“La Central no va a estar disponible nunca a avanzar ni a avalar ningún proyecto de ley que permita  el control pleno de los empleadores por sobre los trabajadores”, apuntaron.

Santiago. 09/08/2019. La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) hizo una categórica declaración frente a la arremetida del proyecto del gobierno que busca “flexibilizar” las jornadas laborales.

En conferencia de prensa, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, en el marco del desarrollo del Consejo Directivo Nacional Ampliado (CDNA), dejó de manifiesto el desdén del Ejecutivo hacia los trabajadores y trabajadoras del país toda vez que estos proyectos y otros que están en curso, no han sido conversados por todos los actores del mundo del trabajo.

“El Gobierno no se sienta con los actores del mundo del trabajo a discutir estas materias. El diálogo social se construye entre todos, pero no puede ser que el Gobierno haga anuncios y no discuta con ningún actor sindical”, dijo Figueroa.

Es por ello, que la CUT no solo se sumó a la protesta nacional del próximo jueves 5 de septiembre, convocada junto a más de 50 organizaciones sociales que conforman la plataforma “Unidad Social –en la cual participa la Central- también llamó a los trabajadores y trabajadoras del país a sumarse a una protesta para el próximo miércoles 21 de agosto: “Es una acción de movilización fuerte contra el Gobierno y un llamado de atención al Parlamento respecto del debate que se está dando”, explicó la líder de la multigremial.

En la declaración la CUT apuntó que “el acto desesperado del Gobierno de presentar una indicación a su proyecto de flexibilización laboral introduciendo la opción de una jornada laboral de 41 horas promedio semanal, no hace más que engañar y mirar con desdén la inteligencia colectiva de los trabajadores”.

“Una indicación como esta aumentará la jornada diaria, empeorando aún más las ya precarias condiciones laborales de los trabajadores. En la práctica, este proyecto restituye el poder de los empresarios de hacer y deshacer en lo referido a las relaciones laborales en Chile porque se sustenta en el supuesto falso de que los trabajadores – de manera individual – podemos negociar en igualdad de condiciones con los empleadores”, agregó.

También, se refirió al proyecto de ley que pretende reformar la Dirección del Trabajo. “Es parte de esta ofensiva anti sindical, demostrando que en materia laboral, este gobierno, tiene un solo gran objetivo: Quitarle poder negociador a los sindicatos y debilitar la dirección del trabajo como institución garante de la defensa del más débil en la relación laboral. Estamos ante la mayor ofensiva contra los trabajadores vista en los últimos 40 años”, concluyó la declaración de la multisindical.

Deja una respuesta