“Nos estamos quedando sin tiempo, pero aún no es demasiado tarde”, sostuvo António Guterres. “Esto está todo mal”, dijo Greta Thunberg.

Agencias. 23/09/2019. En New York se desarrolla la Cumbre Acción Climática 2019 que reúne a jefes de gobierno y Estado de 60 países, representantes del sector privado, de la sociedad civil y autoridades locales. La idea es que los países adopten mayores compromisos de cara a alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, reducir las emisiones contaminantes, y aumentar sus ambiciones en relación con metas trazadas.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dio el vamos a la cita y reconoció que se está perdiendo la carrera contra el cambio climático, sin embargo, indicó que todavía hay tiempo de actuar. “Nos estamos quedando sin tiempo, pero aún no es demasiado tarde”, sostuvo.

Y agregó que “la emergencia climática es una carrera que estamos perdiendo, pero es una carrera que podemos ganar. La crisis climática está causada por nosotros y las soluciones deben venir de nosotros. Tenemos las herramientas: la tecnología está de nuestro lado”, manifestó Guterres.

El diplomático también aseguró que urge crear un modelo más justo de desarrollo si se quiere enfrentar el cambio climático, y agradeció a los jóvenes por su liderazgo en esto.

En ese marco, la activista adolescente, Greta Thunberg, abrió su exposición con una condena a los líderes mundiales por no tomar medidas decididas para combatir el cambio climático.

“Esto está todo mal. Yo no debería estar aquí. Yo debería estar en mi escuela, al otro lado del océano. Son ustedes los que han acudido a los jóvenes en busca de esperanza. Cómo se atreven. Ustedes me han robado mis sueños, me han robado mi infancia, con su retórica hueca”, apuntó en contra de los mandatarios presentes y añadió que “venir aquí a decir que están haciendo suficiente. Dicen que nos escuchan, que entienden la urgencia, pero si realmente entendieran la situación no estarían sin hacer nada. No quiero creer que no actúan por maldad”.

En ese marco, numerosos líderes mundiales prometieron hacer más para frenar el calentamiento mundial, aunque al mismo tiempo reconocieron que sus metas podrían no ser suficientes. Los jefes de Estado de Finlandia y Alemania prometieron prohibir el uso de carbón en espacio de una década.

Donald Trump es uno de los mandatarios más controvertidos en materia medioambiental y anunció que no asistiría a la cita, sin embargo, llegó de manera imprevista, pero se quedó entre el público y solo escuchó la exposición de la canciller alemana, Angela Merkel, y luego se retiró justo cuando comenzaba un panel encabezado por el Presidente de Chile, Sebastián Piñera.

 

Deja una respuesta