Es un plan piloto que beneficiará a 43 vecinos por el momento. “Usted me presta su techo y a cambio le permito que usted no pague electricidad nunca más”, dijo Daniel Jadue.

Santiago. 09/12/2019. La Municipalidad de Recoleta no para con sus iniciativas de carácter popular. A las farmacias, ópticas, librería, universidad, disquería y a la inmobiliaria se sumará la energía popular. Hasta el momento es un proyecto piloto que beneficiará a 43 vecinos de seis hogares, quienes a través de cinco paneles solares de 400 watts cada uno, instalados en sus techos, podrán contar con energía absolutamente gratuita. La idea es que en cinco años sean 500 los hogares beneficiados del 50% más vulnerable de la comuna.

“Vamos a instalar un sistema fotovoltaico que va a generar, con batería incluida, mucho más energía de lo que los vecinos requieren. Le van a entregar energía a la red y nos permitirá hacer que la gente pueda vivir sin pagar electricidad”, explicó al diario Publimetro, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue.

En la primera etapa serán prioridad para instalar este nuevo sistema los adultos mayores y sobre todo quienes sean electrodependientes, ya que podrán contar con 4 mil 500 watts por hora sin problemas durante toda la noche y sin sufrir ante algún corte de luz inesperado.

Cada hogar favorecido posee la energía suficiente para marchar plenamente durante el día, por ejemplo, podrán tener refrigerador, televisores, lavadoras y hervidores, funcionando. Durante la noche como no hay energía solar comenzará a funcionar la energía convencional, sin embargo, los vecinos pagarán cero pesos, porque según explicó Jadue, «(La municipalidad) se queda con la titularidad del empalme y el medidor. Por tanto, lo que el vecino inyecte a la red, el municipio se lo va a descontar de la cuenta de luz pública», indicó.

Y agregó que «si la comuna requiere generar energía para ayudar a la gente con sus cuentas, necesita terrenos donde generarla, y acá no hay donde. ¿Qué hacemos? vamos donde los vecinos y les decimos: ‘usted me presta su techo y a cambio le permito que usted no pague electricidad nunca más’”.

Hace un año la comuna está trabajando en este proyecto y ya cuentan con un proveedor directo los suministros, partes y piezas que se traen desde el extranjero. Y la empresa mantenedora que se adjudicó el proyecto, contratará a miembros de las comunidades educativas de la comuna e Innova Recoleta. Producto de ello se abarataron los costos que  hoy cuestan 2,1 millones de pesos, frente a los 3,9 millones que cuesta normalmente.

“La idea es reducir la dependencia de las vecinas y vecinos hacia los grandes empresarios eléctricos que hasta hace poco actuaban de manera totalmente oligopólica y que abusan con unos cobros absolutamente elevados y unas de las energías más caras del planeta”, apuntó el jefe comunal recoletano.

 

Deja una respuesta