“Mercado de Concepción en la mira de El Mercurio” se titula artículo del destacado arquitecto donde llama a salir al paso a intentos de privados e inmobiliarias.

Miguel Lawner. Arquitecto. 27/0872019. En la portada de su edición del sábado 24 de agosto reciente, El Mercurio publica una foto que titula así:“Mercado en ruinas desluce el centro de Concepción”. Con su tradicional astucia y mala fe, añade: “El comercio ilegal y los sitios eriazos rodean a la manzana más cara de la ciudad”.

El edificio fue afectado por un incendio en marzo del 2013, que ya entonces, incentivó al Decano para promover su demolición. Afortunadamente logramos, un mes más tarde, su rápida declaratoria como Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico, lo cual frustró los planes del Alcalde de la época y las Inmobiliarias para densificar la manzana mediante la construcción de dos torres de vivienda y oficinas.

Al fundamentar su declaratoria, el Consejo de Monumentos Nacionales señaló lo siguiente: “El edificio  fue construido en 1940 y se emplaza en el sector céntrico de la ciudad de Concepción, ocupando casi la totalidad de la manzana. Luego de los terremotos de Talca y Chillán de 1928 y 1939 respectivamente, se dio inicio a la reconstrucción desde el Estado, el que introdujo las nuevas ideas de la Arquitectura Moderna en toda la región y el país, con construcciones de carácter público.

En respuesta al desastre, se construyeron obras de uso popular, en algunos casos a través de concursos públicos de arquitectura, en el caso particular del Mercado de Concepción los ganadores del concurso fueron los arquitectos Ricardo Müller y Tibor Weiner.

El edificio emplazado en el sector céntrico de la ciudad, corresponde a un inmueble construido en reemplazo del antiguo Mercado de impronta neoclásica, afectado a causa del terremoto de 1939.

La construcción del nuevo mercado supuso una gran obra de ingeniería que incorporó diseño antisísmico en una estructura de hormigón armado de grandes proporciones, que consistió en una bóveda con forma parabólica emplazada en la parte central de la manzana en dirección poniente a oriente. Esta estructura contiene, conformando la línea continua de la fachada, un segundo volumen de dos niveles de proporción horizontal, en que se ubicaban los locales comerciales que daban al exterior”.

El Mercado de Concepción, es un ícono de la arquitectura moderna en Chile. Su esbelta estructura de vigas parabólicas en hormigón armado, permite cubrir una luz de 50 metros de ancho sin un solo elemento estructural al interior. Se complementa con un hermoso juego de viguetas y diagonales de hormigón, que se mantiene intacto, tal como puede observarse en la fotografía adjunta, a pesar de los terremotos e incendios soportados a lo largo de su historia. Es una obra imponente y su demolición sería un nuevo atentado a nuestro escuálido patrimonio arquitectónico.

El gobierno chileno anunció ayer un programa por casi US$600 millones para acelerar obras de infraestructura y estimular la economía en medio de un lento crecimiento y un complejo escenario externo.

Si imperara la sensatez de velar por el bien común, como lo hicieron todos los gobiernos de Chile durante el Siglo XX, hasta el golpe militar de 1973, la reconstrucción del Mercado de Concepción debiera ser prioritaria en este plan de reactivación económica, contribuyendo a recuperar para los penquistas un tesoro patrimonial tan valioso.

Instamos a las instituciones académicas y artísticas de la Zona a impulsar con fuerza esta iniciativa.

Deja una respuesta