Funeral de aguas orientales y nocturnales. Funeral de vate mayor y tiempo indescriptible. Funeral de canciones desesperadas,  libertarias.

Gonzalo Moya Cuadra

Licenciado en Filosofía

24/09/2019. El funeral del Poeta fue como los funerales de todos los poetas de la Tierra. Funeral de pueblo pobre y humillado. Funeral de proas invisibles e invencibles. Funeral presuroso sin flores de primavera. Funeral cantado y desalojado. Funeral de sueños truncados. Funeral de bardo austral y universal. Funeral ornado de piedras escarlatas  de la América sufrida. Funeral arcano, sin doncellas ni estrellas. Funeral castigado y mancillado. Funeral devastado, azotado. Funeral sin Matilde ni la Hormiga. Funeral sin amantes clandestinas. Funeral de gargantas agobiadas y valientes.

El funeral del Poeta fue como los funerales de todos los poetas comunistas. Funeral solitario y solidario. Funeral de tiempo triste. Funeral de aguas orientales y nocturnales. Funeral de vate mayor y tiempo indescriptible. Funeral de canciones desesperadas,  libertarias.

El funeral del Poeta fue como los funerales de todos los poetas populares. Funeral amargo como la vida del Hombre y corriente como sepulcro de amores cotidianos. Funeral resguardado por el pueblo lejano y cercano, el pueblo imbatible de semblante mortal en calles temerosas. Funeral de vates y peces inmortales. Funeral de preguntas temblantes y respuestas atormentadas.

El funeral del Poeta fue como los funerales de todos los poetas otoñales. Funeral de ternuras inesperadas y soledades deseadas. Funeral sin fronteras. Funeral de mares tempestuosos y mascarones con rostros de océanos enfermos. Funeral de pontos arcaicos. Funeral de verbos hieráticos. Funeral dormido en  el silencio, sobre palabras ausentes.

El funeral del Poeta fue como los funerales de todos los poetas de la Tierra, entre pétalos y peces prehistóricos. Así fue el funeral de Neftalí Reyes. Así fue el funeral del Poeta que duerme  incansable, el funeral del Poeta que sigue  escribiendo palabras acuosas, presentes y candentes. Así fue el funeral del Poeta soñador de despertares nupciales, del Poeta que presintió el rumor metálico de la desesperanza.  El Poeta de palabras lentas y sollozantes. El Poeta de sentimientos implacables y providenciales. El Poeta amoroso. El Poeta político.  Así fue el funeral del Poeta Pablo Neruda.

Deja una respuesta