Dijeron que el gobierno está criminalizando al movimiento estudiantil.

 Equipo ES. 15/01/2020.Para las y los parlamentarios del Partido Comunista (PC), las solicitudes de los estudiantes secundarios de modificar el sistema de admisión a las universidades, garantizar el acceso a la educación y de que el Ministerio de Educación abra cauces de diálogo, “lejos de ser atendidas en su dimensión social, tuvieron la respuesta que el Gobierno de Sebastián Piñera ha acostumbrado: criminalizar, amenazar y acallar a la población”.

A partir de eso, la Bancada Parlamentaria de los comunistas, a través de un comunicado, rechazó “la presentación del Ministerio del Interior de una querella contra 15 estudiantes que intentaron tomarse la sede del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE)”. Se enfatizó que con esas acciones del gobierno, se busca “la criminalización de la protesta social en el marco de las justas demandas por un Chile menos desigual”.

En la declaración se señaló: “Los estudiantes pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) hicieron un llamado a terminar con el mecanismo de selección universitaria, que es la ejemplificación más clara de la segregación social existente en nuestro país. Además denunciaron la falta de diálogo por parte de la ministra de Educación y exigieron el retiro de las querellas por Ley de Seguridad del Estado contra los estudiantes que se manifestaron contra la PSU”.

Las y los legisladores del PC plantearon que la reacción del gobierno fueron las querellas que pueden terminar en aplicar sanciones a los estudiantes “con penas que van desde los 541 días hasta los 5 años de cárcel, lo que resulta absolutamente desproporcionado”.

La Bancada PC indicó en su escrito que “solidarizamos con los estudiantes de Chile que han sido un factor primordial para repensar el país que tenemos que construir. Han sido el motor de un proceso constituyente en curso, que deberá, entre otras cosas, establecer en forma eficaz y sin matices el derecho a la educación de nuestros niños, niñas y adolescentes”.

Días atrás, el gobierno de Sebastián Piñera, con un firme respaldo de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, anunció la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado en contra de dirigentes de la ACES (Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios) por las manifestaciones en contra de la aplicación del PSU para ingreso a las universidades. Ante eso, en esta declaración, las y los parlamentarios comunistas dijeron que “no es concebible que el Gobierno de Sebastián Piñera busque encarcelar a los jóvenes, mientras esconde bajo la alfombra las responsabilidades de quienes han propiciado las violaciones de los Derechos Humanos, cometidas especialmente contra una generación completa que ha puesto en jaque a este Chile desigual y a los defensores de las herencias de la Dictadura”.

 

Deja una respuesta