Sename sin protección de ninguna naturaleza”, concluyó la parlamentaria.

 

Deja una respuesta