Unidad Social, la Comisión Chilena de Derechos Humanos y Unidad para el Cambio interpusieron acciones legales porque cercaron la Plaza de la Dignidad con mil efectivos policiales.

Santiago. 26/12/2019. A la Corte de Apelaciones de Santiago llegaron representantes del bloque Unidad Para el Cambio, que agrupa a las colectividades: Federación Regionalista Verde Social (FRVS), el Partido Progresista (PRO) y el Partido Comunista (PC), para presentar un recurso de protección en contra del intendente de la región metropolitana, Felipe Guevara, del ministro del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel y en contra de Carabineros por el “ocupamiento preventivo” de Plaza Italia del pasado viernes, que impidió toda manifestación en el lugar, como era ya costumbre entre la ciudadanía y provocó una fuerte represión con graves consecuencias.

El abogado Luis Cuello dijo que la estrategia de la Intendencia es “incompatible con un sistema democrático” y argumentó que la política empleada “es ilegal toda vez que se está saturando de policías la Plaza Italia con el objeto declarado de impedir que las personas se manifiesten y se reúnan”.

En tanto, el vicepresidente del PRO, Ricardo Godoy, señaló que “venimos a defender el derecho a la libre expresión, a la libre movilización y a expresarle nuevamente al Presidente de la República, al Intendente y al Ministro del Interior, que no sigan criminalizando la protesta social, que en lugar de avanzar con mayor represión, empiecen a responder de una vez por todas a las inquietudes que ha instalado la ciudadanía respecto a transformaciones profundas y estructurales respecto del modelo en que vivimos”.

Asimismo, el bloque Unidad Social y la Comisión Chilena de Derechos Humanos  presentaron una querella criminal en contra del intendente Metropolitano, Felipe Guevara, y el director general de Carabineros, Mario Rozas, en calidad de autores mediatos del delito de homicidio frustrado a Óscar Pérez y de reiterados delitos de lesiones graves y gravísimas en contra de distintas víctimas, en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago.

El presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta, indicó que “Chile está hoy día en la mira de la comunidad internacional y está siendo mirado como un paria de la comunidad internacional porque se está poniendo al margen de los principios y normas que informan el actuar, el devenir y el cumplimiento de los objetivos propios de las Naciones Unidas”  y agregó que “ la situación me permite recordar lo que sufrió nuestro país con la política de exterminio que aplicó la dictadura cívico-militar de Pinochet y que durante 17 años Chile fue un paria de la comunidad internacional”.

En tanto, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, sostuvo que “lo ocurrido el día viernes de la semana pasada marca un precedente no solo respecto del nivel de violencia, sino que también muy en línea con lo que el propio gobierno había señalado. Ellos hicieron los días previos, el propio intendente, declaraciones señalando que no iba a haber espacio a convocatorias no autorizadas, señalaron que ellos están llamados a resguardar el orden público”.

Y añadió que “por lo tanto, nosotros entendemos que desde el día uno hasta el día 60 seguimos en el mismo discurso por parte del gobierno. Que esto no es un problema de crisis social, sino que ellos insisten en que este es un problema de orden público y donde cada día se ven mayores y más sistemáticas acciones de violaciones a los derechos humanos”.

Asimismo, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, aseveró que “fuimos directamente agredidos sin mediar absolutamente ninguna acción de nuestra parte que lo justificara ni cercanamente, incluso en la vereda, ni siquiera en la calle o en la acera de circulación de vehículos. Por lo tanto, creemos que todos los fundamentos para hacer acciones nacionales e internacionales, si fuera el caso, son absolutamente justificadas”.

 

Deja una respuesta