Atropellaron a un manifestante con dos carros policiales. El joven está hospitalizado con fractura de caderas. Volvieron a atacar a equipo de Telesur. Siguen querellas por disparos de lacrimógenas.

Equipo ES. 21/12/2019. Una de las jornadas más represivas desde que estalló el movimiento social se vivió este viernes en la Plaza de la Dignidad. Más de mil efectivos de Fuerzas Especiales fueron dispuestos por la Intendencia Metropolitana con la amenaza de que habría tolerancia cero para los manifestantes. Los miles de asistentes de igual manera llegaron a las ya tradicionales convocatorias de los viernes y la furia policial se desató.

Los carros que lanzan agua y gases estuvieron más desatados que nunca. Acelerados iban por las calles en medios de centenares de personas, hasta que uno de los zorrillos (lanza gases) atropelló a un manifestante y lo aplastó contra otro carro lacrimógeno. Las imágenes del joven entre ambos móviles fue transmitida en vivo por la televisión y fue grabada desde varios ángulos por los reporteros en terreno, por lo que las imágenes se viralizaron rápidamente en redes sociales.

El brutal ataque dejó al Óscar Pérez de 20 años con fracturas múltiples, por lo que fue trasladado a la ex Posta Central y posteriormente a la Clínica Las Condes debido a la gravedad de las lesiones. “Al momento de su ingreso, se constató la fractura de ambas caderas, por lo que fue estabilizado en recuperación, para posteriormente pasar a observación”, confirmó el recinto de salud público en un comunicado.

El carabinero que manejaba el carro fue identificado y será formalizado por la Fiscalía Centro Norte como autor de cuasidelito de lesiones graves. Se trata del cabo Mauricio Carrillo Castillo quien conducía el carro J-023 que impactó al joven.

Esta situación generó un alto repudio e incluso se pidió la salida del general director de carabineros, Mario Rozas y en contra del intendente metropolitano, Felipe Guevara. Mediante un comunicado el Partido Socialista, indicó que “el acto de violencia extrema e inaceptable contra el joven Óscar Pérez, da cuenta del absoluto y total descontrol del actuar de las Fuerzas Especiales de Carabineros. El general Rozas tiene directa responsabilidad en estos hechos condenables y, por tanto, su permanencia en el cargo se hace insostenible”.

Y agregó que “exigimos que se destituya de forma inmediata al general director. Asimismo exigimos la renuncia del intendente Felipe Guevara, debido a que el Gobierno no ha logrado comprender aún la profundidad de la crisis”.

Asimismo, el jefe de la bancada de diputados de la Democracia Cristiana, Gabriel Ascensio, expresó que “la responsabilidad del intendente, tiene que ser una responsabilidad que se ejerza realmente. No concibo un intendente con ese nivel de reacción emocional y mental como autoridad de una zona tan importante como la (Región) Metropolitana. A juicio mío, en términos personales, creo que el intendente tiene que renunciar, no hay otra opción, no existe otra opción”.

En la misma línea, el presidente del Partido Progresista, Camilo Lagos, quien recibió un balín en su pierna cuando se manifestaba este viernes, apeló además a la responsabilidad del ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

“La represión que vimos en Plaza Dignidad nos retrotrae a los peores tiempos de la dictadura. Creo que en estos 30 años nunca habíamos visto tal nivel de violencia de parte de Carabineros de Chile, tan nivel de represión con balines, gases, agua y una violencia inusitada. Eran cientos y cientos los Carabineros que copaban Plaza de la Dignidad y las calles aledañas tratando de hacer encerronas y no permitir ningún tipo de manifestación”, apuntó.

Y añadió que “en lo personal, en Seminario con Providencia recibí un balín en la pierna mientras acompañaba a un grupo de manifestantes que simplemente gritaban y tocaban cacerolas. Estamos ante niveles de represión inauditos y creo que todos los actores políticos hoy tienen que ser categóricos y exigir la renuncia inmediata de Blumel y del Intendente Guevara”.

Debido a la negativa del intendente metropolitano, Felipe Guevara, en seguir autorizando las manifestaciones, los dirigentes de Unidad Social, Esteban Maturana (Confusam) y Esteban Silva (“Chile mejor sin TLC”), anunciaron una querella en contra de la autoridad por  “delitos contra la Constitución, cuasidelito de homicidio y uso de caballos como instrumento de represión”.

“Dado los hechos que hemos asistido el día de ayer, vamos a querellarnos contra el Intendente de la Región Metropolitana y nos vamos a querellar por haber hecho uso de la fuerza con un sentido de terrorismo de Estado y criminal, incluso podemos acusarlo de cuasidelito de asesinato”, dijo Maturana.

En tanto, Silva indicó que “casi el equivalente a un ejército de ocupación sobre territorio extranjero, es decir, está ocupando territorialmente plazas y calles que son de todos y todas los chilenos que tenemos el derechos a circular libremente”.

Ataque a la prensa

Pero esos no fueron los únicos ataques que realizaron los uniformados, ya que durante la jornada de movilización nuevamente el equipo de Telesur en Chile fue agredido. La periodista Paola Dragnic junto al camarógrafo Italo Retamal volvieron a ser agredidos por personal policial. Cabe recordar que el lunes cuando estaba transmitiendo en vivo desde la Plaza de la Dignidad fueron empujados y sacados del lugar por casi cien efectivos de Carabineros.

Esta vez ambos profesionales fueron empujados, golpeados y roseados con gas pimienta en sus caras.

Denuncia en Talcahuano

En el Juzgado de Garantía de Talcahuano se interpuso una querella a favor de un estudiante de 16 años, quien el pasado 6 de noviembre fue herido en el ojo por una bomba lacrimógena disparada por Carabineros.

La abogada del Comité 19 de Octubre, agrupación que asesora a las víctimas de represión policial, detalló que la denuncia es “por lesiones graves gravísimas”. Asimismo, la madre del adolescente confirmó que su hijo perdió casi totalmente la visión en un ojo.

Deja una respuesta