Secretario General de la entidad dijo que se defendió “con eficiencia el orden público” y no hizo alusión alguna a la masiva violación a los derechos humanos ocurrida en Chile.

Equipo ES. 09/01/2020. Un total respaldo entregó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a la acción represiva ordenada por el Presidente Sebastián Piñera en los meses de convulsión social en el país, y ejecutada por las Fuerzas Armadas (durante el Estado de Excepción) y fundamentalmente por Carabineros.

“Nosotros somos especialmente reconocidos del trabajo del Presidente Piñera en el marco del Estado de derecho, de la preservación de la democracia; ha defendido con eficiencia el orden público, al mismo tiempo, que ha tomado especiales medidas para garantizar los derechos humanos. Ese trabajo es reconocido por la organización”, aseveró el funcionario de la OEA.

De paso, comprometió esa opinión de parte de todos los países miembros, cuando varios gobiernos han expresado la preocupación por los sucesos ocurridos en Chile, particularmente en relación a la masiva violación a los derechos humanos.

Luis Almagro no hizo alusión alguna a los informes nacionales e internacionales que constataron y reportaron diversas y masivas violaciones a los derechos humanos de niños, adolescentes y adultos en todo el territorio nacional, con prácticas que fueron denunciadas y cuestionadas por organismos como la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos (DDHH) de la Organización de Naciones Unidas, Human Rights Watch, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de DDHH, y Amnistía Internacional.

El secretario general de la OEA fue recibido por Sebastián Piñera y el Canciller, Teodoro Rivera, en un salón del palacio presidencial de La Moneda.

En la línea discursiva diseñada por el gobierno chileno, Almagro también quiso imponer la tesis de intervención extranjera en el movimiento social y ciudadano chileno y expresó que hay “que hacer nada más que un seguimiento de las redes sociales y va a ver de dónde vienen muchos de los mensajes”.

El funcionario también se sumó a otro eje discursivo creado en La Moneda, del cual él estaba informado, y señaló: “Es reconocido también su compromiso (de Piñera) con promover una agenda social que genere nuevas oportunidades al pueblo chileno y que tengamos un contexto, un desarrollo progresivo de trabajo, con soluciones concretas para la pobreza y desigualdad”.

Durante todo el estallido social y ante las denuncias y reclamos por violación a los derechos humanos, haber sacado a los militares a las calles y no dar respuestas reales y de fondo a las demandas de la población, el secretario general de la OEA no dejó de respaldar a Piñera y al gobierno de derecha y, después de recibir reportes desde la Cancillería chilena, sintonizó con el discurso oficial de que fuerzas “poderosas” estaban desestabilizando a Chile y que había injerencia extranjera.

Luis Almagro, en esa línea, indicó que con el mandatario “hemos hablado de la situación de la Organización de Estados Americanos, de la necesidad de la continuidad y del fortalecimiento del trabajo de la organización”. Es sabido públicamente que sobre todo en 2019, ese trabajo estuvo destinado a buscar el derrocamiento del gobierno venezolano y apoyar la caída del gobierno boliviano, y generar un “eje de la derecha” en la región, donde actuaron de conjunto Piñera, Almagro, más los presidentes de Colombia (Iván Duque), Argentina (Mauricio Macri) y de Brasil (Jair Bolsonaro), secundados por mandatarios de países como Honduras y Paraguay.

Con la crisis generada en Chile, Sebastián Piñera se vio obligado a replegarse de su protagonismo en la región, pese a lo cual Luis Almagro, un reconocido político de derecha, continúa buscando la manera de darle su respaldo, como con esta visita a Chile.

Foto: Presidencia

 

Deja una respuesta